Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Pacto de Toledo cierra un acuerdo para actualizar la pensión solo con el IPC leer

Fepeco censura el desequilibrio inversor en perjuicio de Tenerife

Aunque Obras Públicas lo niega y subraya que, este año, se desbloquearán proyectos como el de Las Chafiras, el anillo o la TF-5, la patronal cree que se prioriza a Gran Canaria.
El Día, Santa Cruz de Tenerife
18/jul/18 6:08 AM
Edición impresa
Fepeco censura el desequilibrio inversor en perjuicio de Tenerife

La patronal de la construcción de la provincia tinerfeña reeditó ayer sus ya sempiternas críticas a la consejería de Obras Públicas del Gobierno regional, bien con CC o con el PSOE, por lo que considera una "evidente prioridad" por las actuaciones en Gran Canaria, un trato desigual al resto de las Islas y un claro desequilibrio que perjudica, sobre todo, a Tenerife por sufrir los mayores retrasos en proyectos claves, según informó en un comunicado.

Sus críticas, sin embargo, fueron rechazadas de plano ayer por la consejería que dirige el vicepresidente del Gobierno, Pablo Rodríguez, que sostiene que, si bien entre las inversiones del área en este 2018 destaca la carretera de La Aldea (Gran Canaria), los proyectos que se reimpulsarán en Tenerife, como la vía de Las Chafiras, el anillo insular o las distintas actuaciones en la TF-5, no solo compensarán eso, sino que, incluso, declinarán la balanza en favor de la otra isla capitalina.

Pese a la respuesta de Obras Públicas, la patronal tinerfeña parece tener las cosas claras y muestra su cansancio por explicaciones que ya le suenan a continua reiteración. Por eso, exige "la misma eficacia en la gestión de las obras de carreteras para todas las islas" y cree que esa prioridad por Gran Canaria se demuestra con actuaciones como el soterramiento de la avenida marítima de Las Palmas, la carretera de La Aldea y la tangencial de la GC-1.

Por el contrario, contrapone "los retrasos injustificados en Tenerife con problemas absurdos y pocas ganas de resolverlos, lo que lleva a tener una isla colapsada, inmovilizada y desvertebrada".

Para ejemplificar ese desequilibrio, Fepeco alude a que el concurso para la segunda fase de la carretera de La Aldea, entre El Risco y Agaete, "se publicará antes de que termine este mes y ya tiene el proyecto y la declaración de impacto ambiental, con una inversión de 228 millones y con todo preparado para que los trabajos terminen antes de concluir 2018. En cambio, en Tenerife los tiempos son más lentos y, en algunos casos, ni discurren. El premio de consolación -afirma- es que el consejero dice que este mes existirá, por fin, un proyecto en papel del cierre del anillo, por lo que seguiremos esperando bastantes meses o años para empezar la obra".

las claves

La consejería que dirige Pablo Rodríguez recalca que el gasto en la vía de La Aldea se compensará al alza con lo previsto este año y el próximo para Tenerife

El presidente de la patronal de la construcción solicita un trato igualitario para todas las Islas y critica el gran retraso que siguen sufriendo los proyectos claves de Tenerife

El presidente de Fepeco no escatima críticas a Rodríguez y cree que demuestra un "afán desmedido por beneficiar a su isla" (Gran Canaria). La patronal recuerda que pide otra pista para el aeropuerto de Gando para ser centro de conexión en medio del Atlántico. Se lamenta de que "nada dice ni pide sobre la segunda pista para el de Tenerife Sur, no vaya a ser competencia de su megalónica idea aeroportuaria para engrandecer a su Gran Canaria". Además, "en Tenerife no hay manera de que salga el puerto de Fonsalía, pero sí están en marcha 300 millones en 5 años para el nuevo puerto de Agaete".

Sobre Las Chafiras-Oroteanda, espera que el anuncio sea "el definitivo", aunque lamenta el "considerable retraso". A juicio de Fepeco, la "deriva" que lleva esta consejería justifica su malestar por un "muy preocupante desequilibrio en la gestión y, sobre todo, en la eficacia ejecutiva en carreteras. El consejero -añade- es sincero cuando dice que se va a dejar la piel en defensa de su isla; en eso lo está haciendo muy bien, pero se olvida de las demás. Le puede más su nacimiento que el cargo, que aprovecha para potenciar las infraestructuras terrestres y aeroportuarias de Gran Canaria, cuando debe ser el consejero de todos". Eso sí, también censura el "silencio claudicante" que existe en Tenerife y subraya que su postura no es insularista ni insolidaria, sino todo lo contrario, en busca de más simetría y una Canarias más unida y cohesionada.