Santa Cruz de Tenerife
INTEGRACIÓN

Los Realejos contará con la primera casa de la discapacidad de Tenerife

Este centro, cuya construcción costará un millón de euros y tardará ocho meses, ofrecerá formación, información y ocio a las 4.000 personas con algún tipo de discapacidad que residen en el municipio realejero. Contará con aulas, piscina de hidroterapia, ludoteca, cafetería y espacios para fisioterapia y rehabilitación.
R.S., Los Realejos
8/jul/10 7:48 AM
Edición impresa

Los Realejos contará en 2011 con la primera casa de la integración para personas con discapacidad de la isla de Tenerife. Ayer se presentó el comienzo de unas obras que costarán un millón de euros, con cargo al segundo Plan E, y que permitirán levantar un centro polivalente que ofrecerá formación, información y ocio a los 4.000 realejeros que sufren algún tipo de discapacidad física, intelectual o sensorial.

La futura Casa de la Integración se levantará en una parcela municipal de 1.000 metros cuadrados en la calle Piloto, junto al Mercado Municipal, la piscina y el centro de salud. Contará con dos plantas sin barreras arquitectónicas donde se habilitarán una gran sala polivalente para actividades como psicomotricidad, musicoterapia o talleres ocupacionales; cafetería; ludoteca; piscina de hidroterapia; área administrativa; aulas para actividades diversas; dos aulas de informática con equipos adaptados; despachos para terapias individuales, atención social, psicológica o laboral, o baños y vestuarios sin barreras.

El alcalde, Oswaldo Amaro (CC), remarcó ayer que esta actuación es uno de los principales objetivos de su gobierno para el presente mandato y una de sus prioridades en Fondo Estatal para la Sostenibilidad y el Empleo 2010.

El edil de Servicios Sociales, José Vicente Díaz (CC), subrayó que este centro tendrá un ámbito eminentemente municipal, aunque estará abierto para organizar actividades comarcales o dar servicio a algunos vecinos de otras localidades cercanas.

"Nuestra idea es que la Casa de la Integración sirva de ejemplo para otros municipios. Queremos que la idea se copie, que aparte de los centros especializados en atención de diferentes tipos de discapacidades, se creen más espacios genéricos de este tipo", indicó Díaz.

Los trabajos de construcción de este centro tienen un plazo de ejecución de ocho meses y medio, por lo que deberían terminarse entre marzo y abril de 2011.

El edil realejero destacó que no existe ningún centro de estas características en la Isla.