Canarias

Compartir coche para ir a clase convence a 300 universitarios

La ULL inicia una nueva campaña con Blablacar para fomentar el transporte colaborativo El objetivo es ayudar a reducir las colas y las emisiones.
S.E. (@sarayencinoso), S/C de Tfe.
15/feb/18 6:17 AM
Edición impresa
Compartir coche para ir a clase convence a 300 universitarios

La apuesta de la Universidad de La Laguna (ULL) por el transporte colaborativo ya ha empezado a dar frutos. El curso pasado alrededor de 300 estudiantes se inscribieron en la plataforma web del centro, diseñada para impulsar el uso de coche compartido.

El centro ha querido ampliar las posibilidades de esta idea y ha firmado un acuerdo con Blablacar para extender el uso a personal ajeno a la Universidad.

La "app" inicial - "Vía ULL"- fue diseñada por antiguos alumnos de la institución y solo permitía usuarios de la comunidad universitaria. Además, suponía un coste añadido para el centro académico, que debía pagar un canon anual por su uso.

El vicerrector de Relaciones con la Sociedad, Francisco García, explicó a este periódico que la idea de la ULL es seguir aportando ideas para que se reduzca el número de vehículos en la carretera. Recordó que, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), Tenerife es el segundo territorio de España con mayor volumen de vehículos por kilómetro de carretera.

Para incentivar esta alternativa, la Universidad ha impulsado una intensa campaña de comunicación, de tal manera que el acceso a Blablacar se puede realizar desde la portada de la página web de la institución.

Además, la dirección de la ULL ha distribuido cartelería por todos los centros de la institución, que disponen de códigos QR que permiten la entrada directa a la aplicación desde dispositivos móviles.

Además, desde 2016 la Universidad cuenta con una Cátedra de Economía y Movilidad Sostenible -anteriormente denominada Cátedra de Economía y Finanzas Internacionales- que adoptó esta denominación con el propósito de darle un enfoque adicional hacia la movilidad.

Esta apuesta de la Universidad de Aguere, en la que también están involucrados el Cabildo tinerfeño y la Fundación CajaCanarias, tiene como objetivo ayudar a paliar el grave problema de transporte que sufre la Isla.

La Cátedra ha elaborado varias encuestas para conocer las preferencias de transporte de los universitarios en función de la zona geográfica en la que residan. Además, estudia la movilidad de visitantes del Parque Nacional del Teide y tiene previstos nuevos retos relacionados con la movilidad del transporte y del turismo, además del desarrollo de iniciativas vinculadas al "big data".

las claves

Sustitución de la "app". La Universidad sustituye la "app" Vía ULL por un acuerdo con Blablacar que permite ampliar el perfil de usuarios a ciudadanos ajenos a la comunidad universitaria.

Sin coste. El convenio con la entidad de transporte colaborativo no implica coste alguno para la institución académica. Por la "app", en cambio, sí había que abonar un canon anual.

Web vinculada a la ULL. Los universitarios pueden acceder a Blablacar a través de la web universitaria.