Canarias
LO ÚLTIMO:
Tres muertos en una reyerta entre dos familias en Cáseda (Navarra) leer

El precio de la vivienda sube un 3,1% en Canarias en el primer trimestre

Las Palmas De Grancanaria/Madrid, Europa Press
3/abr/18 10:54 AM
eldia.es
EUROPA PRESS

El precio de la vivienda usada en Canarias ha registrado una variación interanual del 3,1% durante el primer trimestre de 2018, una subida que deja el metro cuadrado en 1.520 euros, según datos del último índice de precios de Idealista.

Por provincias, las dos del archipiélago han vivido comportamientos alcistas en sus precios: subieron un 1,8% en el caso de Las Palmas y otro 4,4% en Santa Cruz de Tenerife.

Por su parte, la mayor caída registrada en la provincia de Las Palmas es la vivida por Agüimes, donde los precios se han reducido un 2,9%. Le siguen los descensos de San Bartolomé de Tirajana (-2,4%) y Pájara (-0,8%).

En el lado contrario se encuentra la subida de Santa Lucía de Tirajana, con un incremento del 5,9%, seguido por Teguise (5%) y Arucas (4,8%). En la capital, Las Palmas de Gran Canaria, los precios crecieron un 1,1%.

Asimismo, Tías es el mercado más exclusivo: sus 2.619 euros/m2 marcan el techo de las islas, mientras que el más barato de Las Palmas es Ingenio y sus 999 euros/m2.

Además, en los municipios de la provincia de Santa Cruz de Tenerife la mayor caída se ha producido en Los Realejos (-3,9%), seguida por Tacoronte (-3,1%) y Santa Úrsula (-1,7%).

En el lado opuesto están Granadilla de Abona (8,8%), Santiago del Teide (7,8%) y Arona (6,7%). En la capital el precio se ha incrementado un 0,2%. El mercado más caro de la provincia es Adeje (2.193 euros/m2) e Icod de los Vinos el más económico (950 euros/m2). EL PRECIO SUBE UN 7,1% EN ESPAÑA

En el conjunto de España, el precio de la vivienda usada ha registrado una variación interanual del 7,1% durante el primer trimestre de 2018, una subida que deja el metro cuadrado en 1.621 euros.

Las comunidades que han visto cómo el precio de sus viviendas subía durante el invierno son Baleares, donde los propietarios piden un 5,5% más que hace tres meses, seguida de Madrid, donde se han incrementado un 5,1%, y La Rioja (3,3%). Por el contrario, el País Vasco marcó la mayor caída, con un descenso del 0,4%, seguido por Extremadura, donde el precio del metro cuadrado descendió un 0,1%.

Tras la subida del trimestre, la Comunidad de Madrid se ha posicionado como la autonomía más cara, con 2.673 euros por metro cuadrado. Le siguen Baleares (2.609 euros por metro cuadrado), País Vasco (2.509 euros por metro cuadrado) y Cataluña (2.146 por metro cuadrado). Las viviendas más baratas se encuentran en Castilla-La Mancha (913 euros por metro cuadrado), Extremadura (931 euros por metro cuadrado) y Murcia (1.023 euros por metro cuadrado).

Por capitales de provincia, Madrid lidera las subidas con un incremento de 7,8%. Le siguen los propietarios de Granada, que aumentaron sus precios un 5,6%, y Logroño (5,2%). Las mayores caídas se han producido en Oviedo (-0,5%), Badajoz (-0,4%), Córdoba (-0,3%), Bilbao (-0,3%) y Lugo (-0,1%).

Barcelona es la capital española más cara, con 4.334 euros por metro cuadrado, seguida de San Sebastián, donde la media se sitúa en 4.144 euros por metro cuadrado. Después se encuentran Madrid y Bilbao, con 3.540 y 2.863 euros por metro cuadrado, respectivamente. Ávila es la capital más económica, con un precio de 954 euros por metro cuadrado.

DESCARTAN UNA BURBUJA INMOBILIARIA

El jefe de Estudios de Idealista, Fernando Encinar, ha resaltado que los datos del sector parecen confirmar "el buen momento de forma que atraviesa el mercado inmobiliario español". "La subida del número de compraventas, el aumento de hipotecas concedidas y el crecimiento sostenido de los precios hablan de una normalización que, aunque a distintas velocidades, ya es generalizada en todo el territorio", ha destacado.

Del mismo modo ha descartado la aparición de una nueva burbuja, explicando que "se han endurecido las condiciones de acceso al crédito, se ha multiplicado la concesión de préstamos a tipo fijo y el número de hipotecas concedidas está muy por debajo del número de compraventas".

"Esta falta de exposición al riesgo es uno de los principales baremos a la hora de hablar de burbuja inmobiliaria ", ha subrayado, añadiendo que "el nivel de operaciones está todavía muy por debajo del que se alcanzó en el pico de la burbuja y está más relacionado con la creación de nuevos hogares y el retorno de la inmigración interna y externa".