Economía

Nuevos enfoques para la financiación de las PYMES

5/sep/18 20:40 PM
eldia.es

En los últimos años, han aumentado considerablemente las formas alternativas de financiación, incluso para las pequeñas y medianas empresas (pymes). En muchos países en desarrollo son la columna vertebral de la economía, pero necesitan más capital y conocimientos técnicos para crecer y crear puestos de trabajo.

Según el Banco Mundial, los pymes son responsables de casi el 50? los puestos de trabajo. Al mismo tiempo, su acceso al capital es a menudo particularmente restringido. Si bien las grandes corporaciones están muy contentas de ser atendidas por los bancos comerciales, las pymes siguen siendo un punto medio ausente.

Razones para la financiación pymes

Si una pequeña y mediana empresa opta por la financiación puede elegir entre una amplia gama de opciones. Es importante que se elija la opción de financiación adecuada, ya que influye en el éxito a largo plazo de la empresa. Factores como la edad de la empresa, el tamaño de la empresa y el flujo de caja, deberán ser parámetros de financiación clave para una pyme.

Las empresas tienen un requisito de capital correspondiente para realizar inversiones, aumentar la capacidad de producción, comprar capital de trabajo o aumentar los salarios. Las pequeñas y medianas empresas suelen recurrir a fuentes de financiación externas.

El primer punto de contacto para las pymes suele ser el propio banco. Sin embargo, el acceso a los préstamos bancarios se ha vuelto cada vez más difícil, lo que plantea problemas especialmente para las pequeñas empresas. Los préstamos ofrecen numerosas ventajas para remediar esta situación.

Acceso más fácil al crédito

Los préstamos se procesan generalmente online a través de las plataformas adecuadas. Esto simplifica y acelera considerablemente el proceso de solicitud. En Corfisa, por ejemplo, los documentos requeridos se envían rápida y fácilmente a través de la plataforma como parte de la solicitud.

La comunicación también se lleva a cabo online, eliminando la necesidad de largas citas presenciales. De esta manera se puede acortar todo el proceso de evaluación del crédito y las empresas prestatarias reciben la notificación del resultado de la solicitud de crédito en pocos días.

A la hora de elegir un instrumento de financiación adecuado, el empresario también debe ser consciente de los motivos e intereses del inversor.

Descuento de pagarés para las empresas

Un pagaré es un documento escrito que promete pagar una deuda bajo ciertos términos. La nota normalmente especifica ciertos términos dentro del documento. Estos términos incluyen una serie específica de pagos durante un cierto período de tiempo.

El pagaré también especificará la cantidad en euros de la obligación y la tasa de interés que se aplica a la transacción. A veces los pagarés no tienen intereses asociados, en este caso, el pagaré se emite con un descuento sobre el importe recibido en el momento de la amortización. Por lo general, el pagaré contiene todos los términos relacionados con la deuda, como el monto del capital, la tasa de interés, la fecha de vencimiento, la fecha y el lugar de emisión y la firma del emisor.

Aunque las instituciones financieras pueden emitirlos, los pagarés son instrumentos de deuda que permiten a las empresas y a los particulares obtener financiación de una fuente distinta de un banco. Esta fuente puede ser un individuo o una compañía privada dispuesta a proporcionarla financiación bajo los términos acordados.

Una financiación "flexible"

La financiación sostenible es parte del éxito de una empresa, además de la financiación externa tradicional a través de préstamos por anualidades. Los descuento de pagarés flexibles de Corfisa representan el gran componente para una mezcla de financiación equilibrada.

En la actualidad, las empresas, incluyendo un número cada vez mayor de pequeñas y medianas empresas, están haciendo uso de este instrumento financiero. Los descuentos de pagarés permiten acuerdos individuales entre el empresas de descuento de pagarés y pymes. A diferencia de los préstamos bancarios tradicionales, no es necesario que se deposite ninguna garantía, lo que hace que el alcance financiero de una empresa sea más flexible y más amplio, también porque los activos en el balance de la empresa siguen siendo "libres" para servir como garantía para otras formas de financiación.

Por supuesto, la solvencia del emisor, el poder de obtención de beneficios de explotación y el flujo de caja deben "adaptarse" para que resulten atractivos para los inversores potenciales.