Santa Cruz de Tenerife

La Vega, el lugar más vulnerable de Aguere ante un posible incendio

El concejal de Medio Ambiente, Plácido Mejías, destaca que la zona es muy vulnerable por tener solares y terrenos con rastrojos, maleza y cañaverales muy cerca de viviendas que estarían en peligro en caso de producirse un conato.
D. BARBUZANO, La Laguna
8/jul/10 7:48 AM
Edición impresa

El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de La Laguna, Plácido Mejías, ha informado de que La Vega es la zona más peligrosa del municipio en caso de producirse un incendio, ya que sus solares y terrenos llenos de rastrojos, maleza y cañaverales propiciarían la expansión del fuego. Advirtió que el que no limpie sus propiedades de rastrojos o encienda fuegos sin permiso será objeto de elevadas sanciones.

La zona más sensible, como apuntó el concejal y pudo comprobar este periódico, es la subida a la Mesa Mota, ya que hay terrenos con mucha maleza y muy próximos no sólo a casas sino a viviendas construidas en madera, por lo que se trata de lugar con un alto potencial de peligro de incendio.

Plácido Mejías informó de que en los dos últimos años, es decir, 2008 y 2009, hubo un número considerado de conatos en La Vega.

Como zonas de riesgo y propicias para producirse un incendio, el concejal citó la Mesa Mota, San Diego, Pozo Cabildo, La Rúa, El Ortigal, Los Baldíos, Guamasa, Las Gavias y Camino del Tornero, donde siempre suele haber espacios con maleza.

Plácido Mejías dijo que le habían informado de que este verano se caracterizará por elevadas temperaturas, y que por ello advertía a la población la obligación que tiene de mantener sus solares y zonas de cultivo bien limpias según dispone la ley y la correspondiente ordenanza municipal.

Lo primero que recomendó el concejal es que en las zonas urbanas los propietarios de solares y fincas deben limpiarlos, sobre todo aquellas colindantes a viviendas, urbanizaciones e instalaciones potencialmente peligrosas como gasolineras o naves industriales.

Mejías también se dirigió a los dueños de fincas rústicas que no estén limpias para que saquen de ellas toda clase de rastrojos, afirmando que los esfuerzos deben centrarse en aquellas propiedades próximas a viviendas, barrancos y espacios naturales como los de monte.

El concejal advirtió a la población que queda totalmente prohibido hacer fuego en las fincas para quemar rastrojos y restos de podas o la celebración de fiestas que conlleven el encendido de fuego, como barbacoas.

El ayuntamiento, según el concejal, pidió a todos los barrios que organicen fiestas que se ciñan estrictamente a la legislación a la hora de quemar fuegos artificiales y que lo hagan sólo si disponen del correspondiente permiso y que los mismos sean controlados por personal especializado.

Mejías dijo que "espero que los excursionistas que transitan los montes sean sensibles con el medio ambiente y que no duden en comunicar al ayuntamiento cualquier situación anómala que vean por parte de ciudadanos que puedan provocar un incendio", concluyó.