Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Tenerife no pudo con el Córdoba (1-1) leer

La Casa de los Árboles

Dulce Xerach Pérez
18/oct/15 6:49 AM
Edición impresa

Conozcamos un poco qué es lo que está sucediendo en la arquitectura de Vietnam de la mano de unos arquitectos que están reinventando la mezcla de la naturaleza con los lugares que habitamos.

Permítanme que les hable de Vo Trong Nghia Architects, estudio fundado en 2006, líderes en Vietnam, con oficinas en Ciudad Ho Chi Minh y Hanoi. En su oficina trabajan más de 60 arquitectos internacionales, ingenieros y personal en estrecha colaboración en proyectos culturales, residenciales y comerciales en todo el mundo.

Experimentando con la luz, el viento y el agua, y mediante el uso de materiales naturales y locales, Vo Trong Nghia Arquitectos emplean un vocabulario de diseño contemporáneo para explorar nuevas formas de crear arquitectura verde, pensada para hoy, para el siglo XXI, mientras que mantienen la esencia de la expresión arquitectónica de Asia.

Especialmente me parece fascinante, por su sencillez y belleza, uno de sus últimos diseños, la Casa de los Árboles. Son unas casas encajadas dentro de un sitio difícil, como si fueran cinco cajas colocadas de manera que crean entre sí un patio central y pequeños jardines en medio. Las casas se abren a ese patio central con grandes puertas acristaladas y ventanas, de manera que la iluminación natural y la ventilación entran libremente, mientras que permanecen relativamente cerradas en los otros lados creando una rica y privilegiada vida privada interior. La disposición es clásica: los espacios comunes como el comedor y la biblioteca se encuentran en la planta baja. La planta superior es para los dormitorios privados y cuartos de baño, que están conectados a través de un pequeño puente hecho de acero. El patio y los jardines, protegidos del sol por los árboles de las azoteas, su mejor distintivo, borran la frontera tradicional entre el interior y el exterior creando la posibilidad de vivir un estilo de vida tropical que convive con la naturaleza. Y crean una quinta fachada maravillosa.

Usan materiales locales y naturales para reducir el costo y la emisión de gases de efecto invernadero. Los muros exteriores son de hormigón realizados in situ, con los tradicionales encofrados de bambú asiáticos, mientras que los ladrillos, también de origen local, son expuestos en las paredes internas como acabado, dando un color rojizo vibrante al interior.

Las ciudades en Vietnam, como las de toda Asia, han crecido demasiado velozmente, olvidándose de sus orígenes, repletos de bosques tropicales rampantes. Por ejemplo, en Ho Chi Minh, solo el 0,25% de toda la ciudad está cubierta de vegetación. El exceso de motos, coches y humo provoca la congestión de tráfico diario, así como la contaminación. Como resultado, las nuevas generaciones en las zonas urbanas están perdiendo sus conexiones con la naturaleza y viven una vida alejada de la misma.

La Casa de los Árboles es un diseño que intenta cambiar esta situación, y demuestra que es posible hacerlo, además con bajo presupuesto. El objetivo es claro: volver a llevar los espacios verdes a la ciudad, acomodando la alta densidad de la vivienda con grandes árboles tropicales, que también funcionan como cuencas de aguas pluviales reteniendo el agua, y, por lo tanto, contribuyendo a reducir el riesgo de inundaciones en la ciudad, si esta idea se multiplicara.

La Casa de los Árboles está situada en el distrito de Tan Binh, una de las zonas residenciales más densamente pobladas en Ho Chi Minh City, donde muchas pequeñas casas se hacinan. Es un barrio residencial, sin salida al mar y con acceso solo por una pequeña calle peatonal. En resonancia con este tejido urbano, la casa está diseñada como una acumulación de pequeños fragmentos. Rodeado de típicas casas vietnamitas en hilera, que la enmarcan por todos los lados, la Casa de los Árboles destaca como un oasis en medio de esa gran ciudad vietnamita.