Canarias

El PP quiere prohibir legalmente los videojuegos en los colegios canarios

Santa Cruz de Tenerife, EFE
27/ago/18 14:37 PM
eldia.es
Un asistente juega con un simulador durante el Esports y Música Festival Hong Kong 2018./ALEX HOFFORD (EFE)

El PP de Canarias ha anunciado hoy que estudia proponer la prohibición legal de los videojuegos en los colegios, después de que el Gobierno regional haya anunciado su propósito de destinar más de 200.000 euros para organizar una liga en los centros educativos.

El presidente del PP canario, Asier Antona, considera un despropósito "la decisión unilateral del Gobierno de Canarias de impulsar contra viento y marea una liga escolar" de videojuegos deportivos en la que participarían veinte centros.

Asier Antona ha recordado en un comunicado que el Gobierno de Canarias insiste en seguir adelante con los videojuegos en las aulas a pesar de la opinión en contra del Consejo Escolar, asociaciones de padres de alumnos, profesionales de la docencia y de la salud y todos los grupos del Parlamento de Canarias excepto CC.

Ese empeño "pone bajo sospecha" lo que "se esconde realmente" tras el interés en promocionar en los colegios una actividad que, según advierte la Organización Mundial de la Salud, puede generar trastornos mentales por adicción, indica Antona.

El PP indica que se plantea presentar una proposición para modificar la Ley Canaria de Educación no Universitaria e impedir el fomento de los videojuegos de deportes en los colegios e institutos canarios, y evitar así que el ejecutivo destine el dinero público para estos fines, en lugar de dirigirlo a mejorar la calidad del sistema educativo canario.

Según los planes del Gobierno de Canarias, los centros que participen en la liga de videojuegos recibirán 6.500 euros y los profesores coordinadores cobrarán 3.200 en el trimestre que dure la competición, a razón de seis horas semanales, denuncia el PP, cuando en las islas se han reducido en cuatro horas mensuales la formación en materias como la física en el bachillerato.

La preocupante situación del sistema educativo de Canarias, a la cola del país según el último informe PISA, y el bajo rendimiento de los centros superiores de educación, no se solucionan introduciendo los videojuegos en las aulas, argumenta Asier Antona.