Santa Cruz de Tenerife

El director tinerfeño Javier Fernández Caldas vuelve al cine

El realizador de "El último latido" y "Frágil" vuelve después de cinco años para dirigir a Silvia Marsó en el cortometraje "La criada". Actores canarios como Alejandro Bodeau, Paola Bontempi o Luisa del Hoyo completan el reparto.
EL DÍA, S/C de Tfe.
15/jul/10 7:48 AM
Edición impresa

Hacía ya cinco años que uno de los directores más reputados de los que surgieron en Canarias en los años 90 no trabajaba en el cine. Ahora, Javier Fernández Caldas ha vuelto al medio en el que cosechó sus primeros éxitos dirigiendo "La criada", un cortometraje protagonizado por la actriz catalana Silvia Marsó y los canarios Alejandro Bodeau, Paola Bontempi, Luisa del Hoyo, Miguel Ángel Blanco, Naomí María Cabrera Pulido, Teresa Steemans Hernández y Ayoze Espino Herrera.

"La criada" es una producción de Guillermo Carnero Rosell y de Javier Fernández Caldas, quien, además de dirigir y encargarse del montaje, también ha escrito el guión de esta tragicomedia.

El filme, una reflexión sobre la soledad, cuenta la agridulce historia de Maruca (Silvia Marsó), una mujer de mediana edad que ha vivido la mayor parte de su existencia aislada en una antigua mansión de La Orotava. En la casa, los días son largos y aburridos, mientras Maruca pasa la mitad del tiempo limpiando y, la otra mitad, en su refugio, donde ahoga sus penas con la música de su ídolo, Raphael, y algún que otro chupito de anís El Mono. Un día, un hecho inesperado la obligará a salir al exterior y a buscar su lugar en el mundo, pero éste no es como ella esperaba.

"La criada", que se ha rodado en formato CinemaScope, ha utilizado diferentes localizaciones de la isla de Tenerife. Entre ellas, La Laguna, Punta del Hidalgo, La Orotava, monte de La Esperanza y Playa de las Américas. La producción ha contado con el patrocinio de Canarias Cultura en Red del Gobierno de Canarias, del Área de Cultura del Cabildo de Tenerife y de los ayuntamientos de La Laguna y El Rosario.

La dirección de producción es de Juan de Artaza, Fernando Fernández, colaborador de Julio Médem o Ramón Salazar, se ha encargado de la fotografía; Raúl Capote ("El último latido", "Frágil") ha compuesto una banda sonora tan sutil como emotiva; Christian Johansen es el responsable del sonido y el diseñador Leo Martínez lo es del vestuario.

Por su parte, Javier Fernández Caldas no había vuelto a trabajar para el cine desde que rodara en 2005 el cortometraje "Olor a café". El tinerfeño, licenciado en la rama de Imagen y Sonido en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid y diplomado en Dirección de Cine por la Escuela Tai (Madrid), debutó en 1993 con el celebrado "El último latido", que obtuvo diversos premios. A partir de entonces, "Frágil", "La isla del Infierno" o "La noche del crimen" han sido algunos de los títulos más galardonados del director canario.