Sucesos

"Tememos que la muerte de Juan Jovino quede sin aclarar"

La familia del hombre asesinado en junio de 2010 en el Camino de las Peras de La Laguna dice que la autoridad judicial mantiene el secreto de sumario.
EL DÍA, S/C de Tenerife
19/nov/11 1:51 AM
Edición impresa

La familia de Juan Jovino Díaz Marrero, que fue asesinado a finales de junio de 2010 en su casa del Camino de las Peras de La Laguna, asegura que la autoridad judicial que lleva el caso mantiene el secreto de sumario sobre las actuaciones y el Cuerpo Nacional de Policía continúa las gestiones para intentar identificar a algún sospechoso. Sin embargo, casi un año y medio después del trágico suceso, los familiares de la víctima lamentan la falta de resultados y temen que su caso quede sin esclarecer.

La sobrina de Juan Jovino, Joanna, explicó que "no sabemos absolutamente nada" sobre cómo avanzan las gestiones para descubrir quién y por qué mató al artesano en su propia vivienda.

Acerca del mantenimiento del secreto de sumario por parte de la autoridad judicial, la joven comenta que es una buena señal y significa que los investigadores continúan trabajando sobre este asunto.

Cabe recordar que el cadáver de Juan Jovino fue descubierto el 29 de junio del año pasado en su vivienda. El cuerpo tenía numerosos golpes y un corte en el cuello.

El caso fue asumido inicialmente por la Policía Judicial de la Comisaría de La Laguna, aunque una semana después las pesquisas fueron asumidas por el Grupo de Homicidios de la Brigada de Policía Judicial de Santa Cruz de Tenerife.

La sobrina del hombre asesinado comenta que la atención recibida por parte de los mencionados agentes "ha sido buena".

La vivienda de Juan Jovino Díaz Marrero permaneció precintada durante mucho tiempo, hasta después del pasado verano, según los familiares.

En ese periodo, los investigadores llevaron a cabo, al menos, unas nueve inspecciones oculares del escenario del crimen a lo largo de varios meses, con el objetivo de hallar huellas o indicios que permitan determinar quién cometió la muerte violenta.

Joanna explica que "las llaves de la casa nos las entregaron hace algo más de un mes". Cuando los familiares entraron en la vivienda encontraron varias dependencias muy revueltas.

Uno de los factores que complicaron considerablemente la investigación en las primeras semanas fue la abundancia de muestras biológicas recogidas en la casa de la víctima y que supuestamente pertenecían a decenas de personas diferentes.

Los familiares señalan que "el tiempo ha pasado y no hay respuestas".

Un colectivo pide personarse en el caso y acceder a las pruebas

La asociación Laxshmi, que coordina el criminólogo Félix Ríos, solicitó en junio personarse judicialmente en el caso de la muerte de Juan Jovino como acusación popular y bajo la dirección de la abogada Yaremi Padrón Padrón. El objetivo de este colectivo es poder revisar, cuando se levante el secreto de sumario, las pruebas que se han practicado para opinar si se pueden realizar otras o complementarias, hacer un perfil sobre el posible autor o una reconstrucción del hecho. Supuestamente, la familia de la víctima está de acuerdo con dicha colaboración. Félix Ríos explica que "esperamos que el juez no nos pida una fianza para la personación, ya que eso nos impediría ayudar en este caso", a la vez que recuerda que ya participan en otros asuntos aún no esclarecidos en Canarias e, incluso, uno en Andalucía.