Santa Cruz de Tenerife
CES / BARÓMETRO

Los canarios rechazan unánimemente, en un 90,2%, subir la edad de jubilación

Las Palmas de Gran Canaria, EFE
14/ene/11 14:37 PM
eldia.es

Los canarios rechazan de forma casi unánime el retraso de la edad de jubilación que planea el Gobierno español, según se desprende de la segunda oleada del Barómetro de Opinión Pública de 2010 de las islas, en el que se mostró contra esa medida el 90,2 por ciento de los encuestados.

Frente a ellos, sólo un 8,2% de los consultados a través de 3.169 encuestas realizadas el pasado noviembre por encargo del Consejo Económico y Social de Canarias (CES) para elaborar el barómetro se pronunció a favor de ese alargamiento de la vida laboral.

El sondeo revela, además, que más de la mitad de la población de las islas, el 62,7 por ciento, manifestó "un desconocimiento absoluto" de la reforma laboral promovida por el Ejecutivo estatal, según subrayó al presentar sus resultados el secretario general del CES, Carlos de Valcárcel, que dijo que éste es "un dato llamativo".

En todo caso, entre los que afirmaron saber de la reforma fueron mayoritarios los que expresaron su desacuerdo con la medida, "un 75 por ciento largo", frente a sólo un 16,9 por ciento de encuestados que la respaldó.

De hecho, al preguntarle a los canarios qué aspectos de la reforma laboral conocían, sólo dijeron saber mayoritariamente, en un 59,8% de los casos, que permitiría abaratar el despido, una meta a la que los isleños consideran que está "básicamente destinada" la medida.

En cuanto al apartado de preguntas referidas a la percepción de la situación económica y social, Fernando Redondo, el presidente del CES, quiso subrayar que las respuestas revelan que el 2010 "ha sido un año muy duro" en el Archipiélago, en la medida en que "tres de cada cuatro canarios ha dicho verse afectado por la crisis".

Hasta el punto, según precisó, de que el 45,9% de los consultados con empleo se declaró dispuesto a renunciar a subidas salariales para conservar su puesto de trabajo actual.

Redondo recalcó, por contra, que ni siquiera la crisis ha cambiado la tendencia de los isleños en paro a no querer dejar su lugar de residencia aunque mudarse les permitiera conseguir empleo.

Así, sólo el 6,6% de los encuestados dijo estar dispuesto a trasladarse fuera de Canarias para obtener un trabajo, y la proporción fue aún mayor cuando se preguntó por si se mudarían por un empleo de una isla de su propia Comunidad Autónoma a otra, sólo del 3,2%.