Santa Cruz de Tenerife
GÜÍMAR

El Pleno paraliza el proceso para licitar la recogida de la basura

El pliego tiene que ser adaptado a una modificación legislativa reciente que afectará al presupuesto de licitación de este servicio.
J.A. Medina, Güímar
3/nov/17 6:10 AM
Edición impresa

El Pleno del Ayuntamiento de Güímar paralizó ayer provisionalmente el proceso para licitar el servicio municipal de recogida y transporte a gestores autorizados de residuos domésticos, biorresiduos, fracción de papel y cartón, envases ligeros, textil y calzado, aceites usados de cocina, voluminosos, residuos de aparatos eléctricos y electrónicos domésticos y limpieza viaria de espacios públicos abiertos y de playas.

La medida consistió en corregir errores en los pliegos de prescripciones técnicas y de cláusulas administrativas particulares del expediente de contratación consistente, básicamente, en su adaptación a la modificación legislativa realizada hace varios meses que obliga, en concursos públicos como éste, a disponer de cinco presupuestos para ponderar el coste de licitación que, previa su aprobación, deberá tener el visto bueno del órgano consultivo.

La aprobación inicial del anteproyecto de explotación de la gestión del servicio de la basura en Güímar tuvo lugar el 28 de junio pasado. La propuesta del concejal nacionalista y primer teniente de alcalde, Gustavo Pérez, establece que el contrato tendrá una vigencia de 15 años, sin opción a prórroga.

Ese pliego contempla un presupuesto de licitación cifrado en 1.909.164,15 euros, impuestos incluidos, lo que supone un incremento del 61,88% con respecto al coste actual. Este valor deberá ser corregido o ratificado en el nuevo procedimiento.

Respecto a la plantilla, el anteproyecto aprobado en junio refleja un incremento de 18 a 35 trabajadores y que el control del servicio se realizará mediante una página web, una aplicación (app) de dispositivos móviles, la monitorización con un sistema de posicionamiento global (GPS) e indicadores medioambientales.

El concejal, Gustavo Pérez, explicó que la medida aprobada ayer "es obligada" y "la primera vez que se aplica en la Isla". El edil espera que haya diligencia en la tramitación y terminación de este proceso "porque el municipio necesita mejorar el servicio".