Santa Cruz de Tenerife
EL ROSARIO

Costas repondrá la arena de las playas de la avenida Colón

El Día, S/C de Tenerife
8/nov/17 6:04 AM
Edición impresa

La Dirección General de Costas comenzará a ejecutar trabajos de recarga de la arena de las playas de Radazul a partir del próximo lunes, según anunció ayer el Ayuntamiento de El Rosario después de una reunión celebrada el lunes en la sede de la corporación en la que los técnicos del área vinculada al Ministerio de Medio Ambiente dieron los detalles sobre los trabajos a ejecutar.

Este encuentro, que estuvo presidido por el alcalde y el edil de Obras, Escolástico Gil y Jacinto Correa, sirvió de puesta en común para la coordinación entre los técnicos de ambas administraciones y el jefe de la Policía Local.

Los trabajos se alargarán durante aproximadamente dos semanas desde el comienzo de las actuaciones. En este caso, durante los trabajos de descarga y allanado de la arena permanecerán cerradas las playas y durante los días del fin de semana se abrirá al público la zona de solarium y al acceso al mar a través de las escaleras de acceso en el frente litoral. Asimismo, varias plazas de aparcamiento de la avenida Colón deberán ser suprimidas durante el tiempo que duren los trabajos para la descarga de la arena.

Alrededor de 2.000 metros cúbicos serán distribuidos entre las dos calas de Radazul, frente a la Avenida Colón que no se benefician de trabajos de recarga de arena desde su inauguración en 2010. La obra la llevará a cabo la empresa Ascolcan SL y supone una inversión de unos 30.000 euros.

El alcalde de El Rosario, Escolástico Gil, explicó al respecto que "estos trabajos de mejora de la costa son importantes para que el litoral de nuestro municipio, que es muy visitado tanto por residentes como por ciudadanos de toda el área metropolitana, presente el mejor aspecto posible de cara a la futura campaña estival".

Costas lleva a cabo periódicamente este tipo de trabajos de regeneración de playas en las costas canarias, fundamentalmente durante los meses de otoño e invierno para ocasionar las menores molestias posibles, y su objetivo fundamental es el de reducir la exposición de la costa frente al mar y la paulatina pérdida de arena derivada de las corrientes marinas y el oleaje.