Santa Cruz de Tenerife

CC de La Palma advierte a Rivero de que podría no apoyar su investidura

Coalición Canaria en la Isla Bonita no apoyará la investidura de Paulino Rivero como presidente si el acuerdo con el PSC no incluye, al menos, el Cabildo y los ayuntamientos de Santa Cruz y Los Llanos.
EL DÍA, S/C de La Palma
2/jun/11 1:20 AM
Edición impresa

Coalición Canaria en La Palma no apoyará bajo ningún concepto la investidura de Paulino Rivero como presidente del Gobierno de Canarias si el pacto con el Partido Socialista no se traslada a la Isla Bonita, donde los dirigentes insulares del PSC, claramente maniatados por las exigencias de sus comités locales, se mantienen firmes en su intención de cerrar un acuerdo de gobierno en cascada con el Partido Popular.

Los nacionalistas palmeros tienen claro que si finalmente se produce, como parece, un acuerdo entre CC y PSC para dar estabilidad al Gobierno de Canarias, instituciones como el Cabildo y los ayuntamientos de Los Llanos de Aridane y Santa Cruz de La Palma, al menos, deben ser incluidas, sí o sí, en el pacto que firmen Paulino Rivero y José Miguel Pérez.

Un dirigente de CC en La Palma resumió ayer para EL DÍA el sentir generalizado que existe dentro de su formación a nivel insular: "Si no hay acuerdo en las instituciones palmeras, si lo que se está negociando es otra cosa y para otros, con nosotros que no cuenten. Además, podríamos abrir negociaciones con el Partido Popular y no solo para las instituciones de La Palma", sin descartar su apoyo a José Manuel Soria como presidente regional, "sería un caso muy extremo, una hipótesis en la que no nos queremos ver, pero no hay que cerrar las puertas a nada, sobre todo si es capaz de reconducir a su gente" en la Isla Bonita, pese a que el líder del PP ha reiterado su firme decisión de dar vía libre a los pactos que estimen los presidentes insulares de su formación.

La misma fuente recordó que Coalición Canaria tiene cuatro diputados por La Palma, nada menos que Antonio Castro, José Luis Perestelo y Juan Ramón Hernández, las tres voces más autorizadas del nacionalismo palmero, más Rosa Pulido, un número insuficiente para evitar, si llegara el caso, la investidura de Paulino Rivero, aunque "todo es sumar. Ya veremos qué ocurre... No queremos crear fisuras dentro de nuestra formación política en el Archipiélago, a la que siempre hemos sido fieles y respetuosos, pero las cosas están como están y no precisamente por culpa de CC en La Palma".

Mientras, en las bases nacionalistas, en los comité locales, existe un profundo malestar o incertidumbre por la falta de información acerca de las negociaciones entre su partido y el PSC a nivel regional. "No sabemos qué incluye el pacto. Si hay que estar en la oposición, se está. Y si hay que hacer algún sacrificio, pues se hace. No hay problema. Sin gobernar también se puede trabajar en beneficio de los ciudadanos. Pero siempre unidos y no cada uno haciendo su guerra", coinciden desde diferentes órganos municipales de CC.

En esta misma línea, en la última ejecutiva de Coalición Canaria en La Palma, celebrada el pasado domingo, se llegó al acuerdo de evitar negociaciones por separado en cada municipio, que ya se estaban produciendo y que a partir de ese momento se ralentizaron, que no, en algunos casos, paralizado. La idea era que una comisión formada por Antonio Castro -líder indiscutible de CC y capaz de unir a su partido en la Isla-, junto a Perestelo, Juan Ramón Hernández y Guadalupe González Taño, se sentara primero con el PSC -la primera toma de contacto tuvo lugar en la tarde de ayer-, y, si fuera necesario, con el PP para hablar detenidamente, uno por uno, de los ayuntamientos, además del Cabildo, sin mayorías absolutas.

En Coalición Canaria son conscientes de que en algunas corporaciones, como Puntallana y Tazacorte, los acuerdos son inviables por los problemas de índole personal que afectan a los candidatos.