Santa Cruz de Tenerife

Las cuadrillas de accesibilidad y Medio Ambiente volverán en 2018

Más de 160 acciones, sobre todo en Anaga, y acondicionar casi 60.000 metros de terreno avalan el trabajo de estas 200 personas.
J.D.M., S/C de Tenerife
8/nov/17 6:04 AM
Edición impresa

Doscientos trabajadores integrados en más de una decena de cuadrillas en los últimos doce meses, de septiembre a septiembre, han estado adscritos a las áreas de Medio Ambiente y Accesibilidad del Ayuntamiento de Santa Cruz. Han realizado sobre 160 acciones, fundamentalmente en Anaga, traducidas en la mejora y acondicionamiento de 60.000 metros de terreno. Una eficaz labor que ha llevado al Consistorio a repetir la iniciativa en 2018.

La concejalía que preside Carlos Correa ha iniciado las gestiones para poder repetir el año que viene las labores desarrolladas en este ejercicio por las cuadrillas del convenio de Empleo Social, firmado con el Gobierno de Canarias. Estos operarios han realizado tareas de mantenimiento en todo el municipio en ambas materias.

El alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, y el concejal Correa mantuvieron una última toma de contacto con los trabajadores en la explanada del Parque Marítimo César Manrique.

Bermúdez les expresó personalmente su satisfacción "por el gran trabajo que han desarrollado en Santa Cruz. Mi deseo es que esta experiencia laboral, junto a la formación específica que han recibido, les sirva ahora para encontrar un empleo lo antes posible".

Además, el alcalde también quiso destacar la labor de estos operarios que, "en materia de accesibilidad, por ejemplo, han cumplido una destacada labor social en los barrios".

Correa, por su parte, agradeció la implicación de "todos los operarios que han pasado por las cuadrillas desde septiembre del año pasado" y agregó que su área "ya ha presentado el programa para que tengan continuidad durante todo 2018. Sabemos que aún queda mucho trabajo por hacer".

"Se han realizado más de 160 acciones en los distritos -prosiguió el edil- y además se ha logrado, gracias a la colaboración de Sinpromi, impartir una enseñanza específica en materia de accesibilidad a los trabajadores del convenio que se han encargado de realizar estas labores".

Correa admite que la mejor prueba de la labor que se ha desarrollado durante los últimos meses "es la satisfacción que nos han trasladado los vecinos que, en numerosas ocasiones, nos han hecho notar las grandes mejorías que tienen aquellas zonas en las que han actuado las cuadrillas. Esperamos que la experiencia de este año nos ayude a optimizar aún más los recursos, de manera que sea útil para el futuro".

En este sentido, las cuadrillas actuaron en lugares que, por su orografía o tipo de vegetación, hacía muy necesaria este tipo de intervenciones mejorando casi 60.000 metros en las zonas en las que intervinieron, sobre todo dentro del Distrito Anaga.

Entre ellos figuran áreas como María Jiménez, donde se adecuó una superficie total de 3.516 metros y 543 metros cuadrados, respectivamente; Valle Crispín (3.672 metros), Valle Brosque (3.070 metros), La Alegría (2.150 metros), Los Campitos (2.000), San Andrés (7.276), Casas de la Cumbre (4.088), Roque Negro (15.878 metros y 1.465 metros cuadrados, respectivamente), Afur (3.928), Taborno (3.587 metros) y Valleseco (8.000 metros cuadrados).

En el Suroeste

Las cuadrillas adscritas al Convenio de Empleo Social ejecutaron en las últimas semanas cerca de 50 actuaciones de mejora en espacios públicos del Distrito Suroeste, entre las que se incluyen limpieza de solares y pequeñas obras de reparaciones y pintado. Cabe destacar la eliminación de hierbas y maleza en los bordes de solares en calles de La Gallega, así como el adecentamiento de parques. También se limpió la zona marítima de Añaza, en cuyo muellito se pintaron barandas y muros, e instalaciones deportivas abiertas, además de repararse grietas en las canchas. En la calle La Monja, en Barranco Grande, se creó una plataforma para los contenedores de residuos. Fue remozado el interior de la ludoteca del Distrito y se realizaron reparaciones en el inmueble de la murga Rebobinados, tratando las humedades y pintando los muros exteriores. También se pintaron tramos de barandas, como en la calle Guayre de Los Alisios. Se mejoraron los comedores y gimnasios de tres centros educativos durante el verano y se afrontó el pintado de muros exteriores del CEIP El Draguillo.