Santa Cruz de Tenerife
TUNEZ / DATOS BASICOS

Datos Básicos de Túnez: evolución política y socioeconómica

Túnez, EFE
14/ene/11 19:33 PM
eldia.es

SITUACIÓN: La República de Túnez está situada en la zona septentrional del continente africano. Limita al norte con el mar Mediterráneo, al este con Libia y al oeste con Argelia.

SUPERFICIE: 164.150 kilómetros cuadrados, divididos administrativamente en 23 gobernaciones regionales y 199 distritos.

POBLACIÓN: 10.330.000 (2008).

CAPITAL: Túnez.

IDIOMA: árabe (oficial); francés y bereber.

RELIGIÓN: El Islá es la religión oficial del Estado y de la casi totalidad de la población. Católicos (3%), judíos (unos 20.000) y pequeños grupos de protestantes y ortodoxos.

TASA DE ALFABETIZACIÓN: Hombres 83,4%. Mujeres 65,3% (2007).

GRUPOS ÉTNICOS: La población es esencialmente árabe. La población autóctona, los bereberes, apenas constituyen el 1% del total y la mayoría habita en el sur. El tercer grupo étnico lo constituyen los arabo-bereberes y entre las minorías destacan los israelíes y los europeos, franceses e italianos, principalmente.

SISTEMA DE GOBIERNO: República presidencialista y laica. Según la Constitución vigente de 1959 (enmendada el 12 de julio de 1988) ejercen el poder ejecutivo el presidente (elegido por voto popular cada cinco años), el primer ministro y el gabinete. Zine-al Abidine Ben Alí, ocupó el cargo desde 1987. El primer ministro es Mohamed Ganuchi. El poder legislativo está representado por la Asamblea Nacional, compuesta por 163 miembros elegidos por sufragio universal cada cinco años, aunque 19 escaños se distribuyen de forma proporcional entre aquellos partidos que no logren uno de los 144 restantes.

PARTIDOS POLÍTICOS: Agrupación Constitucional Democrática (ACD); Movimiento de Demócratas Socialistas (MDS); Unión Demodrática Unionista (UDU); Partido de la Unidad Popular (PUP); Partido Social Liberal (PSL); Agrupación Socialista Democrática (RSP), Harakat Ettajdid (antiguo partido comunista); Hizb al-Nahda (Renacimiento - partido fundamentalista no reconocido oficialmente) FUERZAS ARMADAS: 35.500 hombres: 27.000 en el Ejército de Tierra, 4.500 en la Armada y 3.500 en el Ejército del Aire.

ECONOMÍA:

MONEDA: Dinar de Túnez.

PIB: 40.180 millones de dólares (2008)

RENTA PER CÁPITA: 7.070 dólares (2008).

TASA DE INFLACIÓN: 5% (2008).

TASA DE PARO: 14,20 (2009).

IMPORTACIONES: 17.958 millones de dólares (2007).

EXPORTACIONES: 15.124 millones de dólares (2007).

Túnez es actualmente el país más estable y con mejores resultados económicos en el norte de África, según los círculos financieros internacionales. Las buenas perspectivas económicas se deben entre otros factores al flujo de inversiones, el turismo y la producción de aceituna y de cereales.

HISTORIA: En el año 814 AC, los fenicios fundan la ciudad de Cartago, que es conquistada por Roma en la última guerra Púnica (149-146 a. C.). En el año 439 cae en manos de los vándalos germánicos de Genserico, en el 533 es conquistada por Belisario para Bizancio y en el 647 es invadida por los árabes.

En 1148 es ocupada por los normandos y en el siglo XIII por los almohades. En 1535, las tropas españolas de Carlos V invaden Túnez. En 1574 los otomanos expulsan a los españoles.

En 1881 Francia controla el país y en 1883 lo convierte en protectorado.

Túnez obtuvo la independencia de Francia en 1956. Al año siguiente, Habid Burguiba, dirigente del Partido Socialista Desturiano, proclama la República y ocupa la presidencia del país.

En 1975, tras el triunfo total del Partido Socialista Desturiano en las elecciones de 1974, la Asamblea Nacional otorgó a Burguiba la presidencia vitalicia de la nación. Burguiba fue destituido en 1987, mediante un golpe de Estado dirigido por el entonces primer ministro Zine el Abidine Ben Alí, quien ascendió a la Presidencia.

EVOLUCIÓN POLÍTICA

A principios de 1987, el arresto y después detención de Rachid Ganuchi, dirigente del Movimiento de la Tendencia Islámica, MTI, y de otros 237 miembros de esta formación, provocó una oleada de manifestaciones en Túnez que fue contestada con una fuerte represión gubernamental.

El resultado de aquellos violentos enfrentamientos entre jóvenes islamistas y las fuerzas del orden acabó con la destitución del primer ministro, Rachid Sfar, y el nombramiento en su lugar de Zine el Abidine Ben Alí, quien en noviembre llevaría a cabo un "golpe desde dentro", con el que destituyó a Habib Burguiba por razones de edad y ascendió a la presidencia del país.

Tras las elecciones de enero de 1988, primeras legislativas desde la destitución de Burguiba, el Partido Socialista Desturiano (PSD) continuó en el poder y a finales de julio de ese año, pasó a denominarse Agrupación, Constitucional Democrática (ACD). Al mismo tiempo se aprobó un proyecto de ley para la reforma de la Constitución que suprimía, entre otras cosas, la presidencia vitalicia instaurada por Burguiba en 1975.

En las elecciones de 1989 el gubernamental ACD logró el 80,48% de los votos mientras que el movimiento En-Nahda fue la segunda fuerza más votada con el 13% de los sufragios, aunque no logró un solo escaño.

Años después, en 1992, la ley de asociaciones proscribió las formaciones político-religiosas y se disolvió el partido En-Nahda, cuya represión se inició en 1991 y concluyó en 1992 con un proceso contra 279 de sus dirigentes, muchos de los cuales fueron condenados a cadena perpetua.

El presidente Ben Alí y el gubernamental ACD, lograron la mayoría absoluta en las elecciones presidenciales y legislativas del 20 de marzo de 1994 a las que se presentó como candidato único, y también en las municipales del 21 de mayo de 1995.

En 1997, Ben Alí reestructuró dos veces su gabinete que afectó a importantes carteras como Exteriores e Interior.

En octubre de 1999 se celebraron elecciones presidenciales y legislativas en las que Ben Alí renovó su mandato con el 99,4% de los votos. En cuanto a las legislativas el gubernamental ACD consiguió 148 escaños, mientras que los partidos de la oposición se repartieron el resto de los 34 escaños.

En noviembre de ese año, Mohamed Ganuchi, hasta entonces ministro de Cooperación Internacional y de Inversiones Extranjeras fue nombrado primer ministro en sustitución de Hamed Karui.

El 3 de abril de 2002, el Parlamento adoptó por mayoría el proyecto de ley sobre la reforma de la Constitución, presentado por Ben Alí, que permitía ampliar el número de mandatos del jefe de Estado y que finalmente fue refrendado en mayo por el 99,5% de los votantes.

En agosto de 2003 se produjo una remodelación parcial del Gobierno que afectó a varias carteras y un año después, en octubre de 2004, se celebraron elecciones presidenciales que volvió a ganar Ben Alí con el 94,48% de los sufragios y que no estuvieron exentas de polémica al retirarse varios candidatos de la oposición.

En cuanto a las legislativas el partido de Ben Ali obtuvo 152 representantes en el nuevo Parlamento y la oposición 37 reservados por decreto presidencial para permitir su representación parlamentaria.

En los comicios municipales de mayo de 2005 se impuso el ACD con el 94% de los puestos de consejeros.

Los comicios presidenciales de octubre de 2009 volvieron a otorgar la victoria a Ben Alí, con el 89,62% de los votos.

Un año después, entre diciembre de 2010 y enero de 2011 diversas ciudades tunecinas fueron escenario de violentos disturbios (los más graves desde la independencia) entre manifestantes, en protesta por el aumento del paro y mejoras sociales, y las fuerzas del orden que provocaron según las organizaciones de derechos humanos más de 60 muertos.

Los enfrentamientos, sin precedentes en la historia del país, se iniciaron en diciembre, tras la muerte de un joven que se prendió fuego a lo bonzo en Sidi Bou Said en protesta por lo que consideraba "abusos administrativos" que le impedían la venta de productos agrícolas. Las manifestaciones, que se prolongaron varios días y desembocaron en el establecimiento del estado de excepción, provocaron el 14 de enero de 2011 la salida de Ben Alí del país y su sustitución interina en la presidencia por parte del Primer ministro, Mohamed Ganuchi, al tiempo que el Ejército tomó los principales puntos estratégicos de Túnez en el marco del Estado de Emergencia en que se encuentra el país.