Santa Cruz de Tenerife
VÉRTICE DISONANTE LUIS F. FEBLES

Coleccionistas de fracasos

31/mar/17 6:11 AM
Edición impresa

El otro día me preguntaban cómo titularía la gestión de los diferentes partidos que han gobernado Canarias en los últimos años. La pregunta tenía trampa, porque Coalición Canaria y PSOE han sido los elegidos para llevar las riendas políticas y sociales de un Archipiélago con unas características muy particulares: unos ciudadanos a los que convencen con vino, gofio y chuletas. El titular de mi reportaje, a manera de retrospectiva fue "Coleccionistas de fracasos", sin más mala intención que ponderar con ejemplos unos datos que nos sitúan en la cola de España en áreas tan sensibles como la sanidad, la dependencia o la defensa del patrimonio, el tangible y el intangible.

El entrenador argentino Marcelo Bielsa se definía a sí mismo como un coleccionista de fracasos y, para ello, fundamentaba su argumentación con una exposición ciertamente evocadora: "Para mí, la confianza es un sinónimo de relajación. Prefiero el miedo, porque te obliga a estar atento. El conductor de un grupo debe estar siempre pensando en lo peor que puede pasar, para tener lista una respuesta; una de las claves que tiene que tener un líder, es que necesita ser querido para ganar, y no ganar para ser querido". Ellos llegaron relajados, sin respuesta para hacer frente a los compromisos que asumieron cada cuatro años, y la evidencia más absoluta ha sido que no han ganado y, mucho menos, queridos por sus actos.

Tanto CC como PSOE, en sus continuos intentos de simular una empatía y cordialidad insultante, provocando en el electorado la sensación de estupidez, han sido unos gentiles coleccionistas de fracasos. Con más de 500.000 personas en riesgo de exclusión social y 30.000 parados al filo de ser expulsados del mercado laboral, las citas célebres para definir un despropósito de este calibre se quedan cortas. Mientras las cábalas sobre posibles censuras y pactos sobrevuelan las sesiones del Parlamento, más de 130.000 niños de las Islas, nada más y nada menos que el 30,9% de la población infantil de Canarias, tocan la pobreza con las manos. Son coleccionistas de fracasos los que se han amparado en los problemas de España y la escasa financiación para pasar de largo ante datos que sonrojarían a cualquier político que crea en la socialdemocracia y en el Estado de Derecho: Canarias se ha convertido en la comunidad autónoma con mayor porcentaje de jóvenes de entre 15 y 29 años en esta situación.

Mientras los nacionalistas intentan disimular las intrigas palaciegas y dar la imagen de la verdadera voz de los canarios, nuestra comunidad es de las que tiene la mayor tasa de pobreza de todo el país, con un 28,5%, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). En la sanidad, son coleccionistas de fracasos continuos, con nocturnidad y alevosía. No es para tomar a broma que haya personas que tengan que esperar casi dos años para ser operadas en el servicio de Traumatología y Ortopedia de uno de los hospitales públicos de Tenerife.

Por este y otros casos, los coleccionistas de fracasos siguen siendo los mismos, con la diferencia de que Marcelo Bielsa lo reconoce, mientras que nuestros políticos siguen viendo desde la altura del poder cómo la ciudadanía les silba desde abajo.

@LuisfeblesC