Santa Cruz de Tenerife

Canarias exige medidas educativas para reforzar la nueva Ley Antitabaco

Los representantes de la Consejería de Sanidad no valoran el nuevo texto de la Ley Antitabaco porque aseguran que el Ministerio no se lo ha facilitado. El director de Salud Pública cree que la legislación de 2005 "ha agotado su ciclo" y que hace falta una norma "más ambiciosa" para avanzar en la lucha contra el tabaco.
L.C., S/C de Tenerife
19/may/10 7:46 AM
Edición impresa

"No es una cuestión solamente de leyes". Enrique Torres, director general de Salud Pública de Canarias, aseguró ayer que la elaboración de una nueva norma para luchar contra el tabaquismo puede ser positiva, pero no es suficiente.

En opinión de Torres, son necesarias también "acciones y programas de prevención", como los que lleva a cabo Canarias entre los más jóvenes (el programa "Clase sin humo y de Intervención sobre el Tabaquismo en Enseñanza Secundaria, conocido como ITES), a los que se añaden otros "deportivos" o "dirigidos a la deshabituación de profesionales sanitarios".

Así, el director de Salud Pública aprovechó para recordar que gracias al ITES el porcentaje de fumadores de 14 a 18 años bajó del 27% al 12,2% y, que, en el caso de las chicas, se había caído al 9,3%.

No obstante, aseguró que la actual Ley Antitabaco, que data de 2005, "ha agotado su ciclo", y que todas las comunidades autónomas han "demandando" una norma "más ambiciosa". Ni la consejera de Sanidad ni el director general de Salud Pública entraron a valorar la nueva norma porque, aseguraron, el Ministerio de Sanidad aún no les ha facilitado el texto.

La Consejería de Sanidad presentó ayer, en rueda de prensa, las actividades para conmemorar el Día Mundial sin Tabaco, que se celebra el 30 de mayo.

El lema mundial de este año es "Cada día, un día mundial sin tabaco" y el de la XI Semana canaria Sin Humo es "¡Ponle fecha, juntos podemos!", en alusión a la necesidad de señalar un día para dejar el tabaco.

En este sentido, María Teresa Marco, de la Sociedad Canaria de Medicina Familiar y Comunitaria (SoCaFYC), recordó que "todos los centros de salud" participan en esta semana sin humo, y que en toda España son 2.500 ambulatorios y más de 20.000 sanitarios.

También incidió en que el centro de salud es donde se ayuda a aquellos que quieran dejar de fumar. Marco también ofreció algunos datos de una encuesta realizada por la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria a 2.935 personas entre marzo, abril y mayo de este año.

Locales y clientes

Según esta encuesta, el 33% de los españoles acudiría más a los locales de ocio si en ellos no se pudiera fumar y un 16% aseguró que iría menos.

"El 72% de los no fumadores dice encontrar dificultades para encontrar bares o restaurantes libres de humo", dijo Marco.

Además, uno de cada cuatro no fumadores opina que en los locales de más de 100 metros no se ha hecho correctamente la separación entre espacios con y sin humo.

Respecto a los que han dejado de fumar, los resultados de la encuesta muestran que el 34% acudió al médico de familia para lograrlo y el 85% se ayudó con fármacos, apoyo psicológico u otros tratamientos.

Respecto a la situación mundial, Torres alertó contra el aumento espectacular de la adicción al tabaco entre las mujeres. "El 20% de los fumadores son mujeres" y las empresas tabacaleras están lanzando "campañas publicitarias dirigidas a las mujeres de países emergentes". El motivo es que "la necesidad de emancipación" de estas mujeres les hace adoptar el tabaquismo "repitiendo roles que hace 50 años" se produjeron también en nuestra sociedad.

De hecho, se calcula que en los próximos años en el mundo cerca del 70% de las chicas será fumadora respecto al 20% de los chicos de la misma edad, apostilló.

Este Día Mundial sin Humo toma así unos tintes de género, para tratar evitar que las mujeres jóvenes de todo el mundo sigan cayendo en la trampa del tabaco, que es la primera causa de muerte evitable del mundo.