Santa Cruz de Tenerife

Identificado por tocamientos a una mujer y causar una reyerta

El Día, S/C de Tenerife
2/oct/17 6:05 AM
Edición impresa

Una patrulla de policías locales de Santa Cruz de Tenerife identificaron en la tarde de ayer a un varón de mediana edad que presuntamente, según algunos testigos, realizó tocamientos a una mujer y, a raíz de esa circunstancia, provocó una reyerta con otras personas que estaban en un local y familiares de la afectada.

Los hechos ocurrieron en una de las cafeterías situadas en la popularmente conocida como La Rotonda de la avenida de La Salle.

Supuestamente, una mujer acudió hasta el interior del local para pagar su consumición.

En ese momento, el varón identificado presuntamente tocó los glúteos de la afectada. A partir de ese momento, otros clientes del negocio increparon y se enfrentaron al hombre.

Además, familiares de la afectada se vieron envueltos en el altercado.

Dos miembros del cuerpo de seguridad municipal llegaron en primer lugar a la zona y separaron a las partes para conocer sus respectivas versiones y tranquilizar a los implicados.

Finalmente, los policías locales pidieron al individuo que fuera a buscar su documentación, por lo que quedó filiado. Según una de las fuentes consultadas, las partes no quisieron denunciarse. Otra patrulla de la Policía Nacional acudió para apoyar a los policías locales, pero su intervención no fue necesaria.

Efe, Zaragoza

Un hombre de 33 años y de origen ecuatoriano falleció ayer a causa de la inhalación de humo originado en el incendio de la cocina de la vivienda en la que habitaba, en una séptima planta de un bloque de viviendas ubicado en la calle Santa Orosia de Zaragoza.

Según informa el Cuerpo de Bomberos de Zaragoza, el incendio fue detectado por una persona que paseaba sobre las 08:38 horas de la mañana frente al edificio y que avistó una columna de humo que salía por la ventana del inmueble.

El equipo de bomberos desplazado al lugar del siniestro, un vehículo de mando, un camión tanque, una grúa para alturas y una ambulancia medicalizada, forzó la puerta de entrada a la vivienda nada más llegar y localizaron en la cocina un pequeño fuego que se estaba extinguiendo por sí mismo después de horas de arder. Tras apagar las llamas, los bomberos localizaron en la cama de uno de los dormitorios a un hombre que aparentaba estar dormido y que no reaccionó al tratar de ser despertado. Media hora después de sacar al ocupante del interior de la vivienda, el personal sanitario certificaba su muerte después de intentar su recuperación con maniobras de resucitación.

Las fuentes citadas apuntan a la posibilidad de que el incendio hubiera generado una nube de humo que se habría extendido lentamente por el interior del inmueble, sin ser apercibida por el fallecido, J.M.V.

La combustión habría provocado la rotura de uno de los cristales de la ventana de la cocina y expulsado el humo al exterior, momento en el que fue detectado por el viandante que alertó a los bomberos.