Santa Cruz de Tenerife
EL DESAFÍO CATALÁN

Día clave para la unidad de España

El bloqueo de las instalaciones del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) de la Generalitat por la Guardia Civil supone "un golpe asestado a la organización del referéndum ilegal" y su anulación.
Efe, Madrid
1/oct/17 6:19 AM
Edición impresa

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, consideró ayer que el bloqueo de las instalaciones del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) de la Generalitat por la Guardia Civil supone "un golpe asestado a la organización del referéndum ilegal" y su anulación por el Estado de derecho.

Méndez de Vigo, en declaraciones en el Palacio de La Moncloa, subrayó que el Ejecutivo estaba siguiendo con detalle los acontecimientos en Cataluña la víspera del 1 de octubre y que la actuación de ayer de la Guardia Civil es un paso más para evitar las aspiraciones de los independentistas.

A todas la carencias de legalidad de esta consulta, Méndez de Vigo sumó el hecho de que, a diferencia de las 35 consultas electorales que ha habido en Cataluña desde 1977, en la teórica jornada de reflexión estén haciendo campaña a favor del referéndum diversos dirigentes independentistas.

Respecto a la intervención en el CTTI, el ministro explicó que de esta forma se evitó que se pueda utilizar el voto telemático o el recuento de los votos.

Precisó que esta intervención, como aseguró que ocurre con todas las que se están llevado a cabo, se realizó en el marco de estricto de la ley y por orden judicial.

"Con esta actuación queda de relieve algo que venimos diciendo hace mucho tiempo, que este referéndum ilegal convocado por la Generalitat ya ha sido anulado por el Estado de derecho", recalcó.

Méndez de Vigo recordó que la consulta no tiene ningún apoyo internacional, ni Sindicatura Electoral, ni papeletas oficiales, ni censo, ni constitución de las mesas.

Por tanto, aseguró que el Gobierno afronta la jornada de hoy con "serenidad y tranquilidad".

Respecto a las concentraciones que sucedieron ayer en diversos ayuntamientos de todo el país en contra del referéndum y en favor de la unidad de España, el portavoz del Gobierno dijo que el Ejecutivo respeta siempre la libertad de expresión, reunión y manifestación de todos.

"España es una democracia madura, avanzada y la gente expresa sus sentimientos, preocupaciones, deseos y anhelos", añadió.

Las entidades soberanistas que apoyan el referéndum se movilizaron ayer en las últimas horas para intentar aumentar el número de escuelas ocupadas la víspera del referéndum independentista.

La plataforma Escoles Obertes, que busca garantizar que colegios y centros cívicos puedan usarse como puntos de votación en el 1-O, trató de movilizar al máximo de voluntarios especialmente en los colegios del área metropolitana de Barcelona, que concentra al grueso de los votantes.

Fruto de estos llamamientos, y de los hechos por otras plataformas prorreferéndum, decenas de personas se concentraron ayer en la Escuela Industrial de Barcelona para intentar blindarla como punto de votación.

También el grupo catalán de pop Mishima inició una ronda de actuaciones en cuatro colegios de Barcelona en respaldo a las personas que se concentraron para pasar la noche en esas escuelas.

Varias corales, grupos de castellers y entidades relacionadas con la cultura popular catalana también se implicaron en las actividades organizadas por grupos de padres en colegios y centros cívicos de toda Cataluña la jornada previa al 1 de octubre.

Almuerzos populares, clases de pintura, juegos de mesa, debates, conciertos o bien sesiones de cine fueron otras de las actividades que se improvisaron durante todo el día para evitar el cierre de los colegios, que los Mossos d'Esquadra deben llevar a cabo por orden judicial.

Como excusa para mantener abiertos los colegios se han convocado fiestas del otoño, acampadas o bien fiestas de inicio de curso.

El CEIP Els Horts, en el barrio barcelonés de La Verneda o bien el colegio Poeta Foix, del distrito de Sarrià-Sant Gervasi, son ejemplos de escuelas que se sumaron a la lista de locales donde se organizaban actividades para evitar el precinto.

En Tarragona, una veintena de policías nacionales, una quincena de ellos uniformados, irrumpieron en el IES Antoni Martí i Franquès en búsqueda de papeletas para el referéndum.

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) exigió al presidente del Ejecutivo catalán, Carles Puigdemont, y al consejero de Justicia de esta comunidad, Carles Mundó, que facilitaran "todos los medios personales y materiales precisos" para que ejerzan todos los juzgados de guardia en Cataluña desde las 8:00 horas.

El CGPJ, cuya Comisión Permanente se reunió de forma extraordinaria ayer, explicó en un comunicado que corresponde al departamento de Justicia de la Generalitat proveer a los juzgados de "los medios precisos" para el desarrollo de su función "con independencia y eficacia". De esta manera, advirtió al Gobierno autonómico de que podría incurrir en responsabilidades incluso "penales".

El presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sànchez, afirmó que, dado el "sitio" que a su juicio ejerce el Gobierno contra el 1-O, llegar a un millón de participantes ya sería "un éxito desbordante".

El líder de la ANC criticó lo que denominó como "sitio" aplicado por el Gobierno a quienes organizan el referéndum ilegal del 1-O y admitió que "con esta presión puede ser difícil una alta participación", pues ya es "una heroicidad haber llegado al 1 de octubre".

"Queremos que participe cuanta más gente mejor, pero el sitio del Gobierno nos pone el listón muy alto: un millón de participantes sería un éxito desbordante, pero nosotros trabajaremos para superar esta cifra", ha expresado Sánchez.

De producirse esta cifra, sería inferior a la de la consulta organizada el 9 de noviembre de 2014, cita en la que participaron 2,3 millones de catalanes.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, mantuvo una conversación telefónica con la canciller alemana, Angela Merkel, quien le trasladó todo su apoyo para que prevalezca la ley ante el intento de los independentistas catalanes de celebrar hoy un referéndum.

Fuentes del Ejecutivo informaron de esa conversación de Rajoy con Merkel, en la que han analizado la situación existente en Cataluña, donde el Ejecutivo regional quiere celebrar una consulta soberanista que fue suspendida hace varias semanas por el Tribunal Constitucional.

La canciller, según estas fuentes, mostró su total apoyo al jefe del Ejecutivo y le trasladó su confianza en que prevalezca el orden constitucional y el respeto a la legalidad.

El colectivo de Periodistas Pi i Maragall denunció que varios activistas llenaron la fachada de la sede del diario digital Crónica Global con carteles y pintadas pidiendo que se vote en el referéndum del 1-O. Esta asociación condenó este "ataque" y denunció que hace meses ya sufrieron una actuación parecida.

Miles de personas se concentraron ante el Ayuntamiento de Madrid y de varias ciudades españolas, entre ellas Barcelona, en contra del referéndum independentista de hoy y para reivindicar la "unidad de España" y la legalidad de la Constitución frente al separatismo catalán.

La concentración más multitudinaria fue la de Madrid, en la plaza de Cibeles, frente a la sede del Ayuntamiento de Madrid, donde los asistentes corearon frases como "España unida jamás será vencida" o "Puigdemont a prisión", así como otros cánticos en apoyo a la Guardia Civil y a la Policía Nacional.

La convocatoria realizada por la Fundación para la Defensa de la Nación Española (Denaes) bajo el lema "España somos todos", contó en Madrid, según la Delegación del Gobierno, con la participación de unos 10.000 manifestantes que han portado numerosas banderas de España.

Poco a poco los manifestantes, entre los que se encontraba el exministro Jaime Mayor Oreja, fueron moviéndose hacia la carretera. Al término de la concentración, sin incidentes y en la que se vieron algunas banderas preconstitucionales, estaban cortados el paseo del Prado y de Recoletos y parte de la calle de Alcalá.

En Barcelona, unas 350 personas, según la Guardia Urbana, se concentrado en la plaza de Sant Jaume frente al Palau de la Generalitat en defensa de la permanencia de Cataluña en España, entre gritos de "Puigdemont a prisión" y "No votaremos". Algunos manifestantes se enfrentaron con tres personas que clamaron consignas independentistas, entre ellos un hombre que gritó a los manifestantes "dais vergüenza" y fue protegido por Mossos de Esquadra y un joven que gritó "votaremos" y fue zarandeado por los manifestantes.

La Guardia Civil busca puntos de votación

La Guardia Civil se personó en el Centro de Seguridad de la Información de Cataluña con la orden judicial de detectar puntos de votación electrónica en los colegios electorales del 1-O, pues se habló de 29 bases de datos que iban a ser usadas para ello./ efe