Santa Cruz de Tenerife

El conflicto, desde el exterior

Las reacciones en otros países fueron diversas, desde las críticas de Maduro a Rajoy, a las peticiones de diálogo de Suecia; desde el apoyo serbio a España o el ofrecimiento de la experiencia en Quebec.
El Día/Efe 
2/oct/17 6:04 AM
Edición impresa

L a Asociación Europea de Jueces trasladó ayer su "apoyo más solido y absoluto a todos los jueces españoles" a la vista de "los recientes eventos" en Cataluña.

Los jueces europeos expresan su solidaridad con sus compañeros en España en un comunicado aprobado por unanimidad por el Grupo Europeo de la Unión Internacional de la Magistratura (UIM) a instancias de la española Asociación Profesional de la Magistratura (APM), de carácter conservador y mayoritario.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, expresó su solidaridad tras los incidentes registrados en Cataluña y advirtió de que Mariano Rajoy tendrá que "responder ante el mundo" por la "represión brutal".

"Rajoy tiene que responderle al mundo por lo que le ha hecho al pueblo catalán (...). Toda nuestra solidaridad con el pueblo de Cataluña (...). Cataluña tiene el derecho a la democracia, a la paz, a la libertad", afirmó.

Maduro dijo que este 1 de octubre es un día que "quedará para la historia de la lucha por la democracia, del pueblo catalán y de los pueblos del mundo", pero reprochó que "Rajoy optó por lo más vulgar, la represión inclemente contra gente inocente".

La ministra de Exteriores sueca, la socialdemócrata Margot Wallström, instó a las partes enfrentadas en Cataluña a "encontrar una manera de volver al diálogo", tras los "violentos enfrentamientos" con numerosos heridos registrados durante el referéndum secesionista. Wallström escribió en Twitter al término del referéndum independentista organizado en Cataluña y declarado ilegal por el Tribunal Constitucional español, que estuvo rodeado de altercados en los que se registraron 761 heridos. El Ministerio de Asuntos Exteriores de Noruega colgó en la misma red social un mensaje de la Secretaría de Estado de este país nórdico, Marit Berger Røsland, quien mostró su preocupación por "la violencia vista en Cataluña y por una nueva escalada de la situación".

El ministro de Exteriores de Serbia, Ivica Dacic, apoyó la integridad territorial, la soberanía y la unidad de España, que calificó como uno de los mayores amigos del país balcánico.

El Gobierno federalista de la provincia canadiense de Quebec dijo en un comunicado que "condena los actos de violencia" ocurridos y se ofreció para compartir con España y Cataluña su experiencia en "materia de conciliación".

El primer ministro de Quebec, Philippe Couillard, añadió que no se inmiscuirá en "el debate político" y que ha "adquirido experiencia en el área de conciliación en Quebec". "Hemos ofrecido a Cataluña y España compartir esta experiencia, si se considera útil", aseguró.