Tenerife Norte

La Orotava ahorrará un 46% en la factura del alumbrado

El Ayuntamiento villero invertirá 81.000 euros en la compra e instalación de treinta aparatos reductores y estabilizadores de flujo eléctrico y en la reforma de todos los cuadros de luz defectuosos.
EL DÍA, La Orotava
31/may/11 1:13 AM
Edición impresa

El Ayuntamiento de La Orotava ha emprendido un novedoso proyecto de modernización del alumbrado público que supondrá un ahorro en el consumo energético que alcanzará el 46% anual. Esta iniciativa, que supondrá una inversión de 81.000 euros, consiste en la colocación de aparatos reductores y estabilizadores de flujo y en la reforma de los cuadros eléctricos que se hallan en mal estado. En principio, se instalarán unos treinta reductores en puntos donde ya se han cambiado las lámparas de mercurio por las de vapor de sodio, que contribuyen a mitigar la contaminación lumínica.

El Consistorio villero procede desde hace años al cambio de las luminarias del municipio para cumplir con la Ley de Protección del Cielo de Canarias, que se complementará ahora con la instalación de los citados reductores de consumo. El objetivo es que, en un futuro, todo el municipio cuente solo con lámparas más ecológicas de vapor de sodio y los reductores en los cuadros para favorecer un mayor ahorro energético y eliminar la contaminación lumínica.

Este proyecto se adjudicará por concurso público en breve y tendrá un plazo de ejecución de dos meses, según informa el gobierno local (CC).

Los nacionalistas destacan que "no solo permitirán reducir la factura eléctrica del municipio, sino que su financiación se cubrirá en gran medida gracias a las subvenciones disponibles en materia de ahorro energético, por lo que su incidencia en la hacienda municipal será escasa". Los nuevos equipos serán sufragados por la Unión Europea (UE) a través del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), unos fondos que gestionan las autonomías.

Los nuevos equipos podrán gestionarse por control remoto desde una terminal informática y permitirán funciones como la reducción en un 50% del nivel de iluminación en los horarios en los que se registre un menor tránsito de peatones.