Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Ada Colau garantiza que Barcelona está lista para acoger la EMA leer

Aplazan la decisión de detener a Puigdemont, refugiado en Bruselas

La magistrada dejó pendiente de resolver la petición de la Fiscalía en la que ayer le solicitó emitir una orden europea de detención y entrega (OEDE) contra el expresidente.
Efe, Madrid
3/nov/17 6:09 AM
Edición impresa

La juez de la Audiencia Nacional de España Carmen Lamela aplazó la decisión acerca de ordenar la detención contra el expresidente del Gobierno regional catalán Puigdemont y cuatro exconsejeros de su gabinete, que están en Bruselas y no acudieron ayer a declarar por los supuestos delitos de rebeldía, secesión y malversación de fondos públicos.

La magistrada dejó pendiente resolver la petición de la Fiscalía que ayer le solicitó emitir una orden europea de detención y entrega (OEDE) contra Puigdemont y los otros cuatro exconsejeros que le acompañaron a Bélgica el pasado lunes.

La Fiscalía federal belga dijo ayer que está a la expectativa y que "aplicará la ley" si las autoridades judiciales españolas emiten una orden europea de detención y entrega (OEDE) del expresidente del Gobierno regional de Cataluña Carles Puigdemont.

"Solo puedo decir que se aplicará la ley, si la recibimos (la euro orden). No podemos hacer más comentarios ni conjeturas", añadieron las fuentes de la fiscalía.

El ministerio fiscal federal será la autoridad belga que reciba la euro orden de detención de parte de la Justicia española y la encargada de ejecutarla.

Puigdemont y cuatro exconsejeros -Antoni Comín (Salud), Clara Ponsatí (Enseñanza), Lluís Puig (Cultura) y Meritxell Serret (Agricultura)- están desde el lunes en Bruselas y ayer debían de comparecer ante la Audiencia Nacional de España para declarar por la querella presentada por la Fiscalía española, que los acusa de los delitos de rebelión, sedición y malversación.

Los exmiembros del Ejecutivo autonómico catalán en Bélgica abandonaron en la noche del martes el hotel del centro de Bruselas en que se alojaban y, según esas fuentes, se desconoce dónde están hospedados en la actualidad "por seguridad".

El abogado de Puigdemont, el flamenco Paul Bekaert, explicó ayer a la prensa holandesa que intentará evitar la detención y prisión provisional para su cliente en el caso que se emita una orden de detención europea.

Bekaert no ha aclarado aún si también representará al resto de los exconsejeros catalanes que abandonaron Cataluña y están con Puigdemont en la capital belga.

El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, recordó al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y a los exconsellers del Govern que "su deber es comparecer". "En relación a las personas que no han comparecido el deber es comparecer delante de la citación de un juez, en España o en cualquier otro país de la Unión Europea, y normalmente se cursa orden de detención si no acuden", explicó Lesmes, quien también es presidente del Tribunal Supremo.

La coordinadora del PDeCAT, Marta Pascal, aseguró que, a pesar de que Puigdemont no declaró, "nuestro presidente ha demostrado su predisposición a cooperar con la Justicia".

Concentración en defensa de la libertad de los "presos políticos"

Miles de personas se concentraron ayer en las puertas del Parlament en un acto convocado por las plataformas soberanistas para pedir la libertad de los "presos políticos". Las organizaciones soberanistas ANC y Òmnium convocaron concentraciones frente a todos los ayuntamientos para protestar contra la decisión de la juez de enviar a prisión a Junqueras y siete exconsellers./ efe

Barcelona reconoce el Govern como legítimo

El pleno del Ayuntamiento de Barcelona reconoció ayer al Govern y al Parlament surgidos de las urnas del 27 de septiembre de 2015 como el único legítimo de Cataluña, pero rechazó una propuesta de la CUP para reconocer la proclamación de la república catalana.

Aprobó una propuesta de ERC para apoyar la legitimidad del Govern, rechazar la aplicación del artículo 155 y "la respuesta autoritaria y amenazadora del Estado", algo que votaron a favor ERC, BComú, el grupo Demòcrata, la CUP y el concejal no adscrito, Gerard Ardanuy (Demòcrates), mientras que PSC, Cs y PP han votado en contra.

BComú votó en contra del reconocimiento de la proclamación de la república catalana que había propuesto la CUP, por lo que quedó rechazada su propuesta, que también abogaba por que el Ayuntamiento pusiera todas sus herramientas para impedir la intervención de las instituciones catalanas y "hacer efectiva la república".

El líder de ERC en Barcelona, Alfred Bosch, lamentó las acusaciones injustas, desproporcionadas y anticuadas contra el Govern, la Mesa del Parlament, y los presidentes de la ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, y aseguró que es necesario aprovechar las elecciones del 21D: "Nadie nos podrá acusar de que las hemos cocinado".

"Mientras haya gente en prisión e instituciones intervenidas no serán unas elecciones normales", expresó el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, y aseguró que la declaración de la república catalana es una propuesta retórica que divide y no sirve para crear alianzas, mientras que Carmen Andrés (PSC) ha dicho que las elecciones del 21D son una salida a la crisis institucional.