Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Decomisan artículos falsos en 28 comercios del Sur de Tenerife con 26 detenidos leer

Horst P. Horst

Definiendo la fotografia de moda
Cristina Martins
4/oct/14 0:58 AM
Edición impresa
Horst P. Horst

U no de los principales nombres de la fotografía de moda, Horst P. Horst, es el protagonista de una gran exposición en el Victoria & Albert Museum de Londres. No sin motivo. El fotógrafo es uno de los principales personajes de la historia de la fotografía del último siglo, contribuyendo con su prolífica y genial obra para las bases de la fotografía de moda actual. Es probablemente uno de los cinco fotógrafos de moda más importantes de todos los tiempos, junto a Man Ray, Irving Penn, Richard Avedon y Helmut Newton.

Su trabajo como fotógrafo empezó oficialmente en 1931, cuando publicó una foto en la edición francesa de la revista Vogue. Un anuncio de pagina entera que enseñaba a una modelo vestida de terciopelo negro y que sostenía con elegancia una botella del perfume. Es su primera publicación. A partir de ahí empieza la carrera de uno de los más importantes artistas de su tiempo, que colaboró con nombres tan importantes de la moda como Coco Chanel, con la que trabajó durante 30 años. Conociendo el nivel de exigencia de Mademoiselle Chanel, se puede imaginar la calidad de su trabajo.

Nacido en 1906 y empezando su carrera de fotógrafo en los años 30, Horst P. Horst ha vivido toda la evolución de la fotografía y de la moda del siglo XX. En los dos casos, fotografía y moda, los cambios han sido muchos. La genialidad de su visión y sus composiciones casi poéticas hace que sus fotografías sean tan actuales hoy como lo fueron entonces. Dinámicas, con movimiento y con su inconfundible estilo "Chiaroscuro", es casi cierto que aunque no conozcas su nombre, conoces algunas de sus míticas imágenes.

Nacido en 1906 en Alemania, Horst Paul Albert Bohrmann se va a París en 1930, después de estudiar en Hamburgo. Ahí conoce a George Hoynigen-Huene, fotógrafo de moda nacido en Rusia y emigrado a Alemania, que desarrollaba gran parte de sus trabajos entre París y Londres. Horst pasa a trabajar como su ayudante y finalmente establecen, además de la relación profesional, una relación sentimental. Es con su ayuda que publica su primera foto en la Vogue francesa.

Al año siguiente de esta primera foto publicada en Vogue, hace su primera exposición. Tamaño es el éxito de su trabajo que empieza a hacer retratos a grandes personalidades de la época como Betty Davis, Cole Porter o Elsa Schiaparelli. Publica en la edición de Marzo de 1932 de la Revista Vogue británica, un retrato de pagina entera de la hija de Sir James Dunn, mecenas y defensor del surrealismo, movimiento que va a influenciar mucho su trabajo. En 1935, cuando Huene se va a trabajar a Harper's Bazaar, se trasforma en el principal fotógrafo de la revista Vogue francesa. Ese mismo año firma su primera capa para la revista. Su carrera ya es imparable.

El período entre finales de los años 30 y principios de los 40 es el más productivo de su carrera. Es de esa época una de sus fotos más conocidas: "Mainbocher Corsé". Una imagen cargada de sensualidad, delicadeza y erotismo, realizada para la revista Vogue en París. La modelo que protagoniza la foto es la sueca Lisa Fonssagrives, que aparece en muchas de sus fotografías. Considerada como una de las primeras Top Models, llegó a aparecer en más de 200 portadas de la revista Vogue. La imagen, así como muchas otras del fotógrafo, sirvió de inspiración a Madonna en 1990 para el video de su canción "Vogue".

Aunque viajaba a Europa con frecuencia, Horst se había trasladado a vivir en Nueva York en 1937. En 1947 conoce al diplomático británico Valentine Lawford. Con él mantiene una larga relación que duraría hasta la muerte de este en 1991. Ambos han adoptado y criado a un hijo, Richard J. Horst.

Decidido a quedarse en Estados Unidos, pide, en 1943, la nacionalidad estadounidense y se alista en el ejercito norteamericano como fotógrafo. Tras la contienda, fotografió, en 1945, al presidente Truman con el que estableció una amistad personal. A partir de entonces pasa a ser el fotógrafo de las primeras damas norteamericanas y no tarda en recibir convites para realizar retratos de personajes de la alta sociedad. Delante de sus lentes tuvo, entre muchos otros, a los Duques de Windsor, al Barón y la Baronesa de Rothschild y a Helena de Grecia. Celebridades como Andy Warhol, Jaqueline Kennedy Onassis, Paloma Picasso y los diseñadores Yves Saint Laurent, Oscar de la Renta, Emilio Pucci y, cómo no, Coco Chanel, también quisieron ponerse delante de los hábiles juegos de luces y sombras del gran maestro.