La Laguna
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Tenerife no pudo con el Córdoba (1-1) leer

La atención social llega para todos en La Cuesta con un centro polivalente

El barrio lagunero contará en la segunda quincena de este mes con un nuevo recurso social comunitario que incluirá entre sus dotaciones la nueva escuela infantil, un centro de atención a la mujer y una sede de Servicios Sociales con sus correspondientes unidades de atención para una mejora calidad de vida vecinal.
EL DÍA, La Laguna
6/mar/11 1:09 AM
Edición impresa

Los vecinos de La Cuesta dispondrán en poco tiempo de un nuevo y moderno recurso en el que se atenderán sus principales demandas. Previsiblemente en la segunda quincena de este mes, el barrio lagunero abrirá las puertas a un centro de atención social polivalente en el que, de manera comunitaria, se prestarán y desarrollarán todos los recursos sociales de que dispone el Ayuntamiento de La Laguna.

Este será el punto de partida de un importante proceso que supondrá un salto cualitativo en los servicios sociales de esta zona, al tratarse de la primera descentralización completa del área de Bienestar y Calidad de Vida que el Consistorio ha llevado a cabo en el municipio. Un equipamiento que permitirá una mayor atención a la elevada población de este barrio lagunero e incluirá entre sus dotaciones a la nueva escuela infantil de La Cuesta --que se complementa con la guardería del barrio del Obispado-- un centro de atención a la mujer y un centro de servicios sociales, donde estarán circunscritas además, las correspondientes unidades de atención del área.

Esta moderna infraestructura está ubicada en pleno centro del barrio, junto al complejo de piscinas municipales cubiertas de La Higuerita, y conllevará también un salto de calidad en las prestaciones sociales para los ciudadanos de esta poblada zona del municipio.

Con una inversión de más de 2,1 millones de euros, el inmueble se ha levantado en una superficie de alrededor de 1.500 metros cuadrados, y tiene varias alturas. La planta baja alberga la escuela infantil, con tres aulas educativas, cada una de ellas dotada de áreas de descanso, de cuidados higiénicos y de almacenaje, así como comedor, cocina y patio de juegos. Y en el exterior, un parque público con juegos infantiles y áreas ajardinadas.

A su vez, la planta primera tiene acceso independiente desde la parte superior de la parcela y, junto con otras dos plantas más, acoge todas las oficinas de los servicios sociales, tales como las dependencias de atención psicológica, jurídica y socio-laboral para mujeres, la UTS de La Cuesta, los despachos de los equipos de menores en prerriesgo y riesgo social o un salón de actos, entre otras prestaciones. Y es que la clave del óptimo funcionamiento de esta nueva prestación ha sido la prioridad que el Ayuntamiento ha dado a los servicios sociales desde que empezaran a manifestarse los primeros síntomas de la crisis.

Porque la situación económica que está afectando a los más desfavorecidos ha hecho que el Consistorio lleve a cabo una actuación mucho más directa y con mayor rapidez de intervención. Por ello, desde el primer momento, se ha aumentado considerablemente las partidas en este sentido y se ha hecho un importante esfuerzo para reforzar el personal que atiende a los ciudadanos en estas circunstancias tan delicadas.

Apoyo a las ONG

La voluntad del Ayuntamiento de La Laguna de reforzar los Servicios Sociales se ha visto reflejada en todas las acciones llevadas a cabo en 2010, ya que no sólo se mantuvo sino que incrementó notablemente su política de apoyo a las organizaciones no gubernamentales (ONG) que desarrollan programas de interés socio-sanitario y humanitario en apoyo de los segmentos sociales más sensibles.

Entre los programas concretos que el Ayuntamiento ayuda a mantener destacan comedores asistenciales, servicios de atención a personas en situación de exclusión, acogidas de menores y mujeres víctimas de violencia de género, acogidas residenciales de mayores sin recursos, apoyo a personas con discapacidad o inmigrantes o recursos para personas afectadas por múltiples enfermedades.

En ese sentido, es importante el apoyo renovado con diversas entidades que tienen su sede en La Cuesta como el Centro de Día para mayores Nuestra Señora de las Nieves de Cáritas, en La Piterita, el Centro de Día y Residencia de Discapacitados de Nuevos Horizontes, en Vistabella, el Centro de Día de que la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer (Afate) tiene en Valle Tabares, que además lleva a cabo su gestión en el residencial Ana Bautista y diferentes programas de terapias en la Asociación de Vecinos San Román del barrio de La Candelaria.

Colaboraciones

Al mismo tiempo, se colabora estrechamente con la Asociación de Padres de Niños con Autismo de Tenerife (Apanate) en la zona de Gracia, y también con la Asociación de Discapacitados San José en la Avenida de Las Palmeras, con el Proyecto San Lázaro en Finca España, o con Cruz Roja a través de su recurso de lavandería, ubicado en las antiguas dependencias de la Policía Local de La Cuesta. Además, los habitantes de Valle Jiménez dispondrán de un centro de día para mayores, cuyo proyecto está aprobado y redactado.

La Cuesta ofrece otras recursos diferentes a los anteriores citados dentro de su citada política de conciliación familiar y laboral para los sectores más débiles, entre los que destacan un servicio de apoyo escolar, ayudas a comedores en colegios, ayudas para atender situaciones de primera necesidad, los programas de actividades extraescolares educativas y deportivas, los campamentos urbanos, las dos ludotecas para menores ubicadas en el IES Salud Alto y Complejo Deportivo Islas Canarias o la línea de subvenciones para la adquisición de libros de texto.

El colegio Ángeles Bermejo y el nuevo centro de día, que estará operativo en breve en Finca España, cubren un servicio dirigido a menores de 6 a 14 años con problemas socio familiares, psicológicos, pedagógicos y educativos. Estas prestaciones pretenden evitar situaciones de desamparo apostando por la prevención integral al menor y procurando, ante todo, impedir la separación del niño de su entorno familiar, protegiendo su integridad y seguridad mediante su desarrollo personal. La metodología incluye entrevistas, mediadores, seguimiento y actividades comunitarias y con ello además, se les asegura la educación, la alimentación y la debida atención que no les ofrece su entorno social y se propicia la conciliación laboral y familiar, así como su integración en la sociedad y comunidad en su barrio. Y también se previene el fracaso escolar, reforzando los hábitos educativos y disminuyendo el absentismo escolar.

La Policía Local

La Policía Local en este núcleo urbano tiene un rol significativo, ya que se está centrando en el contacto directo con los vecinos de la zona y en la prevención, especialmente, en asuntos que atañen a los menores. Además, del servicio ordinario, el destacamento de la Policía Local cuenta en La Cuesta con agentes adscritos al servicio de paisano que centran su labor en la prevención y el control del menudeo de sustancias estupefacientes entre los menores, con especial atención en los colegios e institutos de la zona.

Además de todo ello, los vecinos de La Cuesta tienen en el Espacio Multifuncional El Tranvía mucho más que un centro de reunión. Este gran recurso municipal, que cumple este mes su cuarto aniversario, actúa como la médula sobre la que se sostiene el movimiento social y vecinal del barrio. En él, se dan citan muchas actividades sociales, conferencias, talleres para afrontar riesgos de exclusión social y técnicas que ayudan a muchas personas a escoger el camino para combatir muchas situaciones marginales y de desamparo.

Implicación ciudadana

Y es que La Cuesta cuenta con una gran implicación ciudadana. Por poner un ejemplo más, el barrio de la Candelaria y su proyecto pionero en Canarias nacido del Plan Urban La Cuesta-Taco, ha sido la punta de lanza de una ejemplar iniciativa social denominada Vecinos al Proyecto, un foro donde se reúnen todas las iniciativas que pretenden aplicar para mejorar cada día un poco más. Desde este foro, los vecinos han logrado la construcción de muchas infraestructuras necesarias para el barrio, pero también han sabido aunar esfuerzos y contar con la responsabilidad suficiente como para intentar buscar alternativas que ayuden a mejorar la situación personal.

Barrios por el empleo es un claro ejemplo de cómo hacer frente a los estragos desembocados por la crisis económica con un claro propósito: fomentar el empleo en La Cuesta a través de cursos formativos especialmente diseñados. Una iniciativa en la que se unen diferentes administraciones y colectivos, por el bien común, por lo que está suscrita entre Ayuntamiento lagunero, la Universidad, la Asociación de Vecinos San Román del Barrio de La Candelaria y el Servicio Canario de Empleo para esa realidad concreta.

Una realidad social que contará en breve con la atención especializada, mucho más directa y cercana, para todos los vecinos de La Cuesta.