Santa Cruz de Tenerife

El TC condena a dos ediles a devolver un dinero sin declarar

EFE, San Sebastián
21/ene/11 1:28 AM
Edición impresa

El Tribunal de Cuentas (TC) condenó a dos concejales socialistas del Ayuntamiento Hermigua a devolver 7.516,14 euros, más intereses, de las cantidades no prescritas de una cuenta no declarada en la que ingresaban tasas por ventorrillos. Así lo explicó ayer la corporación municipal en un comunicado en el que señala que los hechos se remontan a 1995, cuando el entonces tesorero, Juan Ignacio Mora, y el primer teniente de alcalde y concejal de Festejos, Francisco Javier Rodríguez, abrieron en una entidad bancaria una cuenta corriente de la que ambos eran los titulares.

En el comunicado se añade que, según manifestaron los concejales, la cuenta era de una comisión de fiestas, que "nunca fue creada legalmente".

En la cuenta se ingresaron desde 1995 hasta 2007 en concepto de recaudación por la colocación de ventorrillos en las fiestas más de 60.000 euros, que "los titulares gastaron a su antojo, principalmente en las fiestas", dice la actual corporación municipal.

"Utilizando esa cuenta contrataban directamente con quien querían, pagaban al margen de los procedimientos legales, eludían impuestos; en definitiva, evitaban que el dinero, que era municipal, se ingresara en la cuenta del ayuntamiento para no tener que someterse al adecuado control y justificación de los gastos", indica el comunicado.

Señala que, tras la demanda interpuesta por el Ayuntamiento de Hermigua, el Tribunal de Cuentas entiende que los concejales no han justificado válidamente en qué se gastaron 28.125,65 euros desde 1995 hasta septiembre de 2007, fecha en la que transfirieron el saldo restante a la corporación.

Destaca que los concejales no hicieron entrega de los saldos en la toma de posesión del equipo de gobierno actual, sino después de que fuera descubierta la existencia de la cuenta. Pero el TC solo los condena por los saldos no justificados entre septiembre de 2002 al mismo mes de 2007, por importe de 7.516,14 euros, más intereses, dado que la responsabilidad por alcance contable tiene un plazo de prescripción de cinco años.