Canarias

Canarias, la comunidad con menos ocupados altamente cualificados

El Archipiélago está a la cola en proporción de universitarios que cobran sueldos altos El entorno social, la clave para mejorar la empleabilidad de los egresados superiores.
El Día, S/C de Tenerife
31/may/18 6:20 AM
Edición impresa

Canarias es la comunidad con menos ocupados altamente cualificados y una de las que más tasa de paro registra entre este colectivo, según un informe del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) y la Fundación BBVA, publicado ayer, que analiza las trayectorias de los titulados en el curso 2009/10 durante los cinco años siguientes.

El informe pone de manifiesto que la inserción laboral es muy variable entre los universitarios españoles y que se observan "notables diferencias" entre egresados de distintas materias y también de distintas universidades. El éxito -resaltan los autores del estudio- implica encontrar un trabajo, pero también que este sea acorde con la formación recibida, que proporcione estabilidad y que se retribuya adecuadamente. En el resultado influyen las características personales del titulado, las competencias adquiridas, el entorno y la economía.

En porcentaje de titulados ocupados, las diferencias oscilan entre el 82,8% de Cataluña y el 66,9% de Canarias. Apenas hay diferencias si se compara el porcentaje de titulados superiores que ocupan puestos altamente cualificados, que en Canarias es el 66,6% del total. Navarra lidera este indicador, con el 84,7% de los graduados en ocupaciones altamente cualificadas.

Las tasas de paro van del 11% en Cataluña al 26,1% de Andalucía. Galicia es la autonomía en la que más tiempo necesitan los universitarios para encontrar un empleo: el 32,9% tarda más de 12 meses -en las Islas es el 30,7%- mientras que en Cataluña solo el 13,3% supera ese plazo.

En cuanto a las características del empleo, el 81,1% de los titulados en Madrid ocupados trabaja a jornada completa, un porcentaje que se reduce al 72,1% en Castilla y León y al 72,7% en las Islas.

En salarios, los titulados madrileños son los primeros del "ranking": pese a estar empezando su vida laboral, el 51,3% de los que se graduaron en la Comunidad de Madrid tiene salarios que los sitúan en el 40% de ocupados que obtiene mayores ingresos laborales de España (los dos quintiles salariales más elevados).

En cambio, a ese grupo solo pertenece el 29,8% de los que se titularon en Extremadura y el 31,1% de los canarios.

las claves

Grandes diferencias regionales. El informe de la Fundación BBVA y el Ivie destaca que la inserción laboral varía mucho. Influye la región y la titulación cursada.

Más tiempo para encontrar trabajo. Galicia es la autonomía en la que más tiempo necesitan los universitarios para encontrar un empleo.

El estudio concluye que "la variable más relevante para el acceso al empleo es la titulación cursada", con diferencias de 47,4 puntos porcentuales entre las tasas de ocupación de los estudios con mejores y peores resultados. Las mayores tasas de empleo, por encima del 80%, corresponden a las ramas de Ciencias de la Salud e Ingenierías, dentro de las cuales algunas titulaciones como Medicina e Ingeniería Electrónica rozan el pleno empleo (97,7% y 98%, respectivamente).

Las tasas de empleo más bajas se encuentran en Artes y Humanidades, una rama cuya media se sitúa en el 64,3%, con casos como el de Filología Francesa, con una tasa de empleo del 50,6%. Por esa razón, las universidades que se han especializado en titulaciones que demanda más el mercado de trabajo obtienen mejores resultados.

Además de la oferta de titulaciones, las universidades influyen también en la empleabilidad de sus titulados por otros canales. Así, según los resultados del estudio de BBVA e IVIE, haber tenido la oportunidad de hacer estancias en el extranjero o prácticas en empresas mejora la probabilidad de empleo un 3,6% y un 1,7%, respectivamente. Y haber recibido una formación satisfactoria para el estudiante también favorece la empleabilidad hasta 12,4 puntos porcentuales. Adicionalmente, la calidad de los sistemas universitarios regionales añade diferencias de hasta 9 puntos.