Santa Cruz de Tenerife

La revolución del amor o cómo Cupido se lanzó a internet

Las parejas ya no nacen por las calles, lo hacen en portales de citas online. Internet ha demostrado servir para cualquier cosa que se le proponga. Si buscas algo para comprar, si necesitas información sobre un evento, si estás recopilando datos para un trabajo, aprender sobre algo, enterarte de la actualidad más reciente o incluso si quieres enseñar a un amigo una foto de tu último viaje. Cualquiera de estas situaciones pueden solucionarse recurriendo a la tecnología, y con una facilidad que antes era imposible de tener.
29/sep/17 19:12 PM
eldia.es

Y también sirve para encontrar pareja. Lo creas o no, la comunicación es uno de los aspectos que más se ha beneficiado de la red de redes, y gracias a esto son muchos los que se han envalentonado a buscar a su media naranja en el mundo digital. Es cierto que hay mucho dicho y escrito sobre falsas identidades y personas que fingen ser lo que no, pero de lo que no se habla es de la otra parte, de las personas que han logrado conocerse y compartir su vida gracias a un encuentro virtual.

Según diferentes estudios, usar un portal para conocer pareja en españa, y hacerlo con éxito, es algo bastante complicado. Al final se reduce a un proceso de ensayo y error en el que la paciencia y las ganas siempre han de estar presentes. Como en el mundo exterior, encontrar a tu media naranja no es algo que ocurra cada dos por tres y, aunque en internet puedes toparte con cientos y miles de personas, la probabilidad sigue siendo similar.

Como curiosidad, el primer mes del año es el que más registros tiene en estos portales. Puede que enero se convierta en el momento más indicado para empezar a cumplir ese propósito de Año Nuevo de encontrar a esa persona con la que compartir el resto de la vida. Y mira por donde, de encontrarla a través de internet.

Las cosas claras, y el chocolate espeso. Encontrar a alguien a través de la red de redes es mucho más sencillo. Si comparas lo que supone entrar a una web, registrarse, subir una foto y empezar a mirar perfiles en lugar de salir a la calle, tener la suerte de que se propicie el conocer a alguien, conectar...

Las diferencias son evidentes, y puede que con esto de la tecnología se pierda cierto toque romántico y se mecanice algo que siempre se ha dicho que sale del corazón, o de la barriga. Pero los resultados son los que son, y su eficacia y utilidad están más que demostradas.

Y las cifras lo corroboran. Alrededor del 40% de las personas que han probado un portal de citas en línea ha conseguido encontrar una pareja estable que les ha llevado a una relación a largo plazo o incluso al matrimonio. No a la primera, porque es algo casi imposible de conseguir; pero si manteniéndose fieles a los principios de paciencia y voluntad que mencionábamos antes.

Útiles, y cada vez más empleados

Seguimos con las cifras para caer en una afirmación que no ha hecho más que evidenciarse en los últimos años: el uso de los portales de citas no hace más que crecer. Tanto, que sitios como eDarling están consiguiendo 200.000 nuevos registros a cada semana que pasa, con un 10% conformado exclusivamente por usuarios de España.

Acudimos cada vez más a estos sitios, y no solo por la comodidad, sino también por nuestro ritmo de vida. Trabajo, horarios apretados, desplazamientos... El día a día y nuestras obligaciones apenas nos dan tiempo para invertirlo en otras cosas, y el contar con un terminal móvil con el que poder echar un vistazo y buscar a una persona son un gran aliciente. Puedes estar en el metro, en el bús, o incluso mientras te comes el bocadillo del descanso; da igual el dónde, porque solo deslizando el dedo tienes a tu disposición a miles de personas con las que contactar para charlar "y lo que surja".

Los románticos y tradicionales tampoco tienen que alarmarse. Es una tendencia creciente, pero para nada es sustitutiva. Los medios más tradicionales, los típicos ligues de bar o encuentros fortuitos siempre están presentes y acechando para ocurrir cuando menos te lo esperas. Pero claro, ¿para qué esperar al azar y a que algo suceda cuando puedes provocarlo desde tu propia casa?

Sea por las circunstancias, por nuestras cambiantes necesidades, o incluso por moda, la realidad es que los portales de citas online han llegado para quedarse. Seguirán creciendo y seguirán ganando adeptos, como también seguirán generando preciosas historias de amor y desamor. Nos lo ponen muy fácil para conocer personas, pero el resto queda de nuestro lado, de la naturaleza azarosa, caótica y tremendamente fascinante del ser humano.