Santa Cruz de Tenerife

Mikel Alonso, duda para el derby por un pinzamiento en la espalda

El mediocentro blanquiazul no era ayer muy optimista: "Si puedo estaré seguro, pero ahora me molesta bastante", dijo, tras retirarse del entreno
JORNADA, S/C de Tenerife
21/ene/11 1:28 AM
Edición impresa

Mikel Alonso, el único jugador de la plantilla del Tenerife que ha disputado hasta ahora todos los partidos de esta temporada -incluido el de Copa-, es duda para el partido de más expectación del curso, el derby. Sufre un pinzamiento en la espalda que le afecta a un nervio y le genera molestias en la pierna derecha. Empezó a sentirlas la pasada semana, pero fue tras el partido ante la Ponferradina cuando agravaron. Y aún así pudo completar con normalidad los dos primeros ensayos de la semana: el del lunes, que fue suave para los titulares en el partido del domingo, y el del martes. Ayer, sin embargo, el dolor le obligó a parar. Solo pudo participar en un ejercicio de la sesión, el menos exigente desde el punto de vista físico. Hasta entonces había trabajado con el readaptador. Luego se retiró.

Muy afectado.- Más tarde en sala de prensa dejó bastantes dudas con respecto a su disponibilidad para el derby. Mikel reconoció que no se encontraba bien -hasta cojeaba-. Aunque intentaba ser optimista: "Espero mejorar rápido. Si puedo estaré seguro, pero la verdad es que ahora me molesta bastante", comentó.

¿Forzaría?.- Esta no es una semana cualquiera para caer lesionado. Mikel lo admitió. "Siempre es un fiasco. Me fastidiaría perderme cualquier partido, pero éste mucho más aún", afirmó. Pero, él sabe que tiene la opción de hacer un esfuerzo, ignorando las molestias que pueda sentir, para estar disponible. Aunque tiene claro hasta qué punto debe arriesgar: "Si puedo estar en condiciones lo haré ver. Pero no voy a forzar sin estar bien. Haré lo médicamente oportuno. Tengo ganas de jugar, pero tampoco haré el indio", aseguró.

Un día de margen.- La idea del mediocentro guipuzcoano es medir mañana cómo se encuentra, pues habitualmente los entrenamientos de los viernes suelen ser poco severos. "Trataré de cuidarme bien para llegar en condiciones", prometió. En todo caso, sabe que "hay un montón de compañeros en el equipo" deseosos de tener una oportunidad en el derby, pues es un partido que "todos viviremos como una gran fiesta del fútbol, aparte de ser conscientes de que habrá tres puntos muy importantes en juego".