Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La Aemet avisa de lluvia intensa y fuerte temporal marítimo este domingo en Canarias leer

Afate, la calidad de vida en el mundo del alzhéimer

La asociación lleva 23 años prestando atención a los que padecen la enfermedad, con tratamientos especializados y concienciando a la sociedad de Tenerife.
Domingo Barbuzano
3/feb/18 6:10 AM
Edición impresa
Los enfermos reciben a diario la terapia y la afectividad que necesitan./AFATE

La Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer y otras Demencias de Tenerife (Afate) lleva 23 años prestando atención al enfermo de dicha patología y a su familia para mejorar su calidad de vida y concienciar a la sociedad. Atiende al día a 425 personas de forma directa, y beneficia a 640 de manera indirecta. Ello ha sido reconocido por la Fundación Cepsa con su Premio al Valor Social.

Afate cuenta con dos centros de día: uno en La Laguna (Valle Tabares) y otro en Santa Cruz (Los Gladiolos). Además tiene unidades de atención integral en Santa Cruz, La Laguna, Los Realejos, Icod de los Vinos, Los Silos, Puerto de la Cruz, Guía de Isora, San Miguel, Adeje, Fasnia, El Rosario y Candelaria.

Importante son los servicios de ayuda a domicilio de Afate, con fisioterapia, aseo y estimulación cognitiva. Representantes de la asociación destacaron que, con la ayuda de la Fundación CajaCanarias, se ha empezado a actuar en La Gomera y El Hierro.

Este nuevo año de 2018 ha comenzado con la Obra Social La Caixa, la Fundación Caja Canarias y el Gobierno canario un proyecto de atención comunitaria para la prevención del aislamiento social y la soledad no deseada en personas mayores.

Afate tiene una visión de ser referente en calidad de servicio y dar cobertura en toda la isla de Tenerife, con respeto, dignidad, cariño al enfermo y su familia, y transparencia en la gestión de los recursos.

La Asociación de Familiares y Cuidadores de Enfermos de Alzhéimer y otras Demencias de Tenerife es una asociación sin ánimo de lucro que se fundó en junio de 1995 bajo la dirección de Isidro Rodríguez Castro, con el objeto de apoyar, informar y ayudar tanto a las personas con enfermedad de alzhéimer u otras demencias, como a sus familiares y cuidadores.

Desde su fundación, la asociación lucha día a día por desarrollar y lograr recursos encaminados a aliviar la sobrecarga del cuidador principal, figura encargada de asegurar todas las necesidades emocionales, afectivas, sociales o económicas que las personas diagnosticadas de alzhéimer u otras demencias necesitan. Dichas carencias se encuadran en el entorno familiar, lugar donde se desarrollan y conviven, en su mayoría.

Afate es miembro de la Comisión de Demencias de Canarias desde el año 2000. Forma parte de la Federación Canaria de Asociaciones de Familiares de Alzhéimer desde 1998, asesora y recibe información de la enfermedad de alzhéimer por parte de la Unidad de Demencia del Hospital Universitario de Canarias y el de La Candelaria.

Lo último a destacar fue en diciembre de 2017, en que el Gobierno de Canarias dio a Afate la cantidad de 77.066 euros para facilitar la continuidad de los siguientes programas de intervención: "Apoyo emocional, asesoramiento y formación para familiares y cuidadores de personas con demencia", "Intervención terapéutica en personas con demencia en el contexto grupal" y "Atención integral a personas con demencia y a sus familiares y cuidadores".

La intervención terapéutica desde un punto de vista integral, explica Afate, requiere de la estimulación de todas las capacidades del usuario (atención, concentración, memoria, praxias y orientación), así como la estimulación sensorial, mejora de las capacidades físicas (coordinación o equilibrio) y fomento de la autonomía en las Actividades de la Vida Diaria.

Incorporar las nuevas tecnonologías a la intervención supone una mejora sustancial de la atención terapéutica, al mismo tiempo que fomenta las relaciones interpersonales, mejora la comunicación, la autoestima, minimiza la frustración, mejora la motivación y potencia las relaciones intergeneracionales, superando así la brecha digital. Además esta actividad permitirá mejorar la formación al cuidador y potenciar las actividades terapéuticas de cara a la detección a tiempo de demencias en personas mayores, un colectivo cada vez más numeroso en la isla de Tenerife.