Cultura y Espectáculos

El misil literario de Mariano Gambín

El escritor tinerfeño da forma en su última novela a una trama de acción que se desarrolla en 80 minutos. "Colisión es un ejercicio narrativo trepidante que envuelve una amenaza marítima que se aproxima a Tenerife", resume el autor.
Jorge Dávila (@davilatoor) A
1/dic/14 1:25 AM
Edición impresa
El misil literario de Mariano Gambín

Jorge Dávila (@davilatoor)

A firma que la trama de "Colisión" nació a raíz de uno de sus numerosos embarques entre las dos islas capitalinas. "La idea inicial gira en torno a lo sencillo que podría ser, sobre el papel, secuestrar uno de esos barcos rápidos que unen a Tenerife con Gran Canaria o viceversa", dice el abogado y escritor Mariano Gambín en torno al contenido de una novela de la que hablará el próximo miércoles, a partir de las 19:30 horas, en la sede lagunera de la Real Sociedad Económica Amigos del País de Tenerife.

"La acción transcurre en un trayecto de 80 minutos entre los puertos de Agaete y Santa Cruz de Tenerife", avanza el autor de la conocida trilogía "Ira Dei" que "sin el propósito de crear un alarmismo que vaya más allá de esta ficción, se me ocurrió pensar en una historia que se impulsara desde la realidad, a pesar de que Fred Olsen no me autorizó a usar el nombre de la naviera, y que tuviera mucho de lo que yo hago", aclara el tinerfeño sobre los sucesos acaecidos en a bordo del "Nivaria Ultrarápido", un catamarán que es tomado por un comando checheno -logran introducir en sus bodegas unos camiones cargados con nitrato de amonio- con el objetivo de estrellarlo contra el "Rossia", un superpetrolero de pabellón ruso que llega al litoral tinerfeño para realizar una descarga simbólica en la refinería.

"Yo no tengo nada en contra esas instalaciones. Eso es algo con lo que los tinerfeños hemos crecido y que forma parte no solo de nuestra historia, sino de nuestras peores pesadillas... Seguro que más de uno se ha parado a pensar alguna vez qué pasaría en el caso de que se produjera una incidencia en la refinería; ¿hasta qué punto la ciudad de Santa Cruz se vería afectada por una posible explosión?", se cuestiona Gambín al tiempo de revela una de las claves de "Colisión". "Un catamarán controlado por un comando terrorista, cargado con explosivos y con rumbo al muelle santacrucero tiene el mismo efecto que un misil", aclara de un argumento en el que Luis Oriosto, un exfuncionario de Hacienda que viaja en el barco que pretenden estrellar contra el mayor superpetrolero del mundo, establece una vía de comunicación con la periodista Sandra Clavijo y el inspector del Cuerpo Nacional de Policía, Antonio Galán, mientras el "Nivaria" viaja a toda máquina con destino a Tenerife. "Cuando empecé a escribir esta novela aún no estaba de moda el tema de las prospecciones. Por ahí, tampoco van a encontrar cierto oportunismo literario con el asunto del petróleo... Mi única intención es crear una intriga que se alarga durante una hora y veinte minutos en la que se abren una serie de tramas paralelas. Lo cierto es que me estoy superando porque si en El Círculo Platónico todo ocurría en seis horas, aquí el margen se reduce a 80 minutos", compara sobre un libro que ofrece al lector dos capítulos introductorios antes de iniciar una frenética respuesta antiterroristas.

Mariano Gambín asegura que su intención es ofrecer algo distinto en cada libro, aunque haya unos elementos que definan su narrativa que siempre están marcados. "No me gusta revisar lo anterior para poner distancia con otros libros y generar una acción novedosa", matiza un autor que admite que "el factor sorpresa es cada vez más complicado de encontrar. En cualquier caso, creo que en "Colisión" he cambiado el chic con respecto a mis libros anteriores", añade en un momento de la entrevista en el analiza la relación que mantiene con sus lectores.

Gambín deja en mano de sus seguidores el presunto éxito de sus historias. "Si de verdad existe (ríe), son los lectores los que deberían explicar las razones que les mueves a leer mis libros. Lo único que puedo decir es que ellos siempre me piden una más; que les de otra intriga sin exigirme qué es lo que quieren leer. Creo que todo está conectado con la fórmula de usar muchos personajes y unas cuantas escenografías que se conectan con el argumento principal", dice sobre una narrativa que suele tener muchas pinceladas de verdad. "Si a la ficción no le pones un poco de realidad la trama se cae; esa es una de mis claves", argumenta el también autor de "El viento del diablo" (Roca Editorial).

La idea anterior la cierra Gambín precisando que "esos elementos hacen más creíble a la historia. Si no las acercara a un contexto que le es familiar a los lectores esta fórmula no funcionaría", admite un novelista que ya planifica otro título. "Ahora toca promoción, pero no hay que dejar que te pille el toro y ya estoy con otro libro", adelanta un letrado que se ha acostumbrado a mantener un estrecho vínculo con sus leales lectores. "Los libreros dicen que no me vendo mal, pero aún hay gente que se acerca a la mesa en la que estoy firmando ejemplares que no conocen mi obra y entonces, de la manera más sencilla posible, es cuando me toca explicar quién soy y qué tipo de escritura hago", resume sobre un modelo que está apegado a la acción.

"Sigo fiel a los escenarios en los que pasan muchas cosas en poco tiempo. El ritmo narrativo es alto y exige pensar rápido, pero me encuentro cómodo en ese registro", admite antes de aportar dos ideas. La primera vinculada con el momento "dulce" que vive la narrativa canaria y la segunda con el punto de partida de esta información. "Quiero pensar, y seguro que es así, que secuestrar uno de esos barcos no es tan fácil como lo cuento en el libro", concluye Mariano Gambín.

Mariano Gambín

Escritor / Autor de "Colisión"

Autor: Mariano Gambín

Título: "Colisión" Publicado: Roca Editorial

Páginas: 384