Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
AENA desmiente una saturación del aeropuerto Tenerife Sur leer

El auto pro gestoras provoca la primera dimisión de un cargo público del PSC

El sector afín a las agrupaciones insular y local de Santa Cruz suspendidas por la Ejecutiva regional del partido comienza a desentenderse del proyecto que ahora manejan Aurelio Abreu y Julio Pérez. La consejera insular Pilar Rodríguez dimitió ayer y podría ser seguida por otros firmantes del recurso contra las gestoras.
N. VIZOSO, S/C de Tenerife
21/ene/11 1:28 AM
Edición impresa

El auto emitido este miércoles por el Juzgado de Primera Instancia número 6 de Santa Cruz de Tenerife que desestima la adopción de las medidas cautelares propuestas por Ignacio Viciana y José Manuel Corrales (secretarios de las agrupaciones disueltas del PSC insular y local de Santa Cruz respectivamente) para que se derogara la suspensión de ambas agrupaciones y la creación de gestoras, se cobró ayer su primera víctima: Pilar Rodríguez Díaz, quien presentó su dimisión irrevocable como consejera socialista en el Cabildo de Tenerife por "discrepancias con la imposición de las gestoras y por las decisiones antidemocráticas tomadas en los últimos meses".

Rodríguez, que entró en la Corporación insular de la mano de Santiago Pérez a comienzos de este mandato, podría ser la primera de otros cargos públicos del PSC que dimitan por coherencia con sus ideas sobre la dirección que debe seguir el partido. No en vano tanto la propia Pilar Rodríguez como el diputado y ex portavoz del Grupo Parlamentario, Santiago Pérez, u otros cargos del partido como la senadora Patricia Hernández, la también diputada Gloria Gutiérrez o los concejales en el Ayuntamiento de Santa Cruz, José Ángel Martín y Marián Franquet, respaldaron con su firma la demanda judicial presentada contra la Ejecutiva regional del partido, que dirige José Miguel Pérez, y su petición de constituir gestoras en las agrupaciones insular y local, admitida por la Ejecutiva federal el pasado 27 de octubre.

En todo caso, Raúl Alonso, abogado de los militantes del PSC afectados por las gestoras (en el caso de algunos, como Ignacio Viciana, ya ex militantes), aseguró que, en quince días, se presentará un recurso ante la Audiencia Provincial respecto a la adopción de medidas cautelares ya que el auto emitido no resuelve la cuestión de fondo.

A juicio de Alonso, el auto aplica mal los hechos, además de obviar la Ley Orgánica de Partidos que obliga a que ante los procedimientos limitativos de derechos de los militantes de una agrupación política se les deba dar trámites de audiencia y defensa. El letrado socialista defendió que el auto realiza una "perversión" de los hechos expuestos porque pone en entredicho el principio democrático en el régimen interno de los partidos políticos. "La jerarquía de la organización no puede justificar todo lo que ocurra en el seno de un partido", expuso Alonso.

Confección de las listas

Por otro lado, militantes afines a los secretarios disueltos, Ignacio Viciana y José Manuel Corrales, han mostrado su temor por los nombres que formarán parte de las listas electorales al Cabildo y al consistorio capitalino que encabezarán Aurelio Abreu y Julio Pérez, respectivamente. Este grupo opina que el grado de legitimidad se pondrá en entredicho porque serán listas confeccionadas "a dedo" ya que carecen de la consulta necesaria con los militantes del PSC en la Isla y en Santa Cruz (en este caso unos 200 de ellos se han dado de baja). Además, temen que se produzca una "limpieza étnica" en el seno del partido.

De esta forma, Pilar Rodríguez, que ha sido portavoz del Grupo Municipal Socialista en San Juan de la Rambla entre 1999 y 2007 y nombrada secretaria general en 2005, además de miembro del comité regional del PSC, podría ser la primera pieza en caer del actual entramado público del partido. Por lo pronto, hoy será presentada la nueva asociación política que prepara Ignacio Viciana.