Santa Cruz de Tenerife
CRISIS / CATALUÑA / JUSTICIA

Forcadell sale de la cárcel y los exconsellers revisan su línea de defensa

Barcelona/Madrid, EFE
10/nov/17 21:45 PM
eldia.es

La presidenta del Parlament catalán, Carme Forcadell, ha abandonado pasadas las 14.10 horas la prisión de Alcalá Meco (Madrid) tras pagar la fianza de 150.000 euros que le impuso anoche el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena./Fernando Villar (EFE)

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha salido hoy de prisión tras pagar la fianza que le impuso el Tribunal Supremo una vez renunció a la vía unilateral, en una resolución que ha llevado a los exconsellers encarcelados a revisar su estrategia defensiva, sin descartar volver a declarar.

Forcadell, que anoche ingresó en prisión, ha abandonado este mediodía el centro penitenciario de Alcalá Meco después de que el tesorero de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) haya aportado el cheque con los 150.000 euros que le impuso de fianza el magistrado del Supremo Pablo Llarena, cantidad cuyo origen ha pedido VOX que se investigue.

Ya fuera de prisión, que ha abandonado en un vehículo sin hacer declaraciones al centenar de periodistas que aguardaban su salida, Forcadell ha asegurado en Twitter que regresaba a casa "con la conciencia tranquila de haber actuado correctamente: garantizar la libertad de expresión en el Parlament, sede de la soberanía nacional".

Llarena ha acordado hoy la puesta en libertad de Forcadell después de depositar la fianza de 150.000 euros, aunque le ha retirado el pasaporte, le ha prohibido salir de España y le ha fijado comparecencias semanales en el juzgado más cercano a su domicilio o en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

El juez fijó esta fianza a Forcadell, para quien la Fiscalía había pedido prisión incondicional, después de que la presidenta de la Cámara y los demás miembros independentistas de la Mesa acataran la aplicación del artículo 155 de la Constitución y, aprovechando el último turno de palabra, se desmarcaran de la vía unilateral y se comprometieran a mantener su actividad política dentro del marco constitucional.

A la vista de la decisión del magistrado del Supremo, que también dejó en libertad con una fianza -en este caso de 25.000 euros- a los otros miembros independentistas de la Mesa, los abogados de los ocho exconsellers de la Generalitat que desde el jueves de la semana pasada permanecen encarcelados por orden de la Audiencia Nacional han comenzado a revisar su estrategia.

Según han informado fuentes judiciales, tras el cambio de letrado por parte de los cuatro exconsellers del PDeCAT en prisión preventiva, algunas defensas se plantean incluso pedir que vuelvan a declarar ante la Audiencia Nacional, que los envió a la cárcel tras una comparecencia en la que solo aceptaron responder a sus abogados.

Sin embargo, la Fiscalía, que ha anunciado que no recurrirá la decisión de ayer del magistrado Llanera de desestimar su petición de prisión incondicional para Forcadell y tres miembros de la Mesa del Parlament, ha advertido de que esta resolución "en modo alguno contradice, afecta o deslegitima" la que adoptó la magistrada de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, de enviar a prisión al exvicepresidente Oriol Junqueras y a otros siete exconsellers.

En concreto, la Fiscalía insiste en que persiste el riesgo de fuga y reiteración delictiva que justifica que se mantengan en prisión el exvicepresidente Oriol Junqueras y los exconsellers Jordi Turull, Raül Romeva, Josep Rull, Joaquim Forn, Carles Mundó, Dolors Bassa y Meritxell Borràs.

Según el ministerio público, los riesgos que justifican la prisión incondicional para estos exconsellers son "distintos" de los que concurren en los querellados ante el Tribunal Supremo: Forcadell y los miembros de la Mesa de JxSí Lluís Maria Corominas, Lluís Guinó, Anna Simó, Ramona Barrufet y Joan Josep Nuet, de CSQP, este último, el único que quedó en libertad sin ninguna medida cautelar.

Tras la decisión del Supremo de descartar la prisión incondicional que la Fiscalía pedía para Forcadell, dado su compromiso de respetar el marco constitucional, la defensa de la expresidenta del Parlament ha pedido hoy al Supremo que asuma la investigación de la Audiencia Nacional contra el Govern cesado para evitar una posible "disparidad de criterios inaceptable".

En su escrito, el letrado Andreu Van den Eynde -que también representa a los exconsellers de ERC encarcelados- recuerda que las querellas de la Fiscalía por rebelión contra Forcadell y los exmiembros del Govern son "prácticamente idénticas" y, pese a ello, ambas son investigadas por órganos judiciales distintos "en una distribución, cuando menos, curiosa y, en todo caso, generadora de indefensión".

En la misma línea, el secretario tercero de la Mesa, Joan Josep Nuet, ha desvelado hoy que Llarena dio ayer "muestras evidentes de que quiere desescalar judicialmente lo que está pasando", ya que aseguró a los miembros de la Mesa al empezar sus comparecencias: "esto no es la Audiencia Nacional".

Nuet ha asegurado que no tiene ninguna "duda" sobre la voluntad del juez de que ninguno de ellos entrara en prisión, especialmente Forcadell y, por el contrario, ha recriminado al fiscal que intentara "criminalizar al independentismo".

Mientras los partidos políticos siguen enfrascados en Cataluña en la preparación de sus listas y acuerdos para las elecciones del 21D, los diputados de la CUP Anna Gabriel y Benet Salellas han visitado en Bruselas al presidente de la Generalitat cesado, Carles Puigdemont, para trasladarle el apoyo de la formación anticapitalista.