Santa Cruz de Tenerife

La edil Ortiz y dos vecinos, en el juzgado al discutir por un vado

La calle San Vicente Ferrer fue el escenario el pasado viernes, día 14, de un episodio en el que la concejal Begoña Ortiz y un matrimonio protagonizaron un enfrentamiento que ha acabado en denuncias mutuas por agresiones.
TACHI IZQUIERDO, Tenerife
20/ene/11 1:11 AM
Edición impresa

La discusión por un coche mal estacionado en un vado de la calle San Vicente Ferrer acabó, al parecer, en algo más que palabras entre los protagonistas del incidente: la concejal de Mobiliario Urbano, Begoña Ortiz, y el matrimonio formado por María Josefa Jiménez y Manuel Blázquez. Los hechos ocurrieron el viernes día 14 de enero, cuando la concejal, junto a su marido y su hijo de tres años, se disponía a salir de un garaje de la familia donde estaba estacionado un vehículo en la puerta.

En el intervalo de tiempo en el que la Policía Local se desplazaba hasta el lugar, avisada por la concejal, las partes implicadas mantuvieron, supuestamente, una discusión por el hecho de que el coche obstaculizara la salida, donde, según explica Jiménez, Ortiz les llegó a decir: "Te vas a esterar porque soy concejal del ayuntamiento. Todo un abuso de autoridad". Reconoció que hizo muy bien en llamar a la grúa, puesto que el coche estaba mal aparcado, "pero otra cosa es quedarse agazapada esperando a que llegue la policía y que ocurra lo que pasó con posterioridad".

El matrimonio es familia de los propietarios de un bar cercano, y asegura que cuando fueron a retirar el vehículo para ubicarlo en otro estacionamiento, y el esposo se dispone a retirar el vehículo, "Ortiz intenta por medio de insultos y golpes impedir que se fuera", hasta el punto de que "se metió delante del coche y en el momento que acudo para apartarla, me empuja y me da un golpe en el cuello contra una puerta", relata María Josefa.

Cuando llegó la policía, hasta cuatro vehículos y unas seis motos, según algunos vecinos consultados, se cerraron al tráfico las calles del alrededor, incluyendo San Vicente Ferrer, La Rosa y San Francisco, algo calificado por los presentes de excesivo.

El matrimonio niega que Manuel Blázquez fuera a abandonar el lugar, como le aseguró la concejal a los agentes, que en el mismo lugar le realizaron la prueba de alcoholemia, tal y como sugirió Ortiz. Según las fuentes consultadas, el resultado que arrojó dicho test no era constitutivo de sanción.

El incidente se ha saldado con sendas denuncias, con los correspondientes partes de lesiones, donde Ortiz alega "atropello, agresiones e insultos delante de un menor de edad", mientras que el matrimonio lo ha hecho en el juzgado por "lesiones e insultos", mostrando un parte por una contractura muscular en María Josefa, quien acudió a un centro hospitalario, mientras que Manuel aporta la prueba de alcoholemia.

La concejal, por su parte, negó que agrediera a ninguno de los dos miembros del matrimonio, e indicó que ha presentado una denuncia por dos atropellos e intento de agresión a su marido, así como la agresión sufrida por ella, "cuando me agarran por delante y detrás", aunque precisó que este "desagradable incidente", ocurrido en su ámbito privado, "se ha producido con un niño delante, y lo que he hecho es denunciarlo como cualquier ciudadano".