Santa Cruz de Tenerife

La Isla pierde terrenos agrícolas al crecer pinos en huertas abandonadas

El portavoz del PP, Manuel Pérez Rocha, defenderá hoy en sesión plenaria una propuesta en la que pide mayor protección para el suelo agrícola de la Isla por la expansión de los pinares. Son espacios "que se han ido abandonado poco a poco desde los 60", pero que en unos años "serán claves para nuestra subsistencia".
V.M., S/C de La Palma
14/ene/11 7:48 AM
Edición impresa

"Dentro de 20 ó 30 años, quizás en mucho menos tiempo por la crisis económica, habrá gente que quiera cultivar y que ya no pueda recuperar un suelo que estará protegido". El portavoz del Partido Popular en el Cabildo Insular, Manuel Pérez Rocha, defenderá hoy en sesión plenaria una propuesta en la que denuncia la expansión de los pinares por terrenos que tradicionalmente han sido huertas y que ahora están abandonados, una realidad "acorde con un modelo de vida cambiante" y que quizás en unas décadas "puede volver a sus orígenes".

Pérez Rocha deja claro en su propuesta que "el paulatino abandono de importantes zonas de cultivo de la Isla a partir de los años sesenta del pasado siglo, ha facilitado la expansión de los pinares en determinados municipios de la Isla", principalmente en la Villa de Garafía, Puntagorda y Tijarafe, aunque también en Villa de Mazo o Fuencaliente, contribuyendo con ello "a una significativa reducción del suelo agrícola disponible". Además, advierte el portavoz popular, un marco normativo "extremadamente proteccionista facilita también la expansión irracional de los pinares y una irresponsable pérdida de terrenos que tradicionalmente han sido de cultivos".

Además del suelo destinado al cultivo de hortalizas o tubérculos, se ven afectados terrenos que durante décadas fueron cultivados de vides o incluso contaron con plantaciones importantes de almendros. La pérdida de antañas costumbres, el abandono de la vida en el campo, deja paso en la actualidad a la expansión de los pinares.

Pérez Rocha destaca además que en otras épocas "existía una importante actividad relacionada con el aprovechamiento de los pinos, pero ahora es casi nula". Por eso, entiende que "hay sobradas razones para que desde la administración se tomen medidas adecuadas para la protección del suelo agrícola tradicional". En este sentido, recuerda como el paisaje de la Isla "se ha ido configurando a lo largo de los siglos dentro de un marco ejemplar de convivencia entre el hombre y el medio. Paisaje que ha sido una perfecta combinación entre la orografía del terreno y la actividad humana necesaria para la supervivencia".

El portavoz del Partido Popular apunta que una gran parte de la actividad agraria ha estado vinculada a cultivos de subsistencia, para el auto consumo, hasta que con el paso del tiempo "los cultivos de exportación han ido adquiriendo preeminencia", haciendo especial hincapié en que "la economía de un territorio posee mayor fortaleza cuanto más diversificada está", por eso la actividad agraria en La Palma "va a seguir teniendo un papel destacado para nuestro desarrollo. Garantizar que una parte importante de la alimentación de la Isla sea de producción propia tiene que ser un objetivo irrenunciable". Por este motivo, "difícilmente este objetivo se puede conseguir si seguimos perdiendo suelo agrícola al ritmo que se está ocasionando actualmente, sin tener en cuenta que ese suelo puede ser necesario en el futuro".

El consejero popular reclama tanto del grupo de gobierno, formado por Coalición Canaria, como del Partido Socialista, en la oposición, que apoyen su propuesta "creando, como primera medida, un estudio del suelo agrícola que se ha perdido y del que está en riesgo de desaparecer por la expansión de los pinares".