Santa Cruz de Tenerife
ANSELMO PESTANA VICEPRESIDENTE DEL CABILDO DE LA PALMA Y CONSEJERO DE PLANIFICACIÓN, POLÍTICA TERRITORIAL Y NUEVAS TECNOLOGÍAS

"La isla perdió los años de bonanza por su falta de planificación turística"

V.MARTÍN, S/C de La Palma
11/mar/12 2:11 AM
Edición impresa

Hoteles "fantasmas", campos de golf sin poder realizar, proyectos empresariales que se caducan, iniciativas rechazadas por los ciudadanos... Anselmo Pestana tiene en sus manos impulsar la planificación del territorio insular. Un espacio limitado donde se debe entremezclar con precaución la protección de espacios naturales con la necesidad y también la obligación de desarrollar economías para rebajar unas cifras alarmantes de personas que ya no tienen de qué vivir.

Planificar el territorio implica diseñar actividades económicas, pero ¿no cree que La Palma tiene planes cuando no hay dinero y después de dejar pasar épocas de bonanza?

La planificación tardó tanto en llegar que perdimos el momento de crecimiento económico, que nos hubiese dado un músculo en la oferta turística notable. Pasaron esos años de bonanza, de crecimiento, sin tener un plan de regulación de la actividad turística de La Palma, un hecho que sí es criticable.

¿El tiempo perdido implica que haya que cambiar ese plan?

Lo cierto es que algunas de las instalaciones turísticas previstas en el plan están caducadas. Tenían una caducidad y debían ejecutarse antes del día 1 de enero de 2012. Hay que modificar el documento en los aspectos que se refieren básicamente a los plazos de ejecución, distancias entre instalaciones y examinar los problemas que están teniendo otras instalaciones menores, además de estudiar eliminar algunos requisitos que pueden frenar inversiones, lo que ahora no nos podemos permitir de ninguna manera.

Nada de lo planificado, hoteles o campos de golf, acaba de salir...

Es cierto que muchos promotores nos han transmitido su desesperanza por los años pasados, pero también su deseo de seguir apostando por La Palma, lo que ciertamente nos da fuerzas. Pero no solo hay que esperar a que vengan empresas de fuera sino que el capital palmero, que le aseguro que existe, apueste también por el desarrollo turístico de la Isla. Sobre los campos de golf hay que decir que Fuencaliente tendrá aprobado en un mes y medio su plan general, lo que será el pistoletazo de salida para su campo de golf, con un hipódromo vinculado a esa instalación, para cuyo desarrollo ya existen promotores interesados y cuenta con el apoyo del ayuntamiento.

Se quieren hoteles, golf, agricultura, ganadería, suelo protegido, ¿no acabarán chocando intereses en un territorio tan reducido?

La complejidad viene ya dada por la orografía de La Palma. Lo protegido hay que respetarlo e incluso ponerlo en valor, en eso todos estamos de acuerdo, pero no debemos considerar que la Isla es intocable. En el resto del territorio hay que intentar generar riqueza y todo eso que usted nombra está ya previsto en los planes de ordenación.

Una de sus apuestas es la red de fibra óptica y el parque tecnológico para ofrecer empleo cualificado. ¿Es posible atraer empresas internacionales para que se instalen en La Palma o es más humo que otra cosa?

La red de fibra generará, seguro, un ahorro importante en las comunicaciones entre todas las instituciones de la Isla. Otra cosa es el parque científico, en el que queremos aprovechar la astrofísica tan potente que tenemos en La Palma. Aquí no solo está el IAC sino también otras entidades de diferentes países que debemos unir para que la ciencia sea también un motor de desarrollo económico. Si conseguimos la financiación para la construcción del edificio central, hablamos de una inversión de diez millones de euros, vamos a dar un salto muy importante en cuanto a empleo sobre todo cualificado. Si nosotros damos una buena conectividad y seguridad, podemos competir en sectores económicos que ahora se están descentralizando en Europa.

Sí, pero en Tenerife también se plantea otro parque similar. ¿Por qué las empresas se instalarán aquí y no allí, en una isla mayor y con más servicios y recursos?

Cada isla tiene que aprovechar su desarrollo. Me parece bien que Tenerife también lo intente, pero nosotros tenemos que aprovechar lo nuestro. En observación astronómica estamos en la punta de lanza mundial. Debemos fidelizar a países como Suecia, Inglaterra, Italia o México, entre otros muchos, que ahora mismo están en instalaciones del Roque y que podrían apostar por nuestro parque tecnológico. Al final, significa economía.

¿Qué pensarán los más de 10.000 desempleados palmeros que nos puedan leer hablando de tecnología, turismo...?

Sí, es verdad. No sé qué pensarán. Esos 10.000 parados son un drama. Las cifras ocultan detrás una realidad aún más dramática. Por aquí pasa mucha gente pidiendo trabajo, que expone su situación personal. Les ves las lágrimas y te das cuenta de lo que están viviendo. No pueden atender las necesidades básicas de sus hijos. No podemos conformarnos y, por ello, hay que trabajar con todas nuestras fuerzas para desarrollar actividad económica.

Mucha gente de La Palma apostó por usted al Cabildo. ¿Le fue difícil pactar con CC y evitar, con ello, un cambio con el PP que sí se tradujo en los ayuntamientos?

Fue un momento delicado. No fue una decisión sencilla, pero entiendo que la sociedad no nos hubiera perdonado no implicarnos en una labor de gobierno. La gente al final te demanda que asumas responsabilidades y que trates de resolver sus problemas. Los ciudadanos ahora están viendo cambios, incluso de actitudes. La realidad y los problemas de La Palma también van con nosotros y no podemos ser ajenos. Tampoco lo puede ser el PP. Ahora mismo, la Isla y el Cabildo también necesitan de la oposición. No creo que nadie se esconda a la hora de generar recursos para evitar el drama que están viviendo muchas familias.

¿Qué opina de la playa de la capital?

Yo me empeñé bastante para que saliera adelante. Es prácticamente imposible que pierda su financiación porque el 70% es europea. Es una oportunidad para la ciudad, un motor económico, aunque tiene un daño ahora mismo, como son los aparcamientos, que la ciudad tiene que aprender a resolver como ya ha ocurrido en otras tantas ciudades europeas hace 20 o 30 años.

¿Qué sensación tiene del puerto de Tazacorte?

Ha existido un error de enfoque. Por su orientación, su vocación debe ser para navegación deportiva y quizás también para el atraque de cruceros. No lo veo como puerto comercial. Por su ubicación está de espaldas al resto de Canarias.

¿Es necesaria una autovía entre Santa Cruz y Los Llanos?

Fue polémica, pero ya se han acercado posturas. Las conexiones entre el Valle y el Este deben ser mejoradas. No es posible que entre Santa Cruz y Los Llanos siga habiendo 45 minutos en coche, sobre todo cuando en esa vía hay oportunidad de tener en diferentes tramos un tercer carril, aunque con el mejor impacto medioambiental posible.

Y las plantas de asfalto, ¿son precisas?

Es una cuestión de legalidad. La Palma debe tener algunos polígonos en los que se concentre la actividad más dañina. Yo comprendo la queja de los ciudadanos que estén en sus proximidades y tienen todo el derecho a litigar si consideran que se está infringiendo la ley, pero tampoco es culpa del empresario ubicarse donde le dicen que está permitido.

Y de Barranco Seco, con su montaña de residuos, ¿qué tiene que decir?

Lo que queremos es que el complejo ambiental de Los Morenos se ponga en marcha cuanto antes. Barranco Seco es una mala noticia y una mala imagen desde el punto de vista turístico.