Santa Cruz de Tenerife

¡Dos horas sin luz, otra vez!

Un posible cortocircuito en un interruptor de la central de Las Caletillas provocó ayer la interrupción del suministro eléctrico durante dos horas en el Valle de Güímar, el área metropolitana y el Norte, afectando a 195.000 abonados.
J.A.M./N.V., S/C de Tenerife
5/ago/10 7:51 AM
Edición impresa

A las 9:15 horas de la mañana de ayer se produjo un apagón parcial en la isla de Tenerife debido a una explosión registrada en la central térmica que Endesa tiene en Las Caletillas (Candelaria), lo que motivó la caída del sistema eléctrico. Poco más de dos horas después, a las 11:30 horas, quedó restablecido el suministro en su totalidad, tras afectar, principalmente, a los municipios de Santa Cruz de Tenerife, La Laguna y la franja Norte comprendida entre Tacoronte e Icod de los Vinos, aunque también se vieron perjudicadas, pero de forma puntual, zonas de Candelaria, Güímar y Arafo, en el Sureste de la Isla.

En torno a 195.000 abonados (el 40%) con que cuenta Endesa en Tenerife se vieron afectados por, al parecer (la causa del incidente se determinará en los próximos días), un cortocircuito registrado en un interruptor de la central eléctrica de Caletillas al que llega una línea de 66.000 voltios, según la información facilitada por la compañía. Endesa confirmó que ese hecho produjo la explosión que oyeron vecinos del entorno de la instalación, quienes han confirmado la emisión de una gran cantidad de humo de forma inmediata y mostraron su preocupación a través de comunicaciones telefónicas con el Ayuntamiento de Candelaria.

El restablecimiento del servicio pudo comenzar unos 45 minutos después porque el enlace entre las centrales de Caletillas y Granadilla de Abona quedó interrumpido "para evitar arrastrar a la del Sur, lo que hubiera dejado a toda la Isla sin luz, pero mermó el abastecimiento hacia el área metropolitana". Una vez restituida esa comunicación entre ambas instalaciones fue cuando comenzó la puesta en funcionamiento del servicio, "medida que se vio favorecida porque en Granadilla contamos con 150 megavatios más desde que hace un mes comenzaron a operar las dos nuevas turbinas de ciclo combinado".

Cuarta incidencia

El apagón que afectó ayer al 40% de los abonados con que cuenta Endesa en Tenerife es el cuarto incidente de relevancia que se produce en la Isla en este servicio durante los últimos cinco años. Los tres anteriores fueron lo que técnicamente se conoce como "cero energético", es decir, el desabastecimiento completo de energía a toda la población.

El 28 de noviembre de 2005 fue el primero, atribuible a las graves consecuencias que tuvo el paso de la tormenta "Delta"; el 26 de marzo de 2009 un rayo impactó en la línea de 66 kilovatios entre Güímar y Arico, y el 18 de febrero pasado una filtración de agua de lluvia durante el segundo temporal que registró Canarias en dicho mes provocó un cortocircuito en la central de Caletillas.

La reposición del suministro comenzó en torno a las 10:00 horas en zonas de Icod de los Vinos, mientras que a las 10:20 horas quedó restablecido en la mayor parte de Santa Cruz de Tenerife y zonas de La Laguna. A esa hora toda la red de alta tensión de la Isla disponía de energía eléctrica, con lo que faltaba por empezar a reponer las líneas de media y baja tensión siguiendo, como durante todo el operativo, las indicaciones de Red Eléctrica de España. En la capital, a las 10:45 horas faltaba por reponer San Andrés y Anaga y áreas de La Cuesta, reposición que continuó de forma paulatina y escalonada completándose el restablecimiento en torno a las 11:30 horas.

La práctica totalidad de los municipios del Norte de Tenerife se vio afectada ayer por el corte de energía eléctrica, que se inició sobre las 9:15 horas y que durante casi dos horas paralizó la actividad económica y administrativa, especialmente en aquellos establecimientos e instituciones desprovistos de sistemas alternativos de suministro o motores electrógenos. La duración de la incidencia fue desigual en cada municipio. Si bien en Icod de los Vinos el servicio se restableció a las 10:30 horas, en el Puerto de la Cruz la normalidad regresaba sobre las 10:45 horas y en La Orotava, sobre las 11:00 horas.

En el curso de la incidencia, acciones de la vida cotidiana como hacer la comida, ducharse con agua caliente, utilizar el ascensor, ver la televisión, hacer uso de ordenadores o efectuar operaciones bancarias en cajeros automáticos quedaron suspendidas. Asimismo, se vio alterado el tráfico en los cascos de los municipios dotados de semáforos, como el Puerto de la Cruz, La Orotava e Icod de los Vinos, sin que hubiera mayores consecuencias, salvo que se tuvo que recurrir a los agentes para la regulación del tráfico en los puntos de mayor afluencia.

En una rueda de prensa ofrecida ayer por los directores de los tres hoteles catalogados por el touroperador turístico alemán TUI como los cien mejores del mundo se restó importancia a este tipo de incidencias, por considerar que gran parte de los establecimientos hoteleros dispone de sistemas electrógenos o equipos alternativos para hacer frente a cualquier emergencia. Indicaron que los turistas o clientes no suelen quejarse o prestar atención a este tipo de incidencias.

Reconvertir la central

La compañía Endesa considera que la solución al estado de la generación de energía en la Isla pasa por disponer de una central más moderna y que ofrezca mayores garantías que la existente en Caletillas. Eso sí, el emplazamiento de la misma debe ser la zona más próxima al área de mayor consumo energético (Santa Cruz y La Laguna), es decir, en el entorno de la actual.

En cualquier caso, Endesa asegura que en las instalaciones de Caletillas "no se ha hecho nada más porque no nos dan licencia para hacerlo", medida que las autoridades adoptan en base a la Ley de Directrices, que contempla el desmantelamiento de la central de Candelaria.

Teniendo en cuenta el deterioro que experimenta y que los grupos con que cuenta están quedando fuera de servicio, la empresa manifiesta la necesidad de contar con un equipamiento más moderno en dicha central. De hecho, Endesa asegura haber propuesto al Ayuntamiento de la Villa Mariana la reconversión de dichas instalaciones en una central de ciclo combinado, "pero aún no hemos obtenido una respuesta por parte de la Administración municipal".

Definido lo ocurrido ayer como "un incidente" cuya repetición no es descartable, fuentes de la empresa eléctrica indican que las soluciones "se ciñen a lo acordado en los encuentros que mantuvieron hace varios meses con el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, tanto los representantes de Endesa como de Red Eléctrica de España". En ese sentido, inciden en el planteamiento de construir otra central "no debiendo movernos del entorno en el que estamos".