Islas
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El PP quiere que los jueces, y no el Parlamento, elijan al Consejo General del Poder Judicial leer

Maspalomas celebra su orgullo gay y un turismo rentable y envidiado

Patricia Corrales, Las Palmas de Gran Canaria, EFE
2/may/12 11:12 AM
eldia.es

La localidad turística de Maspalomas, en el sur de Gran Canaria, celebra entre el 7 el 13 de mayo su semana del orgullo gay, un colectivo que desde los años setenta se ha consolidado como un mercado rentable y al que tratan de atraer, sin tanto éxito, otros destinos.

Y es que Maspalomas ha logrado ser el destino turístico gay líder de Europa en invierno y uno de los tres más importantes de España, junto a Sitges e Ibiza, según han confirmado representantes institucionales y empresariales ligados al sector, que ofrece a este selecto mercado alojamientos, zonas de ocio y de compras exclusivas, además de amplias playas de arena dorada y buen tiempo todo el año.

Según los datos facilitados por el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana y la Asociación de Empresarios Extrahoteleros de Las Palmas, entre el 15 y el 20 por ciento de los cientos de miles de turistas que visitan al año en Maspalomas pertenecen al colectivo de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales.

Este tipo de viajeros, que han podido disfrutar en Gran Canaria desde los años setenta de una libertad y una acogida amable que no ofrecían entonces otros destinos turísticos, están llamados a participar el 12 de mayo en la "XI Gay Parade", la cabalgata multicultural de la diversidad que recorrerá las calles de Playa del Inglés y que pondrá el colofón a una semana de actos que mueve 30 millones de euros, según estima el Patronato de Turismo de la isla.

Este evento eleva la ocupación turística y los ingresos del sector turístico del sur de Gran Canaria, dado el gasto en vuelos, alojamiento, transporte, ocio y compras que realizan esos días sus participantes.

Excursiones y fiestas a bordo de barcos, espectáculos eurovisivos, la elección de la Diva Drag, maratones de baile, fiestas en piscinas exclusivas para lesbianas y eventos culturales conforman el cartel de la "Maspalomas Gay Pride" de este año.

Según ha informado la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, el sur de Gran Canaria ofrece a este tipo de visitantes dieciséis complejos alojativos "gay exclusive", la mayoría en Playa del Inglés.

Por su parte, el cofundador de la "Asociación Gran Canaria Gay Friendly", Tom Smulders, ha precisado que el 40 por ciento del turismo homosexual que visita Maspalomas se aloja en este tipo de establecimientos, mientras que el 60 por ciento elige los catalogados como "Gay Friendly", donde son bien recibidos.

Muchas de las 73.000 plazas extrahoteleras y las 57.230 camas hoteleras del sur de Gran Canaria son "Gay Friendly", una acogida que, según Smulders, ha caracterizado a Gran Canaria históricamente, de ahí que en ella radique "el invento, que otras islas intentan copiar y no pueden" porque "su éxito está relacionado con esta mentalidad" abierta.

Y es que "Gran Canaria no ha sido nunca homófoba", un rechazo que sí ha existido en el pasado en otros destinos turísticos, lo que constituye "un reclamo que es como una ola que va creciendo", ha resaltado.

El también presidente de la Asociación de Empresarios Extrahoteleros de Las Palmas ha subrayado que "a los dos años de morir Franco se empezó a tratar bien al turista gay en Gran Canaria", donde "la alegría y el gran corazón canario también ha palpitado" para este colectivo, que se ha consolidado como una de sus principales fortalezas turísticas.

La misma opinión comparte el colectivo LGTB de Canarias, representado por la asociación Gamá, cuyo presidente, Víctor Ramírez, ha manifestado que Gran Canaria ha acogido con amabilidad al turismo gay desde mediados de los setenta, cuando el Parque Santa Catalina, en la capital de la isla, "era un sitio de reunión relativamente abierto, dentro de las posibilidades que daba la Dictadura y la represión que había hacia los homosexuales".

Sin embargo, Ramírez cree que "la cuestión económica a veces prima sobre los prejuicios", como ha ocurrido en esta isla, donde ha habido "una especie de retroalimentación con el turismo, que ha abierto la mente a la sociedad, que, a su vez, ha sabido aceptar la diversidad de sus visitantes".

Además, el presidente de Gamá estima que el turismo gay ha funcionado en el sur de Gran Canaria por el "aislamiento" que vivía esta zona respecto a la capital de la isla en décadas pasadas, por la libertad que ofrecen sus amplias playas y porque se permitiera entonces crear grandes espacios específicos para el colectivo.

Con el tiempo, el empresariado ha comprobado que éste es un importante sector "al que agarrarse para mantener sus negocios", de ahí que el desarrollo turístico haya primado sobre los prejuicios, concluye Ramírez.

La historia del turismo gay del sur de Gran Canaria se remonta a los años setenta, cuando en 1978 abrió el "Jeans", el primer bar gay de la zona, antes de que viviera su esplendor el Centro Comercial Nilo, donde se sucedieron "episodios de discriminación policial" que se corrigieron de inmediato y que llevaron a sus protagonistas "a destinos remotos de la Península", ha rememorado Smulders.

Después de que el Nilo fuera pasto de las llamas en un incendio, la apertura del Centro Comercial Yumbo marcó otro hito en la historia del turismo gay de Gran Canaria.

Se trata del mayor centro comercial gay de Europa por el ocio dirigido a este colectivo que concentran sus instalaciones, a las que antaño, según Smulders, la gente acudía "a mirarlos" y hoy es "un lugar de emancipación de los heterosexuales", como demuestra el hecho de que las madres lleven a sus hijos a jugar a su gran parque infantil.

El viajero gay se caracteriza por su alto poder adquisitivo y su gusto por los alojamientos de alta gama, como los que operan en el sur de Gran Canaria, y a los que se sumarán dos en Playa del Inglés: el Hotel Bohemia, que abrirá sus puertas el 15 de mayo, según informa su web, y que sustituirá al emblemático Hotel Apolo, de 1970, y los Apartamentos Carmen, que se transformarán en un hotel de cinco estrellas que se prevé inaugurar en 2014.

También sus hábitos de ocio y restauración distinguen al turista gay del resto de clientes, subraya Smulders, quien destaca que estas costumbres sirven muchas veces para identificar a este segmento, muy difícil de cuantificar porque no viaja identificándose como tal, necesariamente.

Aunque participará en la presente edición de la "Maspalomas Gay Pride", Gamá podría dejar de hacerlo si sigue teniendo un contenido eminentemente "comercial, festivo y turístico" y no incorpora elementos relacionados con el origen de la conmemoración del día del orgullo gay: la lucha y la defensa de los derechos y reivindicaciones del colectivo, ha advertido Ramírez.