Economía

Tenerife diseña una estrategia específica para catapultar la agricultura ecológica

El consejero insular del área asegura que esta actividad se convierte ahora en "un proyecto específico a fin de desarrollarla y mejorar la asignatura pendiente que es su comercialización, aumentando las vías de acceso a estos productos". También pretende introducir esta práctica en comedores escolares y huertos urbanos.
17/sep/12 01:10
Edición impresa 2 comentarios

MIGUEL ÁNGEL RUIZ, Tenerife

"La agricultura ecológica se incorpora como proyecto específico a nuestro plan de trabajo. Hasta el momento tenía tratamiento más transversal y, ahora, se convierte en un proyecto específico a fin de

impulsarla y que sea una agricultura cada vez más sostenible". Así se manifestó ayer, en declaraciones a EL DÍA, el consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de Tenerife, José Joaquín Bethencourt Padrón.

El consejero resaltó que "nuestra idea es cambiar la filosofía en esta materia y, sobre todo, mejorar en la gran asignatura pendiente que es la comercialización".

Señaló que "tenemos que mejorar la producción ecológica. Aún hay un desconocimiento entre los agricultores que hace que no se acerquen a esta práctica agrícola. También tenemos que fomentar el consumo en la población y aumentar las vías de acceso a los productos ecológicos impulsando la comercialización".

Bethencourt manifestó que hay que actuar sobre "determinadas prácticas culturales. Por ejemplo, en vez de utilizar fungicidas químicos buscar alternativas biológicas en determinados productos como papas y zanahorias, el uso de enemigos naturales para el control de plagas en lugar de productos químicos y fomentar los huertos de autoconsumo ecológicos".

Bethencourt también destacó que "queremos introducir la agricultura ecológica en los huertos urbanos, y ya hay varios ayuntamientos que trabajan en esa dirección, y colaboraremos con ellos. Además, queremos introducirnos poco a poco en los comedores escolares para aumentar la demanda de estos productos".

Custodia del territorio

El consejero de Agricultura también avanzó que "este año incorporamos como gran novedad la perspectiva territorial a nuestro plan de trabajo en extensión agraria y desarrollo rural, y eso nos permitirá impulsar proyectos específicos para determinadas comarcas de la Isla. En la manera que se tiene en estos momentos de entender el desarrollo agrícola en todo el mundo existen conceptos muy novedosos como la custodia del territorio o los contratos territoriales, que parten precisamente de la necesidad de que la Administración y el sector privado colaboren en el mantenimiento de la actividad agraria".

"Son conceptos que estamos empezando a incorporar a nuestra planificación agraria y que como experiencia piloto hemos querido incorporar a nuestro plan de trabajo cinco zonas concretas: Isla Baja, El Rincón (La Orotava), la comarca de Agache-Abona, El Rosario e Icod el Alto", aseveró,

Desde su punto de vista, son zonas que tienen "sus singularidades tanto en la forma de entender la agricultura como en los propios cultivos que en ella existen. Son absolutamente diferentes entre ellas en cuanto a los recursos disponibles como para poder planificar acciones específicas. Esto nos permitirá dar un tratamiento individualizado a los problemas específicos de cada zona. A la vez, empezamos a manejar conceptos que ya se emplean en nuestro entorno europeo donde la agricultura, posiblemente, tiene un mejor tratamiento por parte de la sociedad. Nuestro plan de trabajo contribuye indiscutiblemente a prestigiar la actividad agrícola".

El representante de la Corporación insular apuntó que en esta materia se trabaja con "un plan anual y nos apoyamos en nuestra red de oficinas de extensión agraria y desarrollo rural. Eso nos permite actuar sobre el territorio de manera muy cercana".

José Joaquín Bethencourt también se mostró a favor de "apostar por la soberanía alimentaria, y que sea el faro que ilumine a la política agraria, que se debe orientar a aumentar el autoabastecimiento. Eso nos obligará a revisar muchas de las políticas que se desarrollan en las Islas, como son el Régimen Específico de Abastecimiento (REA) y el Programa Comunitario de Apoyo a las Producciones Agrarias de Canarias (Posei), si queremos tener sector primario y que de él viva gente y aporte alimentos para reducir nuestra dependencia del exterior".

El consejero señaló que "hemos aumentado nuestra capacidad para formar personas. En 2011 formamos a 5.000 agricultores frente a una media de 3.000 de ejercicios anteriores. No hemos reducido plantilla y seguimos con el mismo equipo de profesionales, que mantiene la misma ilusión y capacidad de siempre. El trabajo que se realiza en nuestra red de oficinas de extensión agraria y desarrollo rural es fruto del esfuerzo de nuestros profesionales".

Tenerife Rural

Al respecto, también añadió que "hemos ampliado los horarios y diversificado la oferta para llegar a más agricultores, y eso ha sido posible porque tenemos un magnífico equipo de profesionales en el Cabildo. Con el mismo equipo humano estamos poniendo más imaginación para intentar que las acciones de política agraria sigan adelante. Estamos haciendo un esfuerzo extra".

Para acabar, Bethencourt destacó que "seguimos trabajando en una línea muy concreta y específica como es la marca Tenerife Rural para el gofio tradicional elaborado con variedades tradicionales de cereales. Es una marca que está bastante consolidada y asociada a otras producciones como la carne de conejo, el queso de granja o la miel, y que ahora queremos extender a otros productos. Hemos celebrado una reunión de la comisión técnica de la marca de calidad y decidimos dar un impulso a productos como el gofio".

Archivado en: José Joaquín Bethencourt
Comparte este artículo
PUBLICIDAD

Cargando...

...

© Editorial Leoncio Rodríguez, S.A. |Aviso legal | Mapa del sitio | Publicación digital controlada por OJD

eldia.es Dirección web de la noticia: