Cultura y Espectáculos

El Festival de Música de Canarias logra un superávit de 53.000 euros en 2018

Las Palmas de Gran Canaria, EFE
3/abr/18 13:16 PM
eldia.es
Jorge Perdigón e Isaac Castellano (d)./EUROPA PRESS

El Festival Internacional de Música de Canarias ha logrado un superávit de 53.000 euros en 2018, tras haber cerrado su anterior edición con un déficit de casi medio millón de euros, han anunciado hoy su director, Jorge Perdigón, y el consejero de Cultura, Isaac Castellano.

En una rueda de prensa, Perdigón y Castellano han expresado su satisfacción por los resultados obtenidos, que han permitido sentar las bases para mejorar la programación de siguientes ediciones y, en concreto, la de 2019 contará con orquestas "muy importantes", dos conciertos semanales y mayor financiación.

El festival de 2018, que incluía en su programación a seis grandes formaciones sinfónico-corales y de cámara, recaudó en concepto de abonos y entradas un total de 473.746 euros, frente a los 350.167 euros ingresados durante la edición anterior.

Este año, los 31 conciertos programados por el festival han atraído a 16.411 espectadores, mientras que en la edición de 2017 los asistentes fueron 30.666, pero en 88 espectáculos y la tercera parte de ellos sin pasar por taquilla (con invitación).

Castellano ha recalcado que la edición celebraba suponía un "reto" tras la caída de público del anterior y el déficit presupuestario que dejó, 478.000 euros, y su objetivo era recuperar "uno de los acontecimientos culturales más importantes, si no el más, de las islas".

El consejero ha precisado que las cifras que presenta aún son provisionales y que el superávit logrado puede ser mayor porque están pendientes de si se recibe una subvención del Ministerio de Cultura a través del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música.

En total, se celebraron 31 conciertos entre el 11 de enero y el 23 de febrero, cinco gratuitos, a los que acudieron 16.141 espectadores, de los cuales 1.608 fueron estudiantes de conservatorios y escuelas musicales que, por primera vez, pudieron asistir con una tarifa especial de tres euros.

Además, Castellano ha hecho hincapié en que se ha reducido el número de invitaciones, ya que en la anterior edición llegaron al 32 por ciento de las entradas y en este pasado han bajado al 15,52 por ciento.

El consejero ha confiado en poder ofrecer una programación más completa el próximo año, cuando espera contar de nuevo con patrocinadores privados, beneficiarse de los incentivos fiscales del Régimen Económico y Fiscal de Canarias y cerrar con antelación el programa, lo que abaratará los contratos y facilitará la venta de entrada.

Perdigón ha recalcado que el trabajo ha sido "muy complicado", porque fue contratado como director cuando solo quedaban cuatro meses para que comenzara el festival, y ha calificado de "muy positivo el balance".

El coordinador del festival ha destacado de la edición celebrada la presencia de la Filarmónica de Múnich, la Orquesta de Cámara de Viena, la Filarmónica de Novosibirsk con el estreno de "Iván El Terrible", y el Cuarteto Klengel, además de las dos grandes orquestas canarias, entre otras formaciones.

Además, actuaron destacados directores de orquestas españoles como Pablo Heras-Casado, César Álvarez o Guillermo García-Calvo, así como solistas como los pianistas Alexei Volodin y Javier Perianes, el violinista ruso Sergej Krylov o el pianista Iván Martín.

Tras Gran Canaria, con 6.258 espectadores, la isla que más público congregó fue Tenerife, con 5.145, seguida de Lanzarote, con 1.600.

Fuerteventura, que este año acogió el concierto inaugural del festival, tuvo 1.492 espectadores; La Palma, 837; El Hierro, 381; La Gomera, 246 y La Graciosa, 180.

El consejero ha señalado que el público que reunió Fuerteventura fue menor al esperado, pero ha recalcado que la programación en esa isla respondió a la apuesta del Gobierno por acercar este certamen a las islas no capitalinas, una intención que mantendrá.

Castellano también ha elogiado el trabajo realizado por Jorge Perdigón al frente de festival y ha reconocido que su deseo es "que permanezca" como responsable de este evento.