Santa Cruz de Tenerife

CC ofrece al PSC los cuatro años de Alcaldía en Santa Cruz de La Palma

Los nacionalistas están dispuestos a ceder el bastón de mando en la capital para mantener Los Llanos de Aridane y, sobre todo, el Cabildo palmero.
EL DÍA, S/C de La Palma
4/jun/11 1:24 AM
Edición impresa

El Partido Socialista ya tiene sobre la mesa la oferta de Coalición Canaria para cerrar acuerdos en, al menos, las principales instituciones de La Palma, un ofrecimiento en el que los nacionalistas están dispuestos a perder la Alcaldía de Santa Cruz de La Palma para mantener Los Llanos de Aridane y, sobre todo, la Presidencia del Cabildo.

El pacto de gobierno que CC y PSC negocian se fundamenta en apoyar a la lista más votada en aquellas instituciones sin mayoría absoluta, con la excepción de la capital y de los ayuntamientos donde las rencillas personales están por encima incluso de las ideologías o intereses partidistas. En Santa Cruz ganó el PP con los mismos concejales, seis, que los nacionalistas, mientras que los socialistas obtuvieron cinco representantes. Un dirigente de Coalición Canaria asume que "no logramos cumplir con las expectativas y nos parece razonable que en el acuerdo la Alcaldía sea para Sergio Matos (PSC) los cuatro años de legislatura. En todo pacto hay que hacer sacrificios".

Si finalmente se llega a tal entendimiento, no es descartable que el alcalde en funciones, Juan Ramón Felipe, pueda abandonar el ayuntamiento.

Por el contrario, CC mantendría la Alcaldía de Los Llanos de Aridane con apoyos puntuales del PSC o entrando en el gobierno, queda por definir de qué forma. Más evidente parece el acuerdo en el Cabildo de La Palma, donde, de cerrarse el pacto, la nacionalista Guadalupe González Taño sería la presidenta, con Anselmo Pestana de vicepresidente, con un reparto de áreas equitativo.

Otras instituciones

En la negociación también se incluyen otras instituciones. En concreto, el PSC tendría las Alcaldías de El Paso, con Dolores Padilla de regidora municipal, pese a que los nacionalistas tienen avanzado un pacto de gobierno con los populares, que no se firmará; y Breña Alta, con el histórico Blas Bravo, que, curiosamente, también negoció con el PP y prácticamente han llegado a un entendimiento, que tampoco se plasmará si los socialistas cierran con CC, que, por su parte, asegurarían Breña Baja y Tijarafe, donde Jaime Sicilia y Marcos Lorenzo, respectivamente, perdieron la mayoría absoluta.

El posible acuerdo entre CC y el PSC ya no afecta a Puntallana ni Tazacorte, donde populares y socialistas cerraron gobiernos, lo mismo que podría ocurrir en Barlovento, con Lázaro Brito de perjudicado. Otro municipio abierto a cualquier posibilidad -tampoco se incluye en el documento de pacto al estar involucradas asambleas vecinales- es la Villa de Garafía, donde Abilio Reyes dimitió para facilitar entendimientos.