Criterios
LO ÚLTIMO:
Varios civiles y al menos cuatro terroristas muertos en un ataque durante un desfile militar en Irán leer
AURELIO ABREU*

Sanidad sin esperas ni privilegios

29/abr/18 6:37 AM
Edición impresa

Las recientes movilizaciones en la Isla solicitando una sanidad pública de calidad y las evidentes carencias que persisten en el Hospital del Norte y del Sur de Tenerife, así como en algunos centros sanitarios insulares, han vuelto a poner el foco en las deficiencias a las que diariamente se deben enfrentar los enfermos y nuestros mayores, además de nuestros profesionales de la medicina.

En el Cabildo de Tenerife trabajamos y colaboramos en la búsqueda de medidas que contribuyan de forma directa y eficaz al bienestar de las tinerfeñas y tinerfeños y, por supuesto, a la calidad de nuestra sociedad en todas sus vertientes.

Desde el Grupo Socialista en la Corporación insular sentimos una gran preocupación ante la flagrante falta de compromiso con la sanidad pública por parte del Gobierno canario, que, lejos de mejorar los servicios públicos, está desviando parte de los recursos públicos de la atención sanitaria a los centros privados.

En esta discusión sobre la concertación privada, el problema al que nos enfrentamos no es la concertación en sí, sino que la Consejería no cuenta con un protocolo de calidad para el seguimiento en tiempo y forma, de los recursos económicos que se derivan a la sanidad concertada.

Cuando un paciente acude a estos centros, lo que quiere es que lo atiendan de forma correcta, que este ciudadano salga satisfecho cuando se cobra un servicio. Pero el Ejecutivo autonómico no tiene preocupación por eso ni por evitar que con dinero canario, sin embargo, se estén abriendo los mejores hospitales pero en otros países.

Lo que quieren es que los ciudadanos se cansen y tengan que acudir a la sanidad privada y concertada.

Con nuestros recursos, lo que se debería hacer es invertir en equipos para que nuestros ciudadanos puedan hacerse pruebas de rayos, scaner y analíticas sin tener que levantarse a las 5 de la mañana para llegar al hospital desde el Norte o el Sur, después de horas en una cola, y volver a sufrir más esperas para hacerse una prueba a las 10 de la mañana.

Yo mismo he vivido estas situaciones, con personas que han sufrido desvanecimientos en una sala durante la espera para una analítica. No se dota con los suficientes recursos para que los profesionales sanitarios puedan trabajar dignamente en nuestros hospitales y que los enfermos tampoco tengan que sufrir por ello.

El reciente anuncio por parte de la Consejería de Sanidad sobre la puesta en marcha de una Unidad de Urgencias Geriátricas para atender a nuestros mayores no es la solución a los problemas que existen para garantizar una sanidad digna.

En el Cabildo de Tenerife y, más en concreto, desde el Área de Cooperación Municipal, Vivienda y Aguas, defendemos la necesidad de dotar de nuevas infraestructuras, medios y profesionales a los centros de salud comarcales. Y es que, mientras el Hospital Universitario de Canarias no da abasto para atender la larga lista de espera que existe en radiología, el Gobierno canario continúa sin cumplir con el compromiso de invertir 240.000 euros y poner en marcha los equipos de radiología del Hospital del Norte y del centro de salud de San Benito de La Laguna que, dos años después, continúan inoperativos.

A comienzo de esta legislatura, en el Grupo Socialista nos marcamos un reto: conseguir descentralizar los servicios básicos y dotar de mayor autonomía a nuestros municipios, para que puedan prestar apoyo a los vecinos. Esta realidad es la que queremos implantar en el ámbito sanitario, de manera que los habitantes del Norte y Sur de la Isla solo tengan que desplazarse al área metropolitana para recibir asistencia en los casos más urgentes y de mayor necesidad.

Centros de día, tratamientos oncológicos y de diabetes, servicios de pediatría, así como cirugía menor y ambulatoria, son algunas de las promesas que, en este caso, los vecinos y vecinas del Norte y Sur de Tenerife aún esperan ver cumplidas en el centro hospitalario de la comarca. Unas mejoras que contribuirían a cambiar los protocolos de actuación en materia sanitaria, agilizando el servicio que se presta a la ciudadanía y ayudando a mitigar esos problemas de tráfico que ocasiona el traslado de miles de tinerfeñas y tinerfeños a los centros hospitalarios.

Aunque el Cabildo no tiene competencias directas en esta área, siempre nos hemos implicado por garantizar que todos las tinerfeñas y tinerfeños reciban la atención adecuada por parte de la Administración autonómica. Y lo vamos a seguir haciendo.

Trabajando en proteger y defender este derecho fundamental, que es el acceso a la sanidad pública.

*Vicepresidente del Cabildo Insular de Tenerife y consejero del Área de Cooperación Municipal, Vivienda y Aguas

AURELIO ABREU*