Santa Cruz de Tenerife

Los pediatras piden actualizar el calendario oficial de vacunación

Los profesionales demandan que la financiación pública incluya las vacunas del virus del papiloma humano y del rotavirus, ya que lo consideran "una cuestión de salud pública".
Efe, Madrid
7/nov/17 6:06 AM
Edición impresa

Pediatras expertos en vacunación infantil reclamaron ayer la inclusión de las vacunas del rotavirus y del virus del papiloma humano (VPH) para niños en el calendario oficial con financiación pública, ya que lo consideran una cuestión de salud pública.

Así se puso de manifiesto en un debate organizado por EFE, en colaboración con MSD, sobre las vacunas del rotavirus, enfermedad que provoca fuertes diarreas y problemas gastrointestinales en niños menores de dos años; y del VPH, causa del cáncer de cérvix, ano, vulva, vagina, pene y orofaringe, que se administra públicamente a niñas a partir de 12 años, pero no a niños.

En este encuentro participaron los doctores Ignacio Salamanca, coordinador del Grupo IHP de Pediatría; Josep Marés, del Instituto Pediátrico Marés-Riera de Blanes (Girona); y el director médico de MSD, Manuel Cotarelo.

El doctor Marés subrayó la seguridad de la vacuna del VPH: "Tenemos una herramienta eficaz y efectiva que garantiza su seguridad. Demostrada inicialmente en ensayos clínicos en más de 90.000 personas y que, además, se ha administrado en 270 millones de dosis con sistema de vigilancia activa y pasiva".

Su administración, añade Marés, evita los cánceres que causa el VPH, cuyo riesgo aparece en el inicio de la vida sexual, por eso los 12 años es la edad más efectiva para su cobertura, antes de esta etapa. El 90% de estos cánceres son prevenibles con vacunas. Si no hay virus, no hay cáncer".

En chicas hay una cobertura del 80-85%, en España, pero "la asignatura pendiente son los chicos", ya que en ellos la recomendación es individual y es la familia quien costea el gasto, a diferencia de países como Australia, Estados Unidos y otros de nuestro entorno, expuso este pediatra.

"Con los datos epidemiológicos conocidos, la carga de enfermedad en hombres y mujeres, su transmisión por contacto sexual y la seguridad demostrada de las vacunas, no veo ninguna razón para no extender la vacunación a hombres y mujeres si queremos reducir la incidencia; es objetivo prioritario su inclusión en las estrategias de salud pública y en el calendario de vacunas", resaltó Marés.

Las autoridades sanitarias -opina- "tienen que evaluar el coste de incluir esta vacuna para chicos preadolescentes en el programa; con los datos que hay de seguridad y efectividad les corresponde a ellos tomar una decisión para luchar contra la enfermedad del papiloma".