Criterios
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El TSJC confirma la mayor indemnización por negligencia médica en España leer
ALGO ASÍ AGUAYO

Centro Comercial Puntalarga

9/oct/17 6:12 AM
Edición impresa

Inaugurado en diciembre de 2000 e implantado por la promotora Punta Larga, llegó a Candelaria de la mano de Antonio Plasencia, que tuvo una gran visión de futuro, ya que por entonces en la avenida de los Menceyes existían más de trescientos mil metros cuadrados de solares habilitados para la construcción de viviendas, permitiendo un gran aumento poblacional para el municipio. Se convirtió el centro comercial en aporte económico para la vecindad, pues es un edificio sencillo, cómodo y práctico, con locales que ofrecen productos variados, tras pulcros escaparates, y con un trato agradable y personalizado, cosa de la que adolecen algunas otras superficies demasiado grandes. Actualmente es una comunidad de propietarios compuesta por pequeños comerciantes que se desviven por mantener a flote sus negocios, recuperándose todavía de la gran crisis que sobrevino en 2007 y que desgraciadamente persiste aún para muchos autónomos y pequeños empresarios de la Isla, que no pierden la esperanza de sacar adelante sus negocios.

Candelaria es uno de los municipios de la Isla con más futuro, pues la Villa sigue siendo muy visitada por turistas extranjeros, nacionales y población del resto de Archipiélago, que vienen a ver a la Patrona en su santuario, sin duda el mejor estandarte para cualquier lugar. Por eso llegan visitantes todos los fines de semana, especialmente en invierno, que el frío y la humedad aprietan en otras urbes y a sus habitantes les apetece calentarse en nuestro sureste, más cálido y llevadero. Ausencias que se notan cada vez que la Virgen es llevada de visita a otros lugares y la Villa se muere de inanición.

Muchos de esos visitantes que vienen cada semana a Candelaria, buscando su atractivo, se dan una vuelta por el centro comercial, consumen y gastan. Antonio, o Toni como le llaman, es el presidente de la comunidad de propietarios del centro. Es un comerciante joven y dinámico, que llegó de la Península y aquí se casó y formó su familia, y lo conozco desde que su hijo mayor era un bebé, y ahora ya tiene el "niño" 27 años. En aquel entonces tenía su negocio de venta de libros, revistas y prensa en un local en la avenida Marítima, pero cuando se proyectó el centro compró un local sobre plano. Fue de los primeros en instalarse, y continuó con la misma labor, ampliando la cobertura de productos de papelería, y renovando existencias para todas las edades. Tiene un comercio muy coqueto que llevan entre varios empleados y en el que compro cada fin de semana la prensa. Esta semana pasada incluí dos libros para las dos Francisca que tengo en casa, que celebraban su santo. Nos tomamos un café y tuvimos una larga charla en compañía de la gerente del centro. Dicen estar contentos con la marcha, pero reconocen que puede haber mejoras y ampliar la actividad e incluir más entretenimiento, cultura o divertimento para todas las edades: folclore, cómicos, cuenta cuentos? Por mi parte creo que faltan negocios de ropa masculina, ferretería, y otra entidad bancaria o cajero automático. Parece que lo han intentando, pero las entidades bancarias dicen que no es rentable. Prestar un servicio no tiene porque ser provechoso.

Me gusta el centro, es mi lugar de encuentro, echo la quiniela, compro el periódico, me tomo un café y charlo con algún conocido, pero también porque ocupa una parcela del valle, da prestación a una gran cantidad de habitantes, y es un buen lugar de encuentro para gente de cualquier edad. Por otra parte, no existen diferencias de precios con otras zonas comerciales y hay variedad de cafeterías tanto para comer a buenos precios como para picar, merendar y pasar un buen rato. Los fines de semana se sitúan los cosecheros de la zona en la plaza de acceso y ponen a la venta sus productos frescos y de calidad, una buena opción para el consumidor.

Todas las semanas hay dinamización y promoción en los establecimientos, pero si la Villa ampliara su oferta hotelera y de hospedaje, mejoraría la economía del municipio, algo que concierne también al ayuntamiento y en el que debería intervenir, pues no se puede tener sólo el Punta del Rey o tener el Tenerife Tour deteriorándose y abandonado a su suerte y lleno de ocupas.

aguayotenerife@gmail.com

ALGO ASÍ AGUAYO