Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Los Mossos retiran la acampada independentista de la plaza de Sant Jaume leer
RAFAEL POMBRIEGO PRESIDENTE DE LA FEDERACIÓN DE IMPORTADORES Y CONCESIONARIOS DE AUTOMÓVILES (FREDICA)

"Los políticos no se atreven con el sector turístico, pero sí con el del automóvil"

El Día, S/C de Tenerife
12/ago/18 6:38 AM
Edición impresa
"Los políticos no se atreven con el sector turístico, pero sí con el del automóvil"

El sector del automóvil ha encadenado varios años de recuperación tras el batacazo que supuso la crisis. Ahora, es protagonista no solo por su buena salud, sino porque se ha convertido en objeto de propuestas políticas y fiscales, como la rebaja del IGIC para los vehículos eléctricos e híbridos y la tasa al alquiler. Rafael Pombriego, presidente de la patronal Fredica, saluda -aunque con escepticismo- algunas de estas medidas y rechaza con contundencia otras, que tilda de "ocurrencias".

Las ventas de vehículos siguen creciendo pese a que se esperaba una estabilización. ¿A qué se debe?

Fundamentalmente, a la mejora de la situación económica general, a la creación de empleo y la mejora de la financiación. Hay que recordar que con la crisis económica el mercado se hundió en 2012 un 70%. Todavía estamos en esa fase en la que las ventas se han ido recuperando. Somos un mercado muy elástico, que crece enormemente cuando el conjunto de la economía camina de forma positiva, pero que cae en picado cuando las cosas empiezan a ir mal. Es lógico, porque la compra de coche se convierte en la segunda inversión en importancia para las familias españolas, y ante una situación económica con incertidumbres lo primero que se hace es recortar gastos, sobre todo aquellos que pueden suponer un endeudamiento, aunque no sea a largo plazo.

¿Cómo se prevé que continúe la situación?

Es verdad que no solo nosotros, sino las grandes consultoras, planteaban unos años planos en Canarias y España. Sin embargo, para nuestra sorpresa 2017 se cerró con un crecimiento importante. En 2018, aunque en julio se ha producido un parón y enero y febrero tuvieron ciertas irregularidades, estamos en crecimientos de dos dígitos. Si las cosas continúan como deben lo lógico es que el mercado, si no crece, al menos se mantenga. Ahora bien, se vislumbran posibles problemas en el futuro, como la normativa sobre la homologación de las emisiones, que posiblemente implicará un aumento de precios a partir de 2019. Luego hay circunstancias económicas, como un posible aumento de los tipos de interés, que pueden afectar enormemente a la venta de coches. No se debe olvidar que prácticamente el 85% de las operaciones son financiadas.

El parque móvil de Canarias es uno de los más envejecidos del país. ¿Son necesarios nuevos incentivos a la renovación?

Tenemos el segundo parque más viejo de España, con 13 años de media de media. Solo nos supera Extremadura, con 13,5, y la media española está en 11,5. Estamos en una situación verdaderamente negativa. El parque viejo es el que genera problemas de polución y emisiones. Las modificaciones tecnológicas en los últimos años han sido muy importantes. La Unión Europea siempre ha sido bastante exigente. Un parque viejo significa mayores emisiones, mayor consumo de combustible y menor seguridad. Lo que el sector plantea en Canarias es que más que medidas puntuales a la renovación debería optarse por un ajuste fiscal. No por una rebaja, por un ajuste. El sector del automóvil, sobre todo en la venta a personas privadas, está sujeto a tipos incrementados especiales en el IGIC. Soportamos el 9,5% para los coches de menos de 1.600 centímetros cúbicos y el 13,5% para los de más de 1.600, mientras que cualquier otro producto o servicio con carácter general tributa al 7%. Desde hace años planteamos que esto se debe ajustar basándose en el REF. El automóvil es un producto casi de necesidad, no de lujo. Esto sería un incentivo importante para renovar el parque. Al margen de esto, por supuesto que apoyamos medidas de renovación, siempre que esta prime a los vehículos más limpios, que son los más nuevos. Estas iniciativas favorecen siempre al ciudadano, no a las empresas, porque las subvenciones las reciben los clientes.

¿Es suficientemente ambiciosa la rebaja del IGIC que ha anunciado el Gobierno canario para vehículos eléctricos e híbridos?

Damos la bienvenida a esta medida. Es muy positiva. El único defecto que le vemos es que se ha limitado a la tecnología. Hoy día existen incluso coches térmicos que están en niveles de emisiones muy bajos, si tenemos en cuenta el mix de generación eléctrica en las Islas, paralelos a los de un vehículo eléctrico. Si lo que realmente se persigue es la renovación del parque para contaminar menos, no se debe excluir ninguna tecnología que tenga muy bajas emisiones, incluyendo los térmicos, por qué no, en el caso de vehículos con emisiones por debajo de 100 gramos, y dejar la puerta abierta para otras tecnologías, como el gas, el hidrógeno o la pila de combustible. La medida es positiva y va en sintonía con lo que están haciendo las administraciones en Europa, pero la transición hacia el vehículo alternativo no puede ser brusca, de la noche a la mañana, sino pausada y permitiendo que los fabricantes, los distribuidores y los ciudadanos se adapten con comodidad.

Nueva Canarias ha planteado elevar la fiscalidad a los vehículos más contaminantes.

Estas son propuestas a los que ya estamos acostumbrados. Hace un año era el céntimo forestal, este es esta propuesta de NC o la del Cabildo de Tenerife para incrementar la fiscalidad a los "rent a car". El sector del automóvil está siempre en el ojo del huracán, porque desgraciadamente somos un sector muy controlado. Somos una fuente de riqueza para todas las administraciones públicas, pero estamos sobrecargados fiscalmente: el Estado recauda en Canarias unos 20 millones de euros al año en tasas de tráfico, la Administración canaria a través del IGIC, las corporaciones locales con el impuesto de circulación? No se puede seguir cargando fiscalmente al sector. Quienes al final lo soportan son los ciudadanos, porque los vendedores lo repercuten en los precios. Eso implica una menor disponibilidad de renta, que en lugar de estar en manos de los ciudadanos está en manos de las administraciones, y no sabemos muchas veces con qué fin. Estamos en contra de planteamientos de subida fiscal y, sobre todo, de la falta de armonización. Esto no puede ser una política de ocurrencias: hoy NC, mañana CC o el PSOE o el PP, que plantean cuestiones que afectan a un sector sin hacer un estudio previo. No tiene sentido que en un país como España, con 45 millones de habitantes, tengamos 17 legislaciones distintas, con multitud de administraciones que planteen impuestos propios, con diferencias entre unas regiones y otras que no tienen explicación.

¿El sector se siente señalado?

Sí, cada vez más. Desgraciadamente somos un objetivo fácil, a diferencia del transporte público, que también defendemos. Para que funcione bien el transporte privado tiene que haber un transporte público muy potente. Sin embargo, estamos viendo que el transporte público es continuamente defendido, partiendo de que existe un régimen prácticamente de monopolio, por las administraciones públicas y, sin embargo, el transporte privado, que representa casi el 85% de la movilidad, no tiene quien lo defienda. Las infraestructuras no se hacen porque las administraciones tengan en cuenta al sector del transporte privado, sino por la presión y la demanda social. El sector del automóvil cada vez se encuentra con mayores dificultades para entrar en nuestras ciudades, para aparcar, por el tratamiento fiscal... Siempre somos el objeto de las ocurrencias del político de turno. Hay una mentalidad que piensa en el automóvil como el enemigo. Más que de automóvil se debería hablar de automovilistas. Son personas y también votan, que no se olviden los políticos.

¿Qué esperan de las medidas sobre el diésel anunciadas por el nuevo gobierno central?

Las declaraciones de la ministra, diciendo prácticamente que el vehículo tiene los días contados, son un dislate. Eso es una temeridad, entre otras cosas porque hoy día se fabrican esos vehículos, no hay ninguna prohibición para hacerlo, se homologan y se matriculan sin ninguna restricción. Pero estamos viendo que diferentes autoridades, sobre todo locales, en España y Europa, están adoptando medidas que no se deberían permitir por la falta de armonización. Si un coche está fabricado y homologado en un estado de la UE no tiene sentido que una autoridad local prohíba el acceso de determinados coches al centro o establezca todo tipo de restricciones a los usuarios. Esto está generando mucha tensión e incertidumbre entre los usuario y no hace ningún favor ni a la industria, ni a los distribuidores, ni a la ciudadanía. Pedimos que se armonice. Nadie se opone a que con el tiempo el vehículo térmico, tanto diésel como gasolina, sea sustituido por sistemas alternativos, pero no se trata de hacer cambios radicales de la noche a la mañana.

¿Es realista la previsión del Gobierno de Canarias de que el 25% del parque móvil sea eléctrico o híbrido en 2030?

Lo veo muy complicado, porque pese al enorme esfuerzo que están haciendo las propias marcas, aumentando la g ama de productos y mejorando precios, está siendo muy dificultoso que el mercado progrese. Es verdad que en los dos últimos años el mercado casi se ha duplicado, pero estamos hablando de cifras nimias. El vehículo eléctrico ha crecido, pero no termina de arrancar. Vamos a ver si estas medidas provocan que la gente conozca mejor unos productos que están dando unas prestaciones idénticas a las de los vehículos térmicos. Donde tenemos problemas es en la parte de la recarga de la batería. Pese a que se han hecho modificaciones legales, no se está generalizando la instalación en las casas. Por otra parte, en la vía pública falta inversión en electrolineras de cargado rápido. Haría falta que la administración se mojara más, sobre todo para hacer una función de quitamiedos, porque el futuro pasa por la recarga en los hogares. Las previsiones que se barajan de 400.00 vehículos para 2030 me parecen demasiado apresuradas. Repito: la medida es buena, y la intención del Gobierno y de Fernando Clavijo es positiva, pero la veo demasiado ambiciosa. Ojalá me equivoque.

¿Por qué hay tan poca infraestructura de recarga?

Al principio, algunas marcas planteaban vender el coche y ocuparse de la recarga. Eso se ha complicado muchísimo. Debido a la compleja casuística que hay, el vendedor se ha especializado en la venta del vehículo pero tienen que ser otros los que se encarguen de todo lo demás. Cuando haya más facilidades habrá un punto de inflexión importante para que el mercado eléctrico prospere.

¿Qué papel puede ejercer el vehículo de gas?

Nos hemos encontrado con un problema político. Hay determinadas administraciones a las que la palabra gas les da repelús y no están permitiendo que el producto penetre en las Islas como debiera. Pero por su disponibilidad, precio y bajas emisiones, el vehículo de gas puede desarrollar un papel muy importante, no solo el privado sino también el industrial. Es parte del camino para cambiar el vehículo térmico por vehículos alternativos, y no se deberían poner piedras en ese camino.

¿Qué efectos puede tener la tasa sobre el alquiler de coches que ha planteado el Cabildo de Tenerife?

Esta tasa no tiene ningún sentido sino el meramente recaudatorio. Los vehículos de alquiler están generando muchísima riqueza en las Islas, permitiendo el acceso de los turistas a zonas, sobre todo rurales, que si no fuera por el rent a car estarían totalmente deprimidas. El turista no contribuye a los atascos, porque en las horas en las que se producen están en sus hoteles. Además, el sector ya está sobregravado. Está sujeto al tipo del 13,5% de IGIC. No tiene sentido que un producto de lujo, como una habitación de un hotel de cinco estrellas, pague el tipo general del 7% y un coche de alquiler el doble. Estos políticos no se atreven con el sector turístico, pero sin embargo sí se atreven con el sector del automóvil. Somos el chivo expiatorio.

¿Cuál es la solución a los atascos en Tenerife: más carriles, carril bus-VAO, trenes??

Para desgracia de los tinerfeños esto no tiene una solución a corto plazo. A diferencia de lo que ha ocurrido en otras ciudades españolas, que se han preocupado de hacer las infraestructuras necesarias, en Tenerife esto brilla por su ausencia. Aquí se han dedicado a hacer proyectos de trenes y no de mejora viaria. Aun así, no comparto que Tenerife esté en un caos permanente, como se empeñan en decir algunos políticos. Hay puntos clave, como la TF-1 a la altura de los municipios turísticos o la TF-5 en el acceso a La Laguna y Santa Cruz. Además, se concentra en horas muy determinadas del día. En el resto del día y de la Isla no existen más problemas que los derivados fundamentalmente de la búsqueda de aparcamiento. Pero en Santa Cruz y La Laguna se puede circular fuera de horas punta sin ningún problema. Esto no lo digo yo, esto lo ha dicho en una reunión oficial el alcalde de Santa Cruz. La gente entra y luego no tiene donde aparcar. No se ha planificado urbanísticamente. Existe el intercambiador, que tiene poco uso por circunstancias que desconozco, pero las alternativas son muy escasas. Ahora el Ayuntamiento ha decidido modificar la ordenanza de tráfico y permitir los aparcamientos en vertical y que solares que no están ocupados se puedan dedicar al aparcamiento.

Cuánto empleo genera el sector del automóvil en las Islas?

Unas 5.500 personas viven directamente del sector. Pero lo importante no es solo el empleo directo, sino el que gira en torno al automóvil. Es un sector tractor, con una influencia fundamental. Está el que vende el coche, el que lo revende, el que lo repara, el que le pasa la ITV, el que lo financia, el que lo asegura, el que lo transporta? Genera una cadena de valor y de riqueza fundamental.

Control al "oligopolio" del combustible

Fredica ha reclamado varias veces al Gobierno canario que investigue la falta de competencia en el mercado de los combustibles, aunque sin demasiado éxito por el momento. "Nos han hecho más bien poco caso", admite el presidente de la patronal. Rafael Pombriego denuncia que el departamento de Competencia del Ejecutivo autonómico "prácticamente no funciona". "Lo que pedimos -detalla- es que se haga un seguimiento y se controle un mercado que es de oligopolio y que se dirige al monopolio". Insiste en que "no se trata de acusar a nadie", sino de "estar atentos a un sector clave para la economía de la región", y recuerda que, aunque los precios finales en el Archipiélago son inferiores a los del resto del país, antes de impuestos Canarias tiene "la gasolina más cara del país". "No nos debemos engañar", advierte.

"Descoordinación" ante las actividades ilegales

Otra queja del sector del automóvil es la venta ilegal de coches y la proliferación de talleres que operan en la economía sumergida. Pombriego admite el "pesimismo" de la patronal al respecto debido a la "descoordinación" entre las administraciones públicas. "Mientras no se pongan de acuerdo va a ser muy difícil de atajar", afirma. El presidente de Fredica considera que las instituciones "se pasan la pelota unas a otras". "Denuncias que hay coches en la vía pública y la Guardia Civil te dice que es competencia del ayuntamiento; el ayuntamiento, que es competencia de Consumo; Consumo, que hay que denunciar por la vía fiscal; Tributos no tiene datos porque no figura la empresa?". El problema es doble: la competencia desleal y la falta de responsabilidad de estos operadores, que deja al consumidor sin vías para reclamar.

RAFAEL POMBRIEGO PRESIDENTE DE LA FEDERACIÓN DE IMPORTADORES Y CONCESIONARIOS DE AUTOMÓVILES (FREDICA)