Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Ryanair cancela 190 vuelos este viernes por la huelga europea de tripulantes de cabina leer

Bon appétit

Benjamín Reyes
28/nov/14 1:55 AM
Edición impresa

L a relación entre el cine y la comida se remonta a los orígenes del celuloide cuando los hermanos Lumière presentaron "El desayuno del bebé". Desde entonces grandes cineastas han afrontado el tema gastronómico en su cine como es el caso de Charles Chaplin, Alfred Hitchcock o Luis Buñuel, directores a los que el CineEsCena les ha dedicado sendas retrospectivas en ediciones anteriores.

La película inaugural de la cuarta edición del CineEsCena, que hoy se despide tras 73 proyecciones en las que los cinéfilos han podido ver cine en versión original, apuesta por el maridaje de comida y romance con aciertos y desaciertos. Lasse Hallström aborda de nuevo la temática culinaria en "Un viaje de diez metros" tras el rutilante éxito de "Chocolat" (2000). Este nuevo menú cinematográfico del chef Hallström es cine cocinado a fuego lento en el que se hace uso de planos cenitales para que el espectador "deguste" los platos que elaboran los personajes.

El argumento del filme es elemental: la pugna entre dos restaurantes que ofrecen viandas heterogéneas. El que regenta el personaje que encarna Helen Mirren es un distinguido restaurante reconocido por sus platos clásicos franceses como "boeuf bourguignon" y palomas con trufas, que han merecido una prestigiosa estrella Michelín. La competencia, situada a escasos diez metros propone al paladar de los comensales el exotismo de la comida india. El pábulo se presenta como puente para acercar a personas de culturas dispares.

El cine del director sueco siempre se ha caracterizado por una sencillez que destila sensibilidad que aflora en títulos como "¿A quién ama a Gilbert Grape" (1993), en la que Leonardo DiCaprio mostró su talento primerizo; "Atando cabos" (2001) o "La pesca del salmón en Yemen" (2011), que el CinEsCena ha decidido incluir en su sección oficial a concurso de largometrajes a pesar de tener ya tres años de vida. Sin embargo, aquí parece haber estado condicionado por el peso específico de los productores tras lo que se encuentran los nombres de Steven Spielberg y Oprah Winfrey.

Entre los aciertos de "Un viaje de diez metros" se encuentra el exuberante paisaje de la localidad Saint-Antonin-Noble-Val, ubicada en el sur de Francia, captada por la pulcra fotografía de Linus Sandgren. Asimismo destaca la presencia de la veterana y todoterreno Helen Mirren, así como la de Charlotte Le Bon, actriz que recuerda físicamente a la Winona Ryder de los 90. También figura en el reparto Om Puri, que ha aparecido en más de 250 películas, siendo su papel más conocido el de "Oriente es Oriente" (1999).

Es "Un viaje de diez metros" una película preciosista y exquisita que se diluye en su preciosismo formal, ya que el conflicto que plantea se resuelve de forma naïf y poco creíble por mor del guion de Steven Knight (artífice del brillante texto de "Promesas del Este", 2007). Y es que el largometraje de Lasse Hallström no tiene la fuerza de la cinta francesa "Cuscús" (2007) o la magia culinaria de "Solino" (2002).