Santa Cruz de Tenerife

El juez Pedraz pide informes a la Ertzaintza sobre el acto con etarras

Efe, Madrid
3/ene/14 1:01 AM
Edición impresa

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz pidió ayer informes a la Ertzaintza sobre el acto convocado el sábado en Durango (Vizcaya) por el Colectivo de Presos Políticos Vascos (EPPK) en el que participarán 63 etarras excarcelados a raíz de la derogación de la doctrina Parot.

En una providencia notificada ayer, Pedraz se dirige únicamente a la Ertzaintza, dado que el acto tendría lugar en territorio vasco, para que "con la máxima urgencia le informe sobre la reunión, persona o personas y organización convocante, participantes en la misma, medio por el que se efectúa la convocatoria y su relación con ETA", informaron fuentes jurídicas.

Pedraz, que se encuentra de guardia esta semana en la Audiencia Nacional, hizo esta petición a la Ertzaintza tras recibir la denuncia presentada ayer por la asociación Dignidad y Justicia pidiendo la prohibición de ese acto y de que la Fiscalía le pidiera ayer que solicitara informes a la Guardia Civil, a la Policía Nacional y a la Ertzaintza sobre el citado acto.

El Colectivo de Presos Políticos Vascos (EPPK) confirmó ayer la celebración el próximo sábado en Durango de un acto en el que tomarán parte los etarras excarcelados a raíz de la derogación de la doctrina Parot.

El acto será a las doce y media del mediodía en el Kafé Antzokia (café teatro) de esta localidad. Según la convocatoria, la razón de la misma es valorar el reciente comunicado del propio EPPK en el que los presos de ETA reconocían el "sufrimiento y daño multilateral" causado y aceptaban someterse a los cauces legales para conseguir excarcelaciones de forma "escalonada" e "individual".

Ayer la asociación Dignidad y Justicia pidió en la Audiencia Nacional la prohibición de este acto al entender que puede constituir un delito de enaltecimiento del terrorismo, por lo que reclamaba al juez al que recayera la denuncia que encargara informes a la Policía Nacional y autonómica y a la Guardia Civil sobre el acto y el órgano y persona convocante, para luego, en base a ellos, prohibirlo.