Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Piden rechazar un protocolo que estigmatiza a personas con trastorno mental leer

Una jornada maratoniana

Las dos pasarelas instaladas en el recinto ferial, con motivo del Festival Internacional de Moda, acogieron ayer 26 desfiles.
M.M.
2/abr/17 0:37 AM
Edición impresa

Los más pequeños fueron ayer los encargados de abrir los desfiles de la tercera jornada de la Feria Internacional de la Moda. Bibabu resaltó la moda baño con bombers de motivos vegetales mientras los cuadros vichy se llevan a trajes y chaquetas de corte cuadrado. Monkey Loones propuso pantalones de patente ancha y algodón colorido.

Un canotier da las primeras pinceladas francesas que plantea Abuela Lala; los flecos de seda ribetean un vestido de volante en el pecho y los madroños los de corte camiseta. Javilar Kids siguió la línea del calado, que es posible junto a las gasas con aguas y textura de acuarela. Los tejidos metalizados de Oh Soleil! aparecieron en braguitas y bañador, mientras los volantes se vistieron de estampados tropicales; la pasamanería flúor perfiló los volantes más divertidos. El Obradoiro de Martina -finalista en el Premio Nacional de Artesanía- jugó con calado y bordado hecho a mano en La Palma.

Atrapando los sueños de La Espinita, las plumas y hojas se dibujaron en fondos sepia para encontrarse con algodones verdes caqui y figuras tribales. Mariposas, encajes y volantes pusieron color mientras las "chiquitinas" mostraron la primera colección de la firma Amarca Kids; las transparencias no perdieron la inocencia con el plumeti.

Con la Caja Negra al completo, llegaron las bandoleras, clutchs, collares y pendientes de Magdala con rafias, conchas y fornituras en mate. El sonido del viento trasladó al público hasta los metales preciosos que bañaban las formas que crea Silver Point hasta llevarlas a las joyas. La sofisticación se vistió de verde agua, malva casi rosa y blanco; plumas tintadas en la cabeza con By Loleiro, quien cubre los brazos con guantes de piel con cristales para levantar a todo el recinto. Hojas, colores vivos, resinas con formas, plásticos suaves y flecos son las propuestas que mostró Roselinde con su colección "Instinto Salvaje".

La historia del Taj Mahal narrada con delicadeza fue la antesala de la suavidad de la seda, el brillo de los cristales y piedras semipreciosas de Maharani. Armazones que forman las espirales de NOK se vistieron de plumas negras para resaltar los cristales dibujados, las piedras semipreciosas y metales cuidados llevados a todas las joyas posibles para entusiasmar a hombres y mujeres.

La voz de Olga Cerpa amenizó el paseo por Lisboa que regaló el diseñador Juan Carlos Armas, con el derroche de elegancia y sensaciones para mujeres que apuestan por la fuerza de su belleza en las doce salidas que ofreció el maestro de la aguja y el dedal, complementando sus creaciones con las argollas del artesano Juan Gil Melián.

Uno de los desfiles más esperados, afianzado año a año, permitió apreciar la importancia de la artesanía llevada a la moda. Las lágrimas -plata- de Anastasia cayendo desde las orejas, los metales se esmaltan para vestir el cuello mientras las flores están en la cabeza. Las fotos con más historia dieron paso a los diseños que presentaron Klaudia Kurzwell; la artesana apostó por cortes limpios, materiales variados y formas sugerentes. Sedas dibujadas, gasas monocromas, cuerpos y fulares de Mil Colores Design Tf sorprendieron con la sutileza y el encanto. La trama perfecta, los materiales cuidados, el dibujo preciso y las ideas brillantes hicieron de los colores calderos, amarillos y los rosas malvas piezas únicas hechas a mano por Trama Textil.

Una puesta en escena pensada para sorprender con coreografías provocó que lo que ha creado DV Bisutería no dejara a nadie indiferente; para ello usó todo tipo de materiales. Espejos llevados a todas las joyas son "El Secreto" del mundo, colores vivos, collares a modo de bufanda o corbata, hebillas redondas o los broches cuadrados y los anillos que comprometen o no, de la artesana italiana Agostina Santini. Lonas dibujadas, cinturones de vehículos y la madera de los palets tomaron una segunda vida con el diseño, tecnología y sostenibilidad que le pone Redisain.

El futbolista Pablo Sicilia abrió la pasarela de caballero luciendo camiseta y bañador combinado de Knot Company para continuar otros deportistas -Ferino V y Cheick Dioum-, así como modelos profesionales. El hombre joven y actual llegó de la mano de la firma Hutton que también mostró su propuesta en moda baño. Hasta Egipto trasladó Néstor Rodríguez al público para mostrar los trajes de cortes exactos calzados por el zapatero Abraham Zambrana.

Se escuchó el rastro de las piedras que se bordan en el tul de seda con blonda que muestra Sedomir Rodríguez de la Sierra, para pasar al corte midi en el mismo tejido y en flecos de canutillo brillante. La evolución sugirió que el azul coge el relevo como el nuevo negro, sin dejar de lado la elegancia del blanco roto... Cierran el sábado 10 propuestas y un hasta mañana.