Santa Cruz de Tenerife
ITALIA

Berlusconi asegura que el Constitucional "no ha demolido" su escudo judicial

Roma, EFE
14/ene/11 8:42 AM
eldia.es
Silvio Berlusconi./EFE

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, aseguró hoy que la invalidación parcial dictada ayer por el Tribunal Constitucional sobre la ley del legítimo impedimento "no ha demolido" la norma a la que, hasta ahora, se había acogido para no acudir a los juicios que tiene pendientes.

En unas declaraciones al programa de televisión "Mattino Cinque", que se emite en una de las emisoras de su propiedad, Canale 5, el jefe del Gobierno afirmó además que no se esperaba otro veredicto por parte del Constitucional, que ya en octubre de 2009 derogó su ley de inmunidad judicial, el llamado "Laudo Alfano".

"Tengo que decir que no me esperaba nada distinto. Recuerdo que el legítimo impedimento no lo pedí yo. La sentencia no ha demolido la estructura de la ley. Ha reconocido que el legítimo impedimento es justo y necesario para quien desempeña actividades de Gobierno", indicó Berlusconi.

"En este caso se ha indicado, por ejemplo, que presidir el Consejo de Ministros es un impedimento legítimo. La sentencia ha mejorado la situación precedente", agregó el mandatario.

El primer ministro italiano reconoció, sin embargo, que "no será tan fácil" para sus abogados obtener un "comportamiento benévolo" por parte de los jueces para que se pueda acoger a este escudo judicial, ya que, según él, existe una "persecución política por parte de los magistrados de izquierda".

Este jueves, el Constitucional invalidó algunos de los puntos clave de la ley del legítimo impedimento, a la que Berlusconi se había acogido en reiteradas ocasiones para no acudir a declarar a los tribunales desde que la norma fuera aprobada en los primeros meses del año pasado.

El Alto Tribunal dictó un fallo que, esencialmente, deja en manos de los jueces el evaluar en cada caso si existe o no un legítimo impedimento por motivos de agenda oficial de sus cargos que justifique la ausencia del mandatario y de sus ministros en las vistas de los juicios.

Con ello se pone fin al automatismo que contemplaba la norma con el que los jueces debían aceptar el alegato de legítimo impedimento siempre que el compromiso estuviera relacionado con las funciones del Gobierno y se abre la puerta a que se reanuden los dos juicios contra Berlusconi, así como la audiencia preliminar en la que se debe decidir si se le envía a un tercer juicio (caso Mediatrade).

"Son procesos absolutamente inventados, ridículos, grotescos. Yo he asegurado ante todos que estos hechos no existen. No hay hechos que puedan hacer posible una condena", dijo Berlusconi en su intervención en "Mattino Cinque", donde se mostró de nuevo dispuesto a acudir a la televisión para dar explicaciones.

"Ha habido muchísimos procesos en los que mis abogados han tenido que trabajar y en los que yo he sido absuelto", comentó el jefe del Gobierno.

Berlusconi aseguró además que la decisión del Tribunal Constitucional no tendrá consecuencias sobre la estabilidad de su Gobierno y descartó que ésta vaya a desencadenar la convocatoria de unas elecciones anticipadas, porque es algo que, según él, Italia no necesita.

El primer ministro se mostró además partidario del sí en el referéndum que concluye hoy en la planta del grupo automovilístico Fiat de Mirafiori, en Turín (norte de Italia), sobre el acuerdo entre la empresa y los sindicatos acerca de un nuevo convenio, determinante para la supervivencia de la fábrica.