Sucesos

Los 15 detenidos por la trama gallega de fraude en subvenciones pasarán a disposición judicial en las próximas horas

El Igape funciona con normalidad y está a la espera de conocer la situación en la que queden el director y el subdirector arrestados
Santiago De Compostela, Europa Press
25/may/11 11:21 AM
eldia.es

La jueza que dirige el Juzgado de Instrucción Número 3 de Lugo, Estela San José, prevé comenzar en las próximas horas la toma de declaración en dependencias judiciales a los 15 detenidos en el marco de la denominada 'Operación Campeón' sobre una supuesta trama para defraudar subvenciones públicas, en el marco de la que fueron arrestados el director general del Instituto Galego de Promoción Económica (Igape), Joaquín Varela de Limia Cominges, y el subdirector de Información Especializada de este ente, Carlos Silva.

Según han informado fuentes judiciales a Europa Press, está previsto que los arrestados empiecen a pasar a disposición del juzgado a última hora de la mañana o primera de la tarde.

Así, la Comisaría de la Policía Nacional y la Comandancia de la Guardia Civil de Lugo están a la espera de recibir instrucciones para trasladar a los arrestados desde sus respectivos calabozos en el marco del operativo de la Agencia Tributaria, que requirió la colaboración de los cuerpos y fuerzas de seguridad para custodiar a los detenidos.

Por su parte, fuentes de la Consellería de Economía e Industria, de la que depende el Igape, han indicado a Europa Press que el instituto continúa funcionando con normalidad y responsables del mismo se encargan de llevar a cabo las tareas habituales en el organismo, a la espera de conocer la situación en la que queden el director y el subdirector detenidos el martes.

IMAGEN

En esta línea, tras la detención del empresario lucense Jorge Dorribo y de directivos y personal de diversas empresas luguesas, el presidente de la Confederación de Empresarios de Lugo (CEL), Eduardo Jiménez, ha considerado que lo sucedido "no" empaña la imagen del colectivo.

"Es un colectivo de empresarios --el de Lugo-- superior a 5.000 ó 6.000. Habrá que ver si es verdad y lo que decide la Justicia", ha aseverado el presidente de la patronal luguesa. "Creo que, en absoluto, le influye al colectivo", ha sentenciado.

OPERATIVO

La Agencia Tributaria considera que con estas detenciones, entre las que figuran directivos y personal de la empresa luguesa a la que iba destinada la subvención y de empresas colaboradoras, queda desarticulada la trama de fraude en subvenciones públicas.

A los implicados en la denominada 'operación Campeón' se les imputan diversos delitos de fraude en subvenciones públicas, falsedad documental, alzamiento de bienes, blanqueo de capitales y fraude fiscal.

En concreto, la Agencia Tributaria atribuye a los cargos del Igape el supuesto asesoramiento a los directivos de los laboratorios farmacéuticos Nupel --ubicados en el polígono de O Ceao-- para montar una trama que les permitiese obtener subvenciones destinadas al fomento de nuevas inversiones en empresas "por un importe elevado", que no ha sido concretado. Precisamente, la misión del Igape es la distribución de ayudas públicas a empresas y proyectos emprendedores.

REGISTROS

Las detenciones se produjeron por orden del Juzgado de Instrucción número 3 de Lugo, y también se han realizado 12 registros en las sedes de las empresas, domicilios de los investigados y en las propia sede del Igape, ubicada en Santiago.

De este modo, en el marco de este operativo, la jueza del Juzgado de Instrucción Número 3 de Lugo ha acudido esta tarde a inspeccionar la sede de laboratorios Nupel. En el registro ha estado presente el director y propietario de la farmacéutica, el empresario lucense Jorge Dorribo, que había sido requerido en las horas previas en su domicilio, en el ayuntamiento de O Corgo.

Además de Nupel, en la operación se ha visto implicada la empresa Proitec, una sociedad luguesa de una trayectoria de más de 20 años que se encarga de la redacción de proyectos de ingeniería.

La operación ha sido realizada por Vigilancia Aduanera de Galicia, bajo la dirección del Juzgado de Instrucción número 3 de Lugo y la Fiscalía lucense, y contó con la colaboración de personal de la Oficina Europea de Lucha contra el fraude (OLAF) y del Banco Europeo de Inversiones (BEI).